Cómo Decidir Contratar un Asesor - deGerencia.com

Cómo Decidir Contratar un Asesor

Muchas empresas son desconfiadas al contratar a asesores externos, por un prejuicio habitual de que les aportará poco y les costará dinero o no podrán aplicar exitosamente sus metodologías.

Esto se proyecta porque no existe un plan de acuerdos previamente especificado y no puede medirse con amplitude el proceso.  Por tanto es clave la reunion de acuerdos para conseguir los procesos de manera oportuna a lo pautado.

Entonces, se limitan a subcontratar las tareas que no tienen más remedio que subcontratar, como por ejemplo un abogado para representarles en un juicio o un ingeniero para una construcción o logística.

Pero para otros servicios no se lo plantean.  Este es el caso de definir si la actividad es estratégica o no estratégica, ya que muchos no saben si podrán sostener la relación a largo plazo.  Este aspecto tiene un planteamiento para los servicios de outsource que define una serie de preceptos.

Sin embargo, confiar en un asesor externo tiene muchas ventajas:

1- Un coste determinado y temporal: Contratar a un asesor para una misión es un coste puntual.

No esta en nómina, se contrata para un tiempo determinado por un importe establecido y cuando el trabajo se acaba el coste desaparece.

2- Visión externa, imparcial y comparativa: El asesor externo tiene por definición una visión externa. Al no estar involucrado en la marcha cotidiana de la empresa, no le influyen la historia o las relaciones (buenas o malas) entre individuos o departamentos.

Un buen asesor sabe que no le puede enseñar a su cliente como gestionar su negocio, pero sí le puede aportar un enfoque distinto e imparcial.

Además, al haber trabajado en varias empresas de un mismo sector, dispone de una visión comparativa y puede aportar las mejores ideas (benchmarking).

3.- Concentrarse para crecer. A algunas empresas les cuesta, aun después de cierto tiempo en el mercado, definir claramente su negocio y sus objetivos.

 

Una oportunidad aparece tras otra, se superponen, molestan y no dejan espacio para aquello en lo que la firma es verdaderamente buena.

 

Un consultor externo que conoce el mercado puede identificar las fortalezas de la empresa, relacionarlas con las oportunidades que se pueden presentar y ayudar a distribuir los recursos de forma óptima

4.-El costo de oportunidad. A primera vista, perder una semana aprendiendo a instalar una red en la oficina o hacer un curso de liquidación de sueldos parece ser una gran forma de ahorrar, pero si se piensa en todo el tiempo que se le roba a la actividad principal, resulta evidente que en general es más barato y eficiente acudir a un especialista.
5.- El “estado del arte”por un atajo. Los consultores profesionales habitualmente dedican años a su especialización.

Esto hace que la empresa que los contrata pueda, en un tiempo muy corto, entrar en contacto con innovación y nuevas formas o creatividad para sus procesos.

Es una gran oportunidad para que todos “se contagien” de profesionalismo y buenas prácticas.

6.-El secreto está en los detalles. En la era de Wikipedia y utorials, todos los trucos parecen revelados. Tal parece que los autodidactas crecen con la implementación de la tecnología.

El secreto del éxito, sin embargo, suele estar en los pequeños detalles, aquellos que vienen de la experiencia del mundo real y que un consultor pone a disposición de la empresa.

7.- Un boleto fuera de la “zona de confort”. La inercia organizacional hace que sea muy difícil cambiar ciertos hábitos inadecuados o tendentes a practices cuestionables,, se debe abandonar ese lugar cómodo de estabilidad aparente.

Un consultor, al ser ajeno a la empresa, puede dar opiniones objetivas y ayudar a producir los cambios necesarios.

8.- Un nexo con el mundo.

 

En general, un consultor ha trabajado con muchas empresas y dispone de numerosos contactos en los segmentos más variados del mercado.  Tiene Know How de un sector y puede generar nuevas practices.

Puede ser una gran forma de acceder a nuevas oportunidades y contactos.

9.-Un agente de paz. En ocasiones, en empresas familiares, existen conflictos interpersonales arraigados que se interponen frente al éxito del negocio.  Esto debe ser evaluado como una decision de opórtunidades.

Estos conflictos rara vez se resuelven sin la intervención de alguien de afuera, cuya opinión es respetada y quien no toma partido en los debates.

10-Soluciones enlatadas. Desde adentro, a menudo parece que todo problema es nuevo y único a la empresa, y su solución requiere de mucho tiempo, pero lo más probable es que un consultor con experiencia ya haya tratado con algo similar en alguna ocasión y pueda resolverlo con un programa “enlatado” efectivo y rápido de aplicar, como “Buenas prácticas de los  negocios”.
11- Alguien de confianza para hablar Muchos empresarios confiesan que además de usar la experiencia de un consultor externo a menudo aprovechan al profesional para hablar sobre el negocio, compartir problemas, temores y ansiedades.

Esto no es un tema menor ya que rara vez algo así es posible dentro de la empresa, por temor a perder autoridad, quedar en ridículo o generar conflictos de intereses.

 

Como se puede valorar la decisión conlleva una serie de aspectos claves que pueden proponer una matriz de contenidos de mucha utilidad como son :

  1. Preparativos o iniciación.
  2. Diagnóstico.
  3. Plan de acción de medidas.
  4. Implementación.
  5. Supervisión y Monitoreo.


No olvide que es una gran decision aproximarse a personas expertas para mejorar aspectos de gestión empresarial y una oportunidad para crecer.

Referencias

http://www.buenosnegocios.com/notas/435-9-razones-contratar-un-consultor

Rocio Karina Pérez Russo

Rocio Karina Pérez Russo

Nacida en santiago de los caballeros, rep. Dom., formada en lic. Administracion de empresas, mencion magna cum laude, con especializacion magistral en Gestion humana, Direccion de negocios Investigacion y gestion Diplomado en Psicometria avanzada. Pedagogia universitaria. Empresas familiares. Doctorado en Artes visuales Experiencia profesional de 27 años en empresas de...

Más sobre Rocio Karina Pérez Russo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Rocio Karina Pérez Russo)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/17855/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/rrusso)