¿Cuál es el cuento de los E-Books? - deGerencia.com

¿Cuál es el cuento de los E-Books?

Barnes and Noble anunció que no vendería más e-books.

“¡Oh cielos!” dijeron los eruditos, alzando sus manos, “a la gente no le gusta los e-books. Los e-books no están llenando las expectativas”. Están equivocados respecto a que no les gusta, pero tienen razón acerca de las expectativas.

Hace mucho tiempo en el año 200, los expertos estimaban que las ventas de e-books llegarían a $250 millones en el año 2005. Como van las cosas, para lograrlo tendría que ocurrir un milagro. El primer semestre del 2003 las ventas de e-books alcanzaron $5 millones.

Ese error de cálculo fue principalmente un triunfo del entusiasmo sobre el sentido común. Es un tipo de error frecuente en las predicciones sobre tecnología, hechas por los que trabajan en la industria. Lo que más molesta es que sigue ocurriendo tres años después.

Justo después del anuncio de Barnes and Noble, el CEO de la tienda PalmGear comentó: “(el miércoles) vendimos 2.000 e-books. Fue el mejor día de ventas en Palm Digital Media en el 2003, y estamos teniendo el mejor mes de nuestra historia”. Continuó pronosticando que su empresa vendería 1,3 millones de e-books en los siguientes doce meses.

¿Hablaba en serio? 1,3 millones de e-books son 3.561 e-books por día. Es decir, una tasa 80% superior que el mejor día que han tenido hasta ahora.

Parece otra expectativa que los e-books no cumplirán. ¿Pero qué hay respecto a que no le gusta a la gente?

Algo es seguro. A la mayoría de las personas no le gusta leer libros de ficción en dispositivos pequeños y generalmente disfuncionales, lo que yo llamo “e-books basados en dispositivos”. Hay dos tipos de dispositivos.

Algunos son artefactos especiales como el RocketBook o el eBookman. Estos cuestan alrededor de 100 dólares. Por este monto, usted recibirá un dispositivo del tamaño de un libro pequeño, y el placer de preocuparse sobre qué pasará si se le cae.

La gente real, que generalmente tiene más sentido que los diseñadores de productos, se han mantenido alejados de estos dispositivos. Pero estos no son los únicos dispositivos que puede utilizar para leer un e-book.

Usted puede descargar un e-book a su Asistente Digital Personal (PDA), PC de bolsillo, o teléfono celular. ¿Puede imaginarse leer una novela de John Grisham en la pequeña pantalla de su celular? Yo tampoco. Si los únicos e-books fueran basados en dispositivos, entonces yo entendería por qué a la gente no le gustarían.

Pero no todo está perdido en la tierra de los e-books. Quizás no queramos leer ficción en los aparatos electrónicos, pero hay algunos tipos de “libros” que tienen éxito en formato electrónico.

Los libros de referencia tienen algunos beneficios reales en formato electrónico, como la portabilidad y habilidad de búsqueda. Digamos que usted es un médico. Usted acostumbraba a tener algunos libros de referencia en su escritorio listo para ser consultado, como el Libro de Referencia de Medicina (Physicians Desk Reference, o PDR), pero ahora lo puede llevar en su Asistente Personal Digital.

Si, usted puede tener su PDR en su PDA. Usted puede tener otros textos de referencia médica, todos portátiles y “buscables”. Es una idea de e-book que funciona.

Los e-books son una buena opción cuando necesita información inmediata. Hay gente por toda la Internet ofreciendo libros de propósitos especiales. Hay un par de estos sitios, por ejemplo, sobre cómo hacer un brindis de boda. Los libros de “cómo hacer” parecen ser una idea de e-book que funciona.

Hace años, mis padres invirtieron mucho dinero en un juego de enciclopedias que estaba obsoleto antes que lo sacáramos de la caja. Ahora tenemos acceso completo a la Britannica en línea actualizada, por menos de cincuenta dólares al año. Es otro e-book que funciona.

Puede buscar y leer los artículos de la enciclopedia en línea, siguiendo los enlaces donde le parezca, o puede imprimir porciones para leerlas después. Y eso es precisamente lo que la mayoría hace.

La mayoría de nosotros no leemos en línea. En su lugar, ojeamos hasta encontrar algo que nos interesa. Luego lo imprimimos para leerlo después. Si usted entiende eso, entonces el mundo de los e-books no se verá tan distinto o intimidante.

Lo que realmente está ocurriendo es que nuestra definición de “libro” está cambiando. Eso ya ha pasado antes.

En los cien años siguientes a la invención por parte de Guttemberg del sistema de imprenta, tanto los libros como la lectura cambiaron dramáticamente. Antes de Guttemberg, los libros eran sobre tópicos religiosos o sobre la sabiduría de los Griegos y Romanos. Cien años después habían todo tipo de libros seculares en las imprentas.

Antes de Guttemberg la gente leía en voz alta para compartirlos con otros. Cien años después, los individuos podía tener sus propios libros. Así, la gente dejó de leer en voz alta y comenzó a leer en silencio.

Antes de Guttemberg se leían los libros de una sola forma, de principio a fin. Cien años después, la gente quería seguir su propio camino en cada libro, leyendo en ocasiones pedazos de cada uno a la vez. Así, los libros comenzaron a tener mecanismos que ahora nos parecen normales, como números de página, tablas de contenido e índices.

Esta vez, estamos yendo hacia la definición de libro como una colección de información o narrativa que puede ser presentada en diferentes formatos, dependiendo de cómo vamos a utilizar el contenido del libro.

El material de referencia probablemente sea muy popular en formato electrónico. Será actualizado diariamente por medio de la web. Algún material deberá ser portátil, así que será leído de un dispositivo.

En el otro extremo del espectro, material como ficción u otras narrativas que se leen en forma lineal, será más popular en formato impreso. Entre ambos extremos, estará el material académico y de enseñanza, que puede ser utilizado de ambas formas – para leer y para buscar.

Adivinen qué. A la gente le gustará el formato de libros que le funcione, a veces e-book y a veces papel.

Esta es mi apuesta. Usted utilizará los e-books para referencia, como ayuda en su trabajo y para ayudar a su hijo con sus deberes sobre los antiguos Hititas. Pero cuando usted se relaje con una novela o le lea a su hija una historia antes de dormir, probablemente utilizará un libro en papel.

Traducido por deGerencia.com, con autorización del autor

Avatar

Wally Bock

Cuando la mayoría de las personas no habían oido de La Red, Wally Bock ya hacía negocios en ella. El puso su empresa editorial en línea en 1982, y elaboró su primera página web en 1994.Como autor y conferencista, combina sus conocimientos de negocios, la red y la sociedad, para...

Más sobre Wally Bock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Wally Bock)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/cual_es_el_cuento_de_los_e_books/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/wally)