Si nunca le han echado, debería preocuparse - deGerencia.com
NOTICIA

Si nunca le han echado, debería preocuparse

¿Es posible encontrar algún valor en haber sido despedido? ¿Puede ser esa circunstancia frustrante un activo para conseguir un nuevo trabajo? Hay quien piensa que esta mala experiencia es una oportunidad y un comienzo eficaz para resultar atractivo a los reclutadores.

Primero fueron los rechazados en los procesos de selección, esos que muchas veces ni siquiera reciben respuesta ni explicación de por qué no han pasado las pruebas que se les exige para acceder al puesto. Ahora cada vez más compañías creen que cuidar y relacionarse con estos rechazados puede ser interesante para la organización, para quienes se quedan y para optimizar futuras contrataciones.

Atender y tener en cuenta a los que pasan por una situación de fracaso se revela como una estrategia para captar nuevo valor en las organizaciones. Así, hay quien piensa que los reclutadores deberían dedicar algo más de tiempo a posibles candidatos que son buenos profesionales y han sido despedidos, tratando de entender quiénes son como personas.

La cuestión es hasta qué punto se le puede decir a alguien que ha sido despedido que esa circunstancia frustrante puede convertirse en un valor positivo en un proceso de selección que le otorga más posibilidades para conseguir un trabajo…



  • Ver original en Expansion Directo
  • Publicado el lunes abril 29, 2019


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.