Wall Street teme un nuevo estallido de los bonos que provocaron la quiebra de Lehman - deGerencia.com
NOTICIA

Wall Street teme un nuevo estallido de los bonos que provocaron la quiebra de Lehman

Ha vuelto a pasar. El parón en seco de la economía para tratar de contener la expansión del coronavirus ha vuelto a sacar a la luz las vergüenzas de la casa madre del capitalismo: Wall Street. En esta ocasión están en el punto de mira los CLO (collateralised debt obligation), unos bonos creados por los bancos de inversión para desprenderse del riesgo de la avalancha de préstamos a empresas que han concedido en los últimos años. Una bomba de relojería, de 650.000 millones de euros según Bloomberg, a punto de estallar.

La ruleta de Wall Street volvió a girar. Y aunque tras el crac de las hipotecas subprime el mercado se conjuró para que la historia no volviera a repetirse, cuando llegó la recuperación su apetito fue otra vez insaciable. Si hace una década el producto estrella eran las hipotecas, en los últimos años fueron los créditos a las empresas. La era de tipos ultrabajos que habían instaurado los bancos centrales inundó el mercado de liquidez e hizo posible que todas las empresas, incluso las de una solvencia más comprometida, pudiesen acceder a créditos históricamente baratos.

Los bancos que se los conceden –penalizados por los elevados requerimientos de capital que les reclaman los supervisores– no quieren asumir solos el riesgo de prestar a empresas que en muchos casos son débiles ante tribulaciones financieras. Y por ello los venden a grandes fondos, que trocean estos préstamos y empaquetan cada una de esas partes junto a otros préstamos similares en unos bonos de titulización, llamados CLO, que venden a vehículos de deuda y hedge funds.



  • Ver original en Cinco Dias
  • Publicado el martes abril 7, 2020
  • Noticia local de Estados Unidos


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.