Realidad empresarial de las microempresas venezolanas - deGerencia.com

Realidad empresarial de las microempresas venezolanas

RESUMEN

El escenario venezolano ha conllevado que en las últimas décadas, pero especialmente en la última, se de una proliferación de microempresas, especialmente por el alto índice de desempleo, aunado además al incremento sustancial de la economía informal.

Todo ello ha conllevado amuchas personas interesadas en salir de esta situación a desarrollar sus propios negocios y saber interpretar las oportunidades que se presenta, especialmente ante la necesidad de generar dinero. Desafortunadamente, hay serios inconvenientes en su desarrollo, específicamente por la ausencia de conocimientos administrativos, hoy determinantes para afrontar los grandes retos.

En el desarrollo de este artículo analizaremos lo que las microempresas afrontan en el territorio nacional y cómo se le está prestando ayuda educativa necesaria para transformar sus debilidades en fortalezas.

PALABRAS CLAVES

Inflación, economía informal, desempleo, emprendedores, capacitación, formación.

ANTECEDENTES, ASPECTOS BASICOS, ALCANCE COLABORACIONES.

Se ha escrito, comentado, que desde 1978, el sector industrial de Venezuela ha estado sometido a un severo proceso de desinversión, manifestado en la caída de la tasa de crecimiento de la inversión productiva. Durante años, se fomentó una cultura rentista en torno a la distribución de una renta petrolera; en oposición a la cultura productiva: en lugar de conformarse un sector capitalista industrial identificado con la ganancia y el esfuerzo basado en la inversión, se afianzó el modelo de distribución por parte del Estado de una parte sustancial de la renta petrolera, que no era producto del esfuerzo productivo interno sino de una transferencia unilateral a favor de Venezuela.

Lo anterior se traduce en que el trabajo no constituía un mérito social y la incapacidad no se limitaba sólo a la administración pública, sino que se extendía como una epidemia por toda la sociedad, lo cual se reflejaba en la existencia de una gerencia pública deficiente, sin mística, ni conocimientos esenciales sobre el significado de las políticas económicas y sociales. Y ello llamaba a la necesidad de reestructuración del aparato administrativo del Estado, no para declarar su “muerte” y desmantelarlo que es lo que ocurrió desde 1989, sino para revitalizarlo y modernizarlo.

Ligado al carácter rentista de la sociedad venezolana, se desarrolló un sector industrial privado poco comprometido o identificado con su papel de actor principal de un proceso de desarrollo industrial autóctono, que reclamaba su activa participación en el diseño y ejecución de políticas coherentes.

Todo ello desde luego ha incidido en la crisis económica que Venezuela afronta la cuál se torna cada vez es más crítica, muy determinante en la calidad de vida del venezolano que está muy deteriorada, especialmente la clase baja, producto de la inestabilidad política, poco interés de inversión. No obstante, consideramos que hay grandes oportunidades en el país que pueden ayudar a muchos emprendedores con visión, proactivos, estrategas a salir adelante con las Microempresas que formen.

El Programa de la especialidad de gerencia de Calidad y Productividad del Área de Postgrado de la Universidad de Carabobo, bajo mi responsabilidad, ha evaluado la realidad nacional y el rol actual que las empresas venezolanas vienen desempeñando en su gestión competitiva que le favorezca y garanticen su desarrollo, seguridad para sus miembros que la integran, y generar grandes beneficios al país.

Se ha investigado al respecto, cómo el desempleo actual ha incidido en la aparición de emprendedores que han creado sus propias microempresas y hacer frente a la realidad económica actual. Para ello, sus cursos, conocimientos que imparte en esa especialidad traspasan las aulas de clases y se dan a conocer a la comunidad en general, a los interesados a fin de adentrarse en el manejo de los conocimientos administrativos que hoy se necesitan , así como en todo lo concerniente a la calidad y productividad como ventajas competitivas, para ello se dan continuamente charlas, seminarios, talleres y se hace énfasis en la capacitación y desarrollo de los encargados de las microempresas, a esos emprendedores capaces de generar creatividad, desarrollar sus negocios que le favorezca significativamente.

El Programa invita a las empresas, a las pymes especialmente, sin descuidar a las Microempresas a vincularse más con el Área de Postgrado a fin de que sus participantes ayuden a solucionar los principales problemas que en el presente afrontan dentro de los tópicos administrativos, así como los concernientes a calidad y productividad. Para ello se cuenta con la colaboración de los participantes, así como con un grupo de profesores que aportan sus asesoría, consultoría. Está abierto y dispuesto a vincularse con todos aquellos organismos que requieran de sus servicios.

Las Microempresas venezolanas cuentan además, con la ayuda de la Fundación Mendoza, que les presta colaboración a través del “Programa de Apoyo a la Microempresa” el cual consiste, en ofrecer soluciones viables y efectivas al problema de desempleo y subempleo de la población venezolana, contribuyendo a la consolidación de las unidades productivas del sector informal conformada por pequeños empresarios de las zonas populares de las ciudades venezolanas. Con la puesta en marcha del Programa de Apoyo a la Microempresa en 1987 se da comienzo al área de Desarrollo Social dentro de la Fundación

SUS OBJETIVOS ESPECIFICOS SON:

  • Entrenar al empresario del sector informal en el manejo administrativo de su empresa y suministrarle Asistencia Técnica para contribuir al éxito de sus pequeñas unidades de negocios.
  • Prestar asistencia financiera mediante el otorgamiento de créditos.

Es sabido, que la ejecución del Programa de Apoyo a la Microempresa, ha significado una experiencia rica por el aprendizaje en educación para adultos y por el establecimiento de alianzas con diversas entidades que han permitido optimizar los distintos recursos de naturaleza público gubernamental, Empresas del Estado, Organismos Internacionales, Banca, Embajadas, Sector Privado Empresarial y de la sociedad civil en general; en total suman más de veintitrés (23) el número de instituciones con las cuales la Fundación Eugenio Mendoza ha tenido vínculos de cooperación e intercambio a lo largo de más de once años de aplicación, de este valioso y oportuno programa que ofrece una alternativa de salida a la crisis social que vive actualmente nuestro país.

Este programa brinda a los microempresarios la oportunidad de entrenarse en herramientas administrativas que mejoren la eficiencia de su negocio. Asimismo, se les facilita el acceso al financiamiento para permitirle incrementar la productividad de su unidad económica y lograr así mejorar su calidad de vida, la de su familia y la de su comunidad. El programa tiene el propósito de fortalecer la actividad económica del empresario del sector informal.

Desde luego, no se puede negar, que la aportación, colaboración de la Fundación Mendoza ayuda a minimizar un poco la improvisación que se genera en las pymes, microempresas. Consideramos que si la Fundación se vinculara más con los programas especializados de postgrados como el caso nuestro de la Universidad de Carabobo, su alcance, repercusiones positivas sería mucho más valioso.

Carlos Mora Vanegas

Ingeniero-administrador. Profesor Titular, Area de estudios de Postgrado, UNIVERSIDAD DE CARABOBO.

Más sobre Carlos Mora Vanegas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Carlos Mora Vanegas)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/realidad_empresarial_de_las_microempresas_venezolanas/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/cmvanegas)