Los nuevos retos del sindicalismo - deGerencia.com
NOTICIA

Los nuevos retos del sindicalismo

Históricamente, los sindicatos han sido instrumentos de la lucha permanente de clases; los movimientos laborales fueron siempre parte de los mayores avances en la creación de condiciones de vida más justas, la defensa de los intereses, su desarrollo productivo y el respeto a la dignidad de los trabajadores.

La vida laboral se transforma a un ritmo devastador; los procesos se automatizan; las estructuras y las jerarquías se vuelven más horizontales; las organizaciones se actualizan permanentemente; las empresas buscan generar por sí mismas condiciones más sanas y mejores ambientes internos.

Vivimos en una época digitalizada, con una economía global voraz, competitiva, agresiva e implacable; los trabajadores están cambiando también; han desarrollado un sentido individualista y más independiente; cada vez hay un mayor numero de trabajadores que se consideran autónomos y más afines, leales y cercanos a su empresa que a su sindicato.

ADVERTISING

ADVERTISING

En la era de la información, las empresas son descentralizadas; representan economías de escala integradas; cadenas de suministro y logística internacionales; comunicación interna global, equipos multiculturales; procesos industriales automatizados; digitalización; turno extendidos; trabajo a distancia; mercados internacionales y competencia diversificada.

A este contexto se suman los diversos problemas de la actualidad como el stress, la deserción laboral; violencia y la necesidad cada vez mayor de armonización entre la vida personal y la productiva.

De manera particular, los trabajadores jóvenes y las mujeres están redefiniendo la vida de los sindicatos; su percepción es muy distinta a sus predecesores, sus objetivos laborales están migrando y ahora incluyen una perspectiva muy diferente.

A los jóvenes de hoy les interesa su dinamismo; son menos leales, quieren migrar, crecer, desarrollarse, demandan capacitación constante y su agenda requiere condiciones de vida con menos arraigos…



  • Ver original en Forbes Mexico
  • Publicado el jueves febrero 20, 2020


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.