Los impulsos y errores más comunes a la hora de invertir, según la CNMV - deGerencia.com
NOTICIA

Los impulsos y errores más comunes a la hora de invertir, según la CNMV

El ser humano sabe lo que quiere, utiliza la información disponible de una manera dirigida a conseguir sus objetivos y comprende perfectamente los riesgos y beneficios de sus decisiones financieras. Es lo que indican, sobre el papel, las premisas de la teoría de la economía clásica. La experiencia y los estudios sobre el funcionamiento del cerebro indican, por el contrario, que dichas premisas no se cumplen siempre, ni en la vida diaria ni a la hora de invertir. Por ello, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha publicado una guía sobre psicología de la inversión en la que cuenta cómo evitar dejarse llevar por el lado no racional a la hora de acudir a los mercados.

En su documento, la CNMV explica que a modo de complemento de la teoría clásica, la corriente de la economía conductual pone de relieve que los sujetos no son seres plenamente racionales y que esa racionalidad limitada afecta al comportamiento de los mercados. A grandes rasgos, según esta teoría, el ser humano desconoce a menudo lo que quiere, el marco social influye en sus decisiones y las emociones junto con la intuición juegan un papel fundamental a la hora de elegir entre diversas opciones.

En su obra Thinking, Fast and Slow, el Premio Nobel de Economía de 2002 Daniel Kahneman distingue entre dos “sistemas” de pensamiento que ayudan a explicar porque no siempre el ser humano es todo lo racional que podría ser. El primer sistema es el de la toma de decisiones rápidas. En este “modo de pensar” se actúa de manera automática, con poco o ningún esfuerzo y sin sensación de control voluntario. En el segundo sistema, se encuadran aquellas actividades mentales que requieren esfuerzo.

Ambos sistemas de pensamiento están siempre activos e interactuando entre sí. El sistema del pensamiento rápido siempre es el primero en intervenir y manda señales al sistema segundo en forma de intuiciones, impresiones e intenciones. Si consiguen la aprobación del pensamiento lento, entonces se convierten en creencias, el paso previo a las acciones voluntarias. “Solo cuando el Sistema 1 encuentra alguna dificultad, recurre al Sistema 2 para que sugiera un procedimiento más detallado y preciso que pueda resolver el problema”, detalla la CNMV…



  • Ver original en Cinco Dias
  • Publicado el jueves octubre 24, 2019


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.