Las reuniones de trabajo más innovadoras - deGerencia.com
NOTICIA

Las reuniones de trabajo más innovadoras

La tecnología tiene el potencial de mejorar la productividad de las personas en muchos campos distintos. Uno de ellos son las reuniones de trabajo. En la empresa, la transformación digital ha ido provocando cambios en los sistemas, los procesos, la forma de abordar las tareas y también la de comunicarnos.

Hoy día empieza una nueva fase evolutiva en este viaje, en la que la inteligencia artificial, la realidad virtual, el procesamiento del lenguaje y el aprendizaje automático mejorarán drásticamente la productividad de las reuniones.

Las nuevas soluciones, para ser efectivas, deberán basar su desarrollo en la observación y aplicación de las costumbres humanas. Para ello, los especialistas que creen el software tendrán que entender cómo los humanos aprenden, trabajan, se comunican y colaboran.

Reuniones de trabajo: de lo virtual a lo ideal

En pleno auge del teletrabajo y con cada vez más empresas poniendo en marcha políticas de flexibilidad, parece que pensar en reuniones de trabajo virtuales, con personas conectadas a pesar de la distancia geográfica es un hito importante.

Es cierto que no hace mucho que existe la posibilidad de escoger entre trabajar en el ámbito físico o digital, pero puede irse más allá de lo que permite una videollamada grupal. Los últimos avances en la tecnología amplían las capacidades de los negocios para sacar lo mejor de la creatividad individual y poner el conocimiento en común en cada reunión. Ejemplos como los siguientes confirman que las reuniones de trabajo están a punto de adquirir una nueva dimensión:

Introducción de tecnologías avanzadas para mejorar las reuniones. En algunas empresas, las reuniones de trabajo combinan la participación de personas con equipos de inteligencia artificial. De esta forma, la tecnología ayuda a procesar y analizar datos en tiempo real, a menudo superando a los humanos presentes.

Reuniones de realidad virtual. Si Skype, GotoMeeting o los hangout de Gmail eran los preferidos por una tecnología más avanzada. Se trata de software avanzado, que permite hacer contacto visual virtual con el resto de participantes, algo que hacen posible aplicaciones como la de las reuniones de realidad virtual llamada Rumii.

Reuniones políglotas. Mantener una reunión entre personas de diferentes idiomas sin necesidad de intérpretes va a ser posible muy pronto. Los software más avanzados nos deparan una comunicación global e instantánea sin esfuerzo y sin latencias. A través de las nuevas soluciones que llegarán, podremos hablar nuestra lengua nativa en una reunión con personas de diferentes países, mientras todos los demás hacen lo mismo, garantizando la comprensión de los discursos por todas las partes.

Mesas interactivas. Convertir cualquier superficie en una pantalla de proyección táctil e interactiva es posible gracias a Bird. Esta aplicación transforma una mesa, la puerta de un armario o una pared en una pizarra donde todos los que asisten a la reunión de trabajo pueden aportar sus ideas de forma creativa.

Reuniones almacenadas y revisitadas. Utilizando datos de AI, aprendizaje automático y sistemas de voz, podría ser posible cargar y almacenar reuniones en la nube. Así, una reunión mantenida dentro de una década podría implicar literalmente tener un diálogo con versiones anteriores de uno mismo del pasado, además de la participación de otras personas en tiempo real. ¿Qué mejor manera de revisar si se han cumplido los objetivos fijados hace medio año?

Está claro que la apertura a la tecnología es fuente de beneficios para las reuniones de trabajo del futuro y, sin duda, la mejor opción para quienes quieran explotar todo el potencial de sus participantes.



  • Ver original en Retos Directivos
  • Publicado el jueves febrero 27, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.