La vida más interesante es la que nunca interesa - deGerencia.com
NOTICIA

La vida más interesante es la que nunca interesa

“El problema es que hay más gente interesada, que gente interesante”

NADIE EN ESTE MUNDO ES RESPONSABLE DE NADA.

A nadie se hace responsable de lo que le pase a los demás. Nadie se hace cargo de una situación que no haya salido como esperábamos. Nadie da un paso adelante y lidera un proyecto que puede cambiar nuestras vidas. Nadie es responsable de las consecuencias de sus actos. Todo el mundo sale corriendo

NADIE EN ESTE MUNDO ES RESPONSABLE DE NADA.

Y mientras tanto nos echamos las manos a la cabeza cuando ocurren cosas que no esperábamos. Siempre buscando un responsable por lo acontecido pero que nunca nos miraremos a nosotros mismos. ¿Nosotros ser responsables de algo? Eso jamás. Siempre pensaremos que la culpa lo tienen los demás, y si podemos echarle la culpa al pobre barrendero que siempre limpia nuestra calle , lo haremos.

ESO DE SER RESPONSABLES DE NUESTRAS VIDA, COMO QUE NO. MOLA MUCHO MÁS PODERLE ECHARLE LA CULPA A LOS DEMÁS QUE NO A UNO MISMO.

Porque si te responsabilizas de tu vida, si te anticipas a lo que puede ocurrir, afrontas las posibles consecuencias que se puedan generar, no solamente los éxitos, es algo que no nos han enseñado y nos escudamos en eso, que no sabemos qué hacer, como hacerlo. En definitiva, que somos más vagos, queremos el éxito de forma rápida pero no las consecuencias de no alcanzar lo que nos hemos propuesto.

Y estos días una forma de responsabilidad que evadimos todo ser humano es la importancia de la vida de los demás.

Nos interesamos por la vida de los famosos. Queremos saber qué han hecho, que han dejado de hacer, con quién están o si han sido infieles a su pareja actual.

Estamos todo el día en Instagram viendo las fotos de los amigos, la cuenta de los conocidos para descubrir qué han comido , que han hecho, donde se encuentran, que trabajos tienen. .En definitiva para ver y en consecuencia creer que nuestra vida no es nada interesante respecto a la de ellos.

¿Y cómo vamos a ser nosotros menos interesantes que los demás? Hacemos lo que haga falta , para aumentar los seguidores, para que nos pregunten qué es de nuestra vida, cómo hemos hecho para hacernos la foto con esa persona o porqué nos han invitado a ese evento tan exclusivo.

Pensamos que la vida de los demás, de quien tiene más seguidores que nosotros, es mucho más interesante que la nuestra. Y no solo que la nuestra, sino la vida de la gente que tenemos alrededor.

Creemos que nos sabemos la vida y milagros de nuestros padres, amigos , pareja y mejores amigos.

¿Cómo creemos que lo sabemos? Porque cuando vienen a contarnos un problema, siempre solemos responder de la misma manera: “¿Otra vez igual? No me cuentes más, ya me se la misma historia de siempre….¿Otra vez la misma canción? Estoy cansado de oírlo..”.

¿Quién no ha oido, ha dicho algo así a alguien?

Nos cansamos de la vida de los demás muy rápidamente y por eso somos adicto a la vida de otros. A vidas que creemos imposibles a nuestro alcance, a fotografías de sitios idílicos y románticos en comparación con nuestras 4 paredes grises y el mismo careto lechuguina que vemos todos los días en casa o en el trabajo.

La vida más interesante es la que nunca interesa.

Nos pasamos la vida creyendo que escuchamos a los demás de corazón. Que los conocemos de verdad, que sabemos las razones porque hacen lo que hacen, que pondríamos la mano en el fuego y no nos quemaríamos

¡¡QUÉ CONFUNDIDOS ESTAMOS!!.

Nos callamos nuestras historias, porque la gente nos ha dicho que no quiere oírlas. Nos callamos nuestras emociones, porque creemos que se cansarán de oírlas. Y aún así la gente cree que sabe todo de nosotros.

Dejemos atrás los putos retos de los toques de futbol con los rollos de papel o el de las fotos cuando eras pequeño. Dejemos de gilipolleces que cuando pase un tiempo las veremos y diremos: ¡¡Qué imbécil era!!.

Te propongo un reto que esta semana he puesto en marcha y me ha enseñado muchas cosas:

UNA CONVERSACIÓN SIN PELOS EN LA LENGUA CON LAS PERSONAS QUE TE RODEAN.

Investiga más de su vida. Déjales que hablen de sus miedos, de sus problemas aunque creas que los conoces, aunque creas que sabes todo de tus padres o de tu amiga favorita…NO ES ASÍ.

Déjales que se abran, así como tú tambien ábrete ante ellos. No se trata de ser un almacén de cosas que no sabias o sorpresas para luego echárselas en cara, sino también abrirte ante ellos y contarles cosas que no sabían de ti, de emociones por las que has pasado, sueños o anhelos que te gustaría conseguir o frustraciones adheridas a tu piel.

Durante esta semana he aprendido muchas cosas de personas que tengo alrededor, unas que me han sorprendido gratamente, otras que no me esperaba, así como secretos que entiendo, pero que me han dolido mucho.

Pero principalmente he aprendido dos cosas necesarias e imprescindibles siempre para el fortalecimientos de cualquier tipo de relación:

No mantenemos conversaciones sinceras con nadie. Solo cuando ya hemos explotado tras habernos callado nuestros problemas o emociones.
Y mucho menos sabemos conversar. Lo que sabemos hacer muy bien es expresar a través de un monologo lo que queremos que los demás hagan por nosotros, quejarnos del Gobierno o del mamón de nuestro jefe, pero una conversación NUNCA es eso. Pero aún así es lo único que sabemos hacer.
No conocemos a nadie nunca al 99%, por mucho que nos acostemos con esa persona o convivamos con ella. Y todo porque no tenemos conversaciones sinceras, de corazón a corazón. Y luego pasado un tiempo nos lamentamos de cosas que ha hecho que no nos esperabamos, a lo mejor te decía que quería hacerlo pero TÚ NO LO ESCUCHABAS DE VERDAD.
Aprende primero de las personas que tienes alrededor que tendrás la historia, el aprendizaje al alcance de tu mano.
¿Te atreves a este reto? Ten una conversación sincera con una persona que tengas a tu alrededor. Déjale que hable, que te cuente su historia, pregúntale por cosas que no sabías de ella, y te aseguro que descubrirás muchas vidas más interesantes que las de los influencers de tus redes sociales favoritas.

Por favor, seamos más vulnerables, abrámonos más. Y empezaremos a dejar de hablar de la gente , para empezar a hablar con la gente. Algo que es totalmente diferente.



  • Ver original en Principios de un Comienzo
  • Publicado el lunes marzo 23, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.