Lo bueno y malo de cada tipo de programa MBA - deGerencia.com
NOTICIA

Lo bueno y malo de cada tipo de programa MBA

Dinero, tiempo, familia y trabajo son las cuatro cartas que debemos barajar cuando decidimos cursar un MBA. El punto es cómo las equilibramos para decidir si cursamos un MBA full time, part time u online y si agregamos o no una doble titulación.

Mientras el programa full time se cursa a tiempo completo, el part time tiene clases presenciales diseñadas para asistir después de horario laboral. Y mientras el MBA online se cursa vía web, la doble titulación más que un tipo de MBA es una característica que puede tener un full time, part time u online. Se refiere a cuando un mismo programa entrega títulos de dos escuelas de negocios, usualmente una local y otra internacional. ¿Qué decidir? A continuación revisamos los pro y contra de cada uno.

MBA full time

Ventajas: es el programa principal entre los distintos MBA. Está diseñado para quienes estén en condiciones de dejar su trabajo para dedicarse al programa, incluso cambiándose de país. En este formato, las salas de clase se caracterizan por tener alumnos de distintos países y culturas, por lo que si se busca roce cosmopolita es la mejor opción. Además, generar esta red de contactos abre la opción a sus alumnos extranjeros de radicarse en el país tras el MBA.

Por otra parte, al ser de tiempo completo permite focalizarse completamente en el programa. Conviviendo con los pares, generando sólidas redes y logrando mayores resultados. «En el MBA a tiempo completo la participación y el compromiso son incomparables», afirma Elaine Tavares, vicedecana del MBA full time de COPPEAD.

Desventajas: si se tiene familia y una carrera asentada se hace difícil dejar de trabajar o cambiar el estilo de vida o el país de residencia. Más aun si el plazo es uno o dos años. «El costo de oportunidad es altísimo y no siempre el retorno es positivo», advierte Luis Silva, director del MBA de ORT Uruguay.

En cuanto a lo académico, lo altamente demandante de un programa que deja poco tiempo libre y la incapacidad de practicar lo aprendido son las principales dificultades. «El MBA full time no permite la práctica y ensayo de los conceptos aprendidos en el campo real», confirma Aldo Aszyn, director de Latin America Finance Operations de The Coca-Cola Company y MBA de ORT Uruguay.

Además, tras el MBA se debe retomar el tiempo perdido en el mercado laboral y la rapidez o lentitud de esto dependerá en gran parte de factores externos. «Puede haber dificultad para retomar el desarrollo profesional si el mercado laboral está estancado», explica Sonia Zurita, directora académica del MBA de ESPAE-ESPOL.

MBA part time

Ventajas: el MBA part time es cursado durante dos o tres años, con clases presenciales que se cursan después del horario laboral y durante los fines de semana. Por eso, permite seguir con la carrera propia, algo especialmente valioso para profesionales en cargos importantes que no desean abandonar. «Son la mejor opción para profesionales consolidados», dice Marcelo Véjar, alumno MBA de la Universidad Adolfo Ibáñez.  Además, al conjugar estudios y mercado laboral, permite ir desarrollando las herramientas que entrega el programa en el propio ambiente de trabajo. A ello se suma el  traer desafíos reales al MBA, enriqueciendo el debate.

Desventajas: a veces en el mercado laboral se le considera menos competitivo que un full time. «La participación y el compromiso de los estudiantes no son los mismos que se encuentran en un programa de tiempo completo», afirma Tavares, de COPPEAD. Además, repartir el tiempo entre trabajo, MBA y familia puede colapsar a algunos estudiantes. «En un MBA part time la atención del participante debe repartirse, lo que tiene un impacto negativo en el aprendizaje», advierte Luis Silva, director del MBA de ORT Uruguay.

MBA  online

Ventajas: los MBA online se cursan a distancia, sin necesidad de desplazarse y son flexibles en su horario. «El MBA en línea puede ser interesante para alguien que no es capaz de ir a un salón de clases, alguien que por ejemplo no tiene flexibilidad en su trabajo», afirma Elaine Tavares, de COPPEAD. Además, con el auge del trabajo a distancia, estudiar online está cada vez menos alejado de un ambiente laboral real y da más facilidades que un full time o part time para continuar con las actividades diarias. «Motiva el uso de distintos esquemas de comunicación y colaboración, que son necesarios en un mundo donde las distancias físicas ya no son importantes», comenta Sonia Zurita, directora académica del MBA de ESPAE-ESPOL.

También es efectivo para estudiantes que quieren obtener competencias específicas, sin todos los atributos de networking de un MBA presencial. «Es válido para aquellos que están buscando algunas herramientas concretas para aplicar en sus empresas, pero que no están muy interesados en el proceso de estudio, o en el valor final del título», comenta  Daniel Budasoff, MBA de la Universidad Torcuato Di Tella.

Desventajas: estudiar de modo online requiere una alta organización de los tiempos para no perder el ritmo o abandonar el curso. Además, este formato carece de uno de los aspectos más valorados de un MBA en el largo plazo: la experiencia de compartir directamente con otros estudiantes y generar directamente redes de contacto. «Se aprenden conceptos, pero la perspectiva conductual se pierde», dice Tavares, de COPPEAD. «Porque la interacción con estudiantes y profesores no se le acerca a la que ocurre en un curso regular», agrega. Otro problema es que su validación social todavía es muy baja en comparación con un MBA full time o part time, además de que la relación profesor-alumno es más distante.

Doble titulación

Ventajas: se refiere a un mismo MBA que permite tener titulación de dos escuelas de negocios, usualmente una local y otra internacional. Por eso, permite generar amplias redes de contacto. «Son una excelente alternativa, ya que en mi caso me permitió generar una red de contactos no sólo a nivel local sino también global», dice Cecilia Hernández, que actualmente cursa un MBA en ORT Uruguay y un Master in International Business en Florida International University, a través de un programa de doble titulación. El caso de Hernández ejemplifica cómo un programa de doble titulación no necesariamente significa obtener dos MBA, sino que puede incluir una maestría agregada al MBA.

Además, tener en el currículum el nombre de las dos escuelas es también una doble carta de presentación. Esto, además de la ventaja de tener asignaturas complementarias entre ambos programas. «Puede dar acceso a competencias que podrían no estar en el mercado local», dice Salvador Córdova, MBA de EGADE. Otra ventaja es que pueden incluir experiencias de intercambio internacional, permitiéndonos conocer culturas diferentes sin el desgaste de viajar a tiempo completo

Desventajas: puede ocurrir que el título que se le agregue al MBA sea el de una escuela sin un prestigio importante. «Es fundamental que antes que la doble titulación en sí misma, el alumno se fije en la calidad y reputación de la entidad internacional», dice Jorge Tarzijan, full profesor de la Universidad Católica de Chile. «Un doble título de una entidad sin gran prestigio no marca ninguna diferencia, sino que se puede convertir en un signo negativo para el estudiante», agrega Tarzijan…



  • Ver original en America Economia
  • Publicado el sábado mayo 21, 2016


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.