6 maneras de convertirse en un mejor administrador - deGerencia.com
NOTICIA

6 maneras de convertirse en un mejor administrador

Por William Barnett, Escuela de Negocios de Stanford. ¿Los buenos gerentes buscan consenso y luchan para predecir el futuro? No de acuerdo con William Barnett, profesor de Liderazgo de la Escuela de Negocios de Stanford (GSB). «Los seres humanos temen ser burlados tanto como esperan a ser genios», dice. En lugar de correr el riesgo de hacer el ridículo, eligen  apoyar una visión de consenso o expresar ideas controvertidas, que pueden conducir a decisiones estratégicas pobres para un negocio, dice.

Echa un vistazo a los consejos para convertirse en un mejor administrador:

1. Busca tonterías

Incluso los genios cometen errores. El trabajo de Einstein, por ejemplo, contenía aritmética engañosa; Bob Dylan no siempre tenía la nota correcta, sostiene Barnett. Pero el genio de ambos se reconoce. Sin embargo, es fácil dejar pasar desapercibida una gran idea cuando parece fuera de la norma. «Si quieres encontrar un genio, busque sistemas que creen tonterías», dice.

Por tonterías, Barnett se refiere a las ideas que están fuera de una visión de consenso. Si en una empresa sólo se aprueban las sugerencias que están dentro de la norma, es probable que carezcan de opciones no convencionales, pero potencialmente innovadoras.

«Si encuentra un sistema que crea tonterías, puede haber una posibilidad de genialidad», dice. 

2. Busca los argumentos, no el consenso

Del mismo modo, Barnett recomienda que cuando se trata de una competencia entre los planes de negocio, evite elegir el consenso. «El mejor plan es el que crea el mayor número argumentos». Por ejemplo, cuando Irwin Jacobs fundó Qualcomm, un fabricante de chips para aplicaciones móviles, nadie pensó que las piezas podrían basarse en una controvertida tecnología llamada CDMA (o Múltiple Access Code División). Era una idea no consensual y un plan de negocio controvertido. Sin embargo, fue un éxito y ahora es uno de los sistemas de rario más utilizados en los teléfonos móviles.

3. Conectar los puntos mirando hacia atrás

Steve Jobs, de Apple, presentó su ahora famosa visión a los estudiantes de Stanford cuando habló en la ceremonia de graduación de la universidad en 2005. Barnett se hace eco de este mensaje: «Los grandes líderes son personas que entienden que no es su trabajo conocer el futuro. Su trabajo es crear un sistema que lo encuentre».

Tratar de conectar los puntos (o calcular todos los posibles resultados de una acción) es una receta para la parálisis, dice Barnett. Tenga en cuenta la propia compañía de Jobs. En 2011, Apple Computer lanzó el iTunes. En aquel momento, la compañía se consideraba un fabricante de ordenadores y iTunes no era más que un dispositivo para impulsar las ventas de hardware. Sin embargo, cuando se dispararon las descargas de música, Jobs se dio cuenta de que podría cambiar la dirección de Apple al hacer del producto una aplicación para Windows. En dos meses, hubo más de 15 millones de descargas adicionales y más tarde Apple retiró la palabra «Computer» de su nombre.

Si los ejecutivos tuviesen conectados puntos del futuro para mantenerse enfocados en la venta de computadoras, ellos habrían perdido esta gran oportunidad, asegura Barnett.

4. Gestionar el cambio, sólo a veces

Gestionar el cambio significa permitir modificaciones y actuar impredeciblemente. Esto por lo general es una buena estrategia. Claramente lo fue para Apple. En la década de 1990, Singapur alentó a los músicos de la calle a crear una atmósfera Green Village, pero insistían en que se vistiesen de forma clara y cantasen canciones aprobadas por el gobierno. Como era de esperar, el intento fracasó.

«Esto es lo que pasa cuando queremos controlar el proceso de innovación. Pensamos que estamos aumentando la media, pero que solo estamos disminuyendo la variedad», corrige Barnett.

Por supuesto, la gestión de la variedad no es adecuada para cualquier ambiente, señala el profesor. «¿Las personas que vuelan en avión? Quiero que ellas despeguen y aterricen exactamente de la misma manera todas las veces».

5. Piense antes de pivotar

Pivotar o cambiar radicalmente la dirección en relación a una estrategia anterior, causa conmoción hoy en día, según Barnett. «[Jóvenes] dicen la palabra ‘pivotar’ todo el tiempo. Básicamente, la receta es: intente algo, si no funciona puede pivotar y entonces hacerse rico», bromea. Si se hace incorrectamente el acto de «pivotar» puede ser un gran error. 

6. Cuidado con el falso negativo

Probar un conjunto de datos puede resultar una información cuestionable. Sin embargo, también puede dar lugar a un falso positivo o falso negativo. «Los falsos positivos tienen autocorrección. Lo falsos negativos no. Si obtengo un falso negativo, voy a pivotar. No me daré cuenta de que tenía razón. Con un falso positivo, voy a hacer lo mismo otra vez «, sugiere Barnett.

Si el resultado inicial de la utilización de la tecnología CDMA de Qualcomm, que incorrectamente indicó que no tendría éxito, fuera aceptado por Irwin, bien podría haber adoptado otra estrategia menos exitosa. Así que nunca habría aprendido que la tecnología de Qualcomm basada en el estándar CDMA era correcta…



  • Ver original en America Economia
  • Publicado el viernes mayo 12, 2017


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.