¿Necesita ayuda con sus deudas? - deGerencia.com
NOTICIA

¿Necesita ayuda con sus deudas?

El Senado, de mayoría republicana, y la Casa Blanca por fin empiezan a dar detalles de qué puede haber en una nueva ronda de ayudas públicas. Se llega a este punto con ansiedad después de haber agotado las ayudas previas, no haberlas recibido o saber cómo las que aún están en marcha llegan a su fin. Y en muchos casos se llega con facturas sin pagar y deudas.

En este punto es posible que necesite mucha información sobre cómo gestionar los recursos escasos o negociar cómo usarlos y encontrará que hay dos servicios que le ayudan pero de manera diferente.

Por un lado están los asesores de crédito y por otro los negociadores de deudas, las diferencias entre unos y otros son importantes y así lo hace saber la Oficina de Protección al Consumidor Financiero.

Los asesores de crédito son normalmente servicios especializados de organizaciones sin ánimo de lucro. Suelen informar y educar sobre cuestiones financieras a sus clientes pero además suelen tener servicios personalizados para resolver dudas sobre cobros de deudas, ayudas para pagarlas, para evitarlas o para reducirlas en el futuro ya que ayudan también a administrarse.

En algunos casos ayudan a gestionar cuestiones como un error en una factura, problemas con un cobrador de deudas y trazar un plan de pago de deudas. No suelen reducir lo que debe el cliente mediante una negociación pero pueden acordar medios de pago más fáciles, con cuotas mensuales más bajas en un plazo más largo o con tasas de interés más bajo, por ejemplo.

Algunos servicios pueden estar sujetos a comisión u otra forma de pago pero en algunas ciudades como Nueva York hay acuerdos municipales con estas organizaciones para brindar la ayuda de forma gratuita.

Los negociadores de deuda son empresas que tienen fin de lucro, sus servicios de coordinación y renegociación de lo que se debe cuestan dinero. Pueden ayudarle a rebajar el monto pero no eliminan sus deudas completamente y usualmente ofrecen que se hagan los pagos de la suma total, reducida con las negociación, algo que tendrá que ahorrar.

Si lo ahorra, tiene que hacerlo en una cuenta suya, no de los negociadores, y usted tiene que tener el control de esta, incluso para retirar los fondos si así lo desea.

Hay varias cosas importantes que saber con respecto a los negociadores.

No suelen tener acuerdos previos con los acreedores. Aún más, algunos acreedores no negocian con ellos.
Suelen pedirle que deje de pagar las cuotas de lo que debe, como estrategia y preparación del pago pero es algo que puede salir caro. Acuérdese que cuando se deja de pagar el mínimo exigido se penaliza en su calificación crediticia y eso termina siendo muy caro porque los acreedores reducen el riesgo que supone alguien con peor historial cobrando más caros los préstamos.
No le pueden garantizar cuánto va a ahorrar por reducir la deuda ni cuánto tiempo tomará todo el trámite.

De acuerdo con la normativa de la FTC, antes de pagar el cliente tiene que tener un resultado que le satisfaga en el sentido de que haya habido una renegociación con resultados, al menos en una de las deudas. Tiene que haber un acuerdo y el consejo es que sepa lo que firma. Antes de pagar al negociador tiene que hacer al menos un pago al acreedor, como para validar el acuerdo. La recomendación es que esté alerta ante los negociadores que le piden un cargo inicial.



  • Ver original en La Opinion
  • Publicado el jueves julio 16, 2020
  • Noticia local de Estados Unidos


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.