Cómo comer bien y barato por $4 al día - deGerencia.com
NOTICIA

Cómo comer bien y barato por $4 al día

Podemos alimentarnos muy bien y sentirnos saciados con muy poco dinero, a pesar de que el contexto del país, marcado por la inflación, pronostique lo contrario. Así lo asegura Leanne Brown en “Bueno y Barato: aliméntate bien a $4 al día”, un libro de ideas que ofrece una gran cantidad de opciones de bajo costo para cubrir todas las comidas, rompiendo con la creencia de que el dinero es necesario para cumplir con una dieta rica en nutrientes.

Aunque este libro fue publicado en 2017, puede ser una herramienta poderosa hoy en día porque sus recetas están ajustadas al Programa Suplementario de Asistencia Nutricional (SNAP) y porque, además, posee algunos concejos necesarios para seguir su filosofía desde el momento en el que se hacen las compras, garantizando así el ahorro en tiempos difíciles.

¿Cómo comprar para comer con tan solo $4 al día?

Antes de decidir qué comer durante el día para cumplir una regla tan ajustada en cuanto a presupuesto, es importante también modificar nuestro plan de compras para que todo funcione. Leanne Brown también hace algunas recomendaciones al respecto para garantizar un menú diario de menos de $5 que sea nutritivo y que, además, sea delicioso:

1. Comprar ingredientes y alimentos que sean muy versátiles con la intención de usarlos en distintos platos. La harina, los tomates enlatados, el ajo y el limón son tan solo algunos de ellos.

2. Comprar en grandes cantidades para reducir el precio por unidad. Esta regla puede ser particularmente efectiva con algunos ingredientes versátiles, los cuales pueden usarse mucho en distintas preparaciones sin correr mucho riesgo de perderlos por demasiado tiempo de almacenamiento.

3. Considerar comprar algunos alimentos o ingredientes caros para tenerlos a disposición cuando se necesiten. Estos ingredientes (aceite de oliva y algunos condimentos, por ejemplo) suelen durar mucho tiempo porque se usan en pequeñas cantidades. De ese modo, se puede hacer mucho cuando se juntan con los ingredientes más versátiles y baratos.

4. Comprar semanalmente o cada dos días para garantizar la frescura de los alimentos. Variar los alimentos que se compran en cada oportunidad para que las preparaciones también varíen semanalmente. Aprovechar las temporadas de ciertos alimentos también beneficia el ahorro.

5. Considerar siempre las verduras: mientras más verduras haya en la preparación, mejor. Las verduras son nutritivas y también pueden usarse para dar sabor.

6. Los huevos son un alimento importante. Además de los beneficios que aportan, son extremadamente versátiles y nunca deben faltar en cada compra que se haga. Lo más recomendable es adquirir los más costosos, porque son mucho más frescos y orgánicos. Evitar en lo posible de considerar preparaciones en los que se usen crudos para evitar la salmonella.

7. Comprar pan fresco. No dura mucho pero puede usarse como ingrediente en otras preparaciones cuando ya está viejo.

8. Evitar comprar bebidas. Además de ser costosas, no aportan ningún beneficio. Basta con tomar agua, tomar leche, comer fruta o yogurt. También se recomienda preparar licuados, té o aguas frescas.

9. Aunque no pueden usarse para preparaciones frescas como ensaladas, las verduras marchitas pueden ser buenas para preparar caldos, platos salteados o al horno.

10. Preparar caldo o consomé con los restos de verduras, huesos y carne que normalmente se desechan. Los caldos pueden comerse solos o usarse en otras preparaciones y al hacerse con restos no representarían ningún gasto adicional.

11. Preparar grandes tandas de comida y almacenarla ya preparada en el refrigerador o en el congelador. De ese modo, se ahorra tiempo y se evita tener que desechar alimentos ya vencidos.

12. Comprar yogurt sin sabor en gran cantidad porque representa otro ingrediente versátil. El yogurt sirve para preparaciones dulces, pero también para platos salados y es muy nutritivo.

Siguiendo estas recomendaciones, se garantiza el ahorro y la disponibilidad de alimentos para variar las comidas cada día. Todo esto también se traduce en un gasto diario que ronda los $4 dólares, sobre todo cuando se consideran las recetas disponibles en el libro que puede descargarse gratuitamente en projectbread.com.



  • Ver original en La Opinion
  • Publicado el domingo febrero 13, 2022


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.