La crisis mundial y la actitud del empresario - deGerencia.com

La crisis mundial y la actitud del empresario

“En los momentos más difíciles y duros de la vida es donde debe salir a la luz la esencia, el valor, la integridad y creatividad del ser humano” – Clara Patricia Cano

Hoy el lenguaje mundial es: “! crisis económica”! y alrededor de éste término, crecen los temores, las dudas y la incertidumbre. Los famosos noticieros dan cuenta estadísticamente de la situación financiera de las empresas norteamericanas y europeas e informan de las acciones estratégicas de cada uno de los gobiernos y latinoamerica no es ajena a esta problemática.

Todo lo anterior, puede hacer olvidar al “gran empresario” (entendido el término como aquel hombre o aquella mujer emprendedora visionaria y optimista) que la humanidad a través de la historia ha dado grandes cambios positivos en medio de la crisis; en la edad media, por ejemplo, la peste acabó con miles de personas obligando al desarrollo de la medicina en esa misma época, a los pensadores filósofos, eruditos del tiempo se les negaba el acceso al conocimiento de los libros antiguos de Aristóteles, de la Biblia, a fin de mantener el sometimiento al Rey amo y señor de todo generando con ello a que estos ilustres hombres emigraran a Holanda (Véase historia del siglo XVII), centro de desarrollo de la industria naval, de la astronomía, allí, se inventó el microscopio, se creo el movimiento Enciclopedista o de la Ilustración y los descubrimientos y conocimientos desarrollados hasta el momento se consolidaron impactando aun el siglo presente.

El hambre, la enfermedad y la pobreza son enemigos contra los que siempre se ha luchado y por lo que muchos gobernantes buscan obtener el poder y el dominio para no permitir que su país sucumba. En medio de estas situaciones han surgido líderes que han demostrado que estos detractores de la humanidad se pueden combatir.

Es importante e indispensable, entonces, que en este momento, el empresario líder, haga un alto, reflexione y determine la importancia y conveniencia de los siguientes puntos de acuerdo a su necesidad:

  1. Conozca la historia de su empresa, su entorno y su país.
  2. Documéntese mediante biografías de grandes hombres que han dejado huella, han hecho historia y han permanecido en el tiempo.
  3. Mantenga un lenguaje positivo, este, es producto de una mente sana, de una actitud agradecida, adaptable y cambiable de acuerdo a las circunstancias
  4. Busque oportunidades y si no las halla, créelas mediante el diagnóstico, la planeación y la estrategia.
  5. Sea una persona estratégica. En términos militares, la estrategia era oportuna solo en momentos difíciles o coyunturales y la táctica era el medio discreto para aplicar la estrategia cuando la pérdida de la batalla era inminente.
  6. Observe la naturaleza y aprenda de ella: Comprenda la siembra y la cosecha y aplíquela a su vida y en el mismo sentido, interiorice los ciclos del agua, de la vida y del carbono, deténgase a examinar y a conocer sobre el águila, la gacela, el leopardo, los coalas, las hormigas, el delfín y otros más a los que su investigación le vaya conduciendo.
  7. Dentro de su organización, verifique que se hable un lenguaje igual y procure que no hayan divisiones. Esto es, que la visión y la misión de su organización, esté en la mente y el corazón de cada empleado empezando por usted.
  8. Que haya un lenguaje coherente con sus acciones y manifestaciones diarias con simples frases o palabras de cajón.
  9. Analice los resultados que son efectivos y recuerde que estos generan ganancias, los otros, son solo momentos efímeros que se extinguirán como se agota la esperma de una vela mientras dura el fuego.
  10. No crea que se las sabe todas, busque ayuda, asesórese de lo mejor reconozca su ignorancia y busque ser humilde, escuche y aplique.

Los aspectos anteriores, no son los únicos, usted puede construir muchos otros de acuerdo a su experiencia, su necesidad y lo más importante en el momento en que sale a flote de la situación difícil en que se encuentra.

Será un precedente que perdure en el tiempo y que sus empleados verán con alegría y optimismo porque se darán cuenta de que Sí se pudo.

No olvide que reír, reflexionar y dominio propio, le pertenece solo al ser humano. De ahí que es un deber como empresario no contagiar a los demás comunicando malas noticias que minan las fuerzas de los que están con usted. Contribuya e impulse a sus empleados hacia el desarrollo y aumento de la fe, el optimismo, la creatividad y la innovación.

Avatar

Clara Patricia Cano Castrillon

Administradora de empresa, especialista en asesoria y consultoria de organizaciones de la Universidad de Antioquia, Medellìn.Escritora de articulos de gerencia y diagnostico y talento humano.

Más sobre Clara Patricia Cano Castrillon

Un comentario sobre “La crisis mundial y la actitud del empresario

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Estos comentarios reafirman, la fé que se debe tener en todo instante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Clara Patricia Cano Castrillon)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/la_crisis_mundial_y_la_actitud_del_empresario/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/clpcano)