Un mundo post Covid-19 acentuará el “papel reducido” de EE.UU. - deGerencia.com
NOTICIA

Un mundo post Covid-19 acentuará el “papel reducido” de EE.UU.

El israelí-estadunidense Richard Haass –ex funcionario del Pentágono, del Departamento de Estado, “asistente especial” de Daddy Bush, consultor de las dos guerras de EU contra Irak–, hoy preside el muy influyente thinktank CFR (https://www.cfr.org).
En su libro de hace tres años, “Un mundo en desorden” (https://amzn.to/2VmGzFH), adujo la ausencia de una superpotencia, antes del Covid-19, cuya pandemia no constituye ningún “punto de inflexión”, sino que sólo profundiza y acelera las tendencias.
Richard Haass rememora las tendencias: un “paisaje global de una mayor rivalidad de las grandes potencias, proliferación nuclear, países débiles, flujos brotantes de refugiados, y creciente nacionalismo (sic), a la par del papel reducido (sic) de EE.UU. en el mundo”: lo único que “cambiará con el resultado de la pandemia no es el desorden, sino su extensión”.

– Advertisement at [email protected]

El “mundo post EE.UU.”
En su artículo en Foreign Affairs (https://fam.ag/3bizBag), Haass aborda el “mundo post EE.UU.”: una de las “características de la presente crisis es la marcada ausencia del liderazgo de EE.UU.” cuya tendencia no es nueva, sino que “ha sido aparente (sic) por lo menos hace una década”.
No lo dice, pero la unipolaridad fue sepultada por la grave crisis económica del 2008 fomentada por la orgía especulativa de Wall Street en la fase Obama. Fue cuando China cesó su “cooperación” masoquista con el sadismo financierista de EE.UU. que inició en 1971 con la dupla Nixon/Kissinger.
Rememora la “supervisión de la retirada de Afganistán y el Medio Oriente” en la fase Obama, y la utilización por Trump “mayormente del poder económico para confrontar a sus rivales”.

El fin del atractivo de EE.UU.
Señala que, mucho antes de la pandemia, “se había gestado una declinación acelerada en el atractivo del modelo (sic) de EE.UU.” cuyo “prospecto” formó gran parte del atractivo de “Primero EE.UU.” de Trump. Haass juzga que “la pandemia reforzará esta perspectiva”.
Diagnostica que la “persistente paralización política, la violencia de las armas, el mal manejo que llevó a la crisis financiera global de 2008 y la epidemia de los opiáceos”, sumada de la “respuesta inefectiva a la pandemia”, reforzará la opinión de que “EE.UU. perdió su rumbo”.
Exagera su deprimente visión de una “sociedad anárquica”, similar a su correligionario Robert Kaplan (https://amzn.to/3euSpox), como si el género humano no fuese capaz de crear civilizaciones más filantrópicas y menos nihilistas/misantrópicas del “orden” unipolar anti-civilizatorio.

Emergencias incapaces de atender
Arremete contra la Organización Mundial de la Salud (OMS) y abulta las “tendencias subyacentes” anteriores al Covid-19: “la emergencia de desafíos globales que ningún (sic) país, sin importar lo poderoso, pueda exitosamente contender por su cuenta el fracaso de las organizaciones globales para mantener estos desafíos”.
Fustiga el uso de la inexistente “comunidad internacional”, básicamente “aspiracional”, y no tiene aplicación en la “geopolítica de hoy”, lo cual “no cambiará pronto” cuando las “principales respuestas a la pandemia han sido nacionales o aún subnacionales y no internacionales”, por lo que, en la fase post-Covid-19, “el énfasis cambiará a la recuperación nacional (sic)”.

La recesión democrática
Parte de su “pesimismo” deriva de la falta de cooperación de EE.UU. y China cuya “fricción” fue exacerbada por la pandemia que “reforzará la recesión (sic) democrática evidente en los pasados 15 años”.
Vislumbra potenciales temblores post-Covid 19 en India, Brasil, México (sic) y África, abulta “las amenazas” de Rusia, Norcorea e Irán, y entierra el “proyecto europeo que se desmantela a favor de la supervivencia nacional.
Un grave defecto de Richard Haass es su cosmogonía profundamente escatológica sin el liderazgo unipolar de EE.UU.

Quien tendrá la nueva batuta
Si EE.UU. erró su camino, no significa que no existan fractales (zonas de orden dentro del desorden) en el resto del mundo que sean susceptibles de rehacer y/o recomponer el nuevo orden del siglo XXI.
Richard Haass elude y no concede que la nueva batuta del reordenamiento está en manos ya de Rusia y China, a lo cual los estrategas realistas y lúcidos del “nuevo EE.UU.” post-Covid-19 deberían resignarse para luego reasignar su nuevo papel constructivo en el nuevo orden tripolar.

The post Un mundo post Covid-19 acentuará el “papel reducido” de EE.UU. appeared first on La Tribuna Hispana USA.



  • Ver original en La Tribuna Hispana
  • Publicado el miércoles abril 22, 2020
  • Noticia local de Estados Unidos


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.