¿Por qué, qué es lo que provoca que sus supervisados lo abandonen o simplemente lo “despidan”?

Espolvoreando y rejuveneciendo la oficina, encontré un trabajo que quiero resumir y compartir con ustedes.

Se trata de un trabajo interesante del sicólogo y consultor empresarial Richard Reuter, quien después de muchos años de experiencia, afirma que debemos estar pendientes y alertas ante la presencia de los primeros síntomas de nuestro potencial despido.

Todo el proceso inicia en forma sutil, éste abanderado por una ligera pérdida del entusiasmo y seguido muy de cerca, por una pérdida minima pero notable, en la moral del equipo, comienza rápidamente a hacer estragos. Como saliendo de la nada, comenzamos a notar un incremento importante en lo que creíamos estar inmunizados, el ausentismo laboral y de pronto, a tan solo unos pocos pasos, si a la vuelta de la esquina, nos topamos de frente con el implacable descenso en la productividad, y para colmo de males, acompañado de un aumento en el número de fallas, fuertemente protegidas por el marcado descenso en la calidad.

Menudo problema en el que estamos metidos, e inocentemente nos preguntamos ¿Cuál fue el aleteo de mariposa que puedo generar tremendo desastre?, ¿De donde salió tanta Entropía?

Pues bien, de acuerdo con Richard Reuter el despido se produce gracias a cinco errores de Supervisión y Gerencia:

  1. No escuchar las ideas y sugerencias de los empleados
  2. Criticar a los trabajadores en presencia de sus compañeros
  3. Omitir el elogio al trabajo bien hecho
  4. Mantener a los empleados ignorantes acerca de los planes de la empresa
  5. Ser excesivamente perfeccionista

Yo le agregaría unos cuantos mas

  1. Delegar lo que no es Delegable
  2. No se tienen Objetivos Claros
  3. Asumir que sus supervisados siempre están disponibles
  4. No darle importancia al entrenamiento

Realmente me estoy quedando corto, los posibles errores de Supervisión y Gerencia definitivamente son mucho más que nueve.

Si partimos del hecho que somos seres humanos y por ende generadores de errores, detengámonos un instante, analicemos nuestro entorno, seamos meticulosos al analizar nuestras debilidades, estudie y analice, con el mayor detalle posible, las fortalezas y debilidades de sus subordinados (las fortalezas para resaltarlas y sacarle el mayor provecho posible y las debilidades para entrenarlo, acompañarlo, ofrecerle la mano y actuar de bastón en la disminución de sus brechas), maneje a sus supervisados como un equipo, promueva la adicción a la retroalimentación, colóquese en la posición de su supervisado.

Administre su inteligencia, cuide su puesto no permita que lo despidan.

Salvatore Tarantino

Salvatore Tarantino

26 años en el área de Seguimiento y Control de Gestión (10 años en Ingeniería - 15 en telecomunicaciones).

Más sobre Salvatore Tarantino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Salvatore Tarantino)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/que_provoca_que_sus_supervisados_lo_abandonen_o_lo_despidan/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/staran)