La Productividad y las Artes marciales - Segunda Parte - deGerencia.com

La Productividad y las Artes marciales – Segunda Parte

¿Que motiva a un ser humano a ser más productivo? superar sus propias limitaciones, conquistar, explorar, vivir, enamorar, sentir, evolucionar, expandir,…

Cualquiera que sean las razones, motivos o circunstancias, es claro que sin entrenamiento no se puede ser productivo, como también se sabe que la productividad todo lo cambia y solo un ser humano bien preparado puede aceptarla y adaptarse a ella cuidando sus cinco fuentes de energía, (Física, emocional, mental, intelectual y espiritual, de ellas he hablado en otros artículos).

Mientras reflexionas sobre esta segunda entrega mantén en mente esta premisa tomada de Og Mandino “Planes y sueños carecen de valor a menos que sean seguidos de la acción”.

Cuarto paso: Tener Disciplina

Pulir las técnicas, utilizar el espíritu y fortalecer el cuerpo con disciplina hasta que se llegue al punto que se fusionen estos tres elementos.

Las personas que no adquieran disciplina no tendrán cabida en el mundo competitivo.

Las metas se logran trabajando día a día para conseguirlas. Como consultores hemos encontrado que volver a las antiguas prácticas, abandonar las metas y sucumbir a la indisciplina es relativamente sencillo.

Esfuérzate para que tus metas se hagan realidad, lo que te sugerimos es:

  • Descubre en qué malgastas el tiempo.
  • Ejecuta acciones según las fechas vitales.
  • Las actividades que consuman menos de dos minutos no las programes, ejecútalas inmediatamente.
  • Disciplínate en mantener tus compromisos, cerrar tus ciclos, cumplir lo que te has propuesto.
  • Establece fecha y tiempo límite a cada actividad. Correo electrónico, Reuniones, llamadas,…
  • Construye un sistema para invidentes, asegúrate que funcione y que evolucione acorde con tus necesidades.
  • Prepárate para utilizar los tiempos de espera en reuniones, turnos, aeropuertos,… alista algo para hacer, estudiar un documento, preparar un informe, leer un libro…

Quinto paso: Estar en Armonía

“La armonía es esencial en el corazón del guerrero”. En las artes marciales se aprende a caminar de lado, bajando el centro de gravedad, en un movimiento parecido al baile para mantener el balance.

Necesitarás danzar con el tiempo a diferentes ritmos, moverte fluidamente, siendo flexible y concentrándote en movimientos estratégicos, identificando que actividades ejecutarás y cuales no realizarás, eso te permite fluir con el tiempo y cumplir tus objetivos.

  • Alimenta tus fuentes de energía física, mental, emocional, espiritual e intelectual.
  • Mantén una actitud positiva en la labor que desempeñes; trabajo, estudio,…
  • Identifica tu curva de productividad y combina períodos de actividad con períodos de descanso.
  • Ordena tu área de trabajo; el volumen de documentos y el desorden son información pasiva y nociva que alimenta el estrés y la ansiedad.
  • No planifiques rígidamente, si en tu agenda dejas espacios para los imprevistos, ya no serán imprevistos y podrás abordarlos con mayor armonía.
  • Planea imprevistos.

Sexto paso: Concentrarse en Vitales

“Tetsubishi” es una técnica que enseña a distribuir el peso para caminar sobre objetos afilados.

Esta técnica de “caminar” exige enfocarse en un objetivo y concentrarse en lo esencial para pasar los obstáculos y llegar al final del recorrido. Análogamente en ocasiones debes abordar tu día planteándote un objetivo esencial en el que te debes concentrar para que con tus acciones abordes lo que debes abordar, ahondes en lo que debes ahondar, pases superficialmente lo que debes pasar superficialmente, elimines lo que debes eliminar, dándole el tiempo justo a cada actividad.

Denominamos a esta técnica la Administración de Vitales. ¿Cómo puedes hacerlo?

  • Libera tu mente; No retengas información innecesaria en tu cabeza, escríbela y concéntrate en tus vitales.
  • Construye una planilla de control sobre tus objetivos más buscados identificando las fechas para cuando son vitales y las actividades que te permitirán alcanzarlos.
  • Asegúrate de no postergar tareas o actividades vitales.
  • Administra adecuadamente los imprevistos, interrupciones y distractores.
  • Aprende a decir no y a negociar con argumentos.
  • Debes ser selectivo: Restringe tu dirección de correo electrónico, teléfono,…
  • Ahorra horas de ejecución improductiva, utiliza los primeros y/o los últimos minutos de labores para planear.
  • Establece fechas limites a los compromisos, con ello evitas la indecisión y la tardanza.
  • Al posponer desperdicias tiempo, pierdes oportunidades y aumentas la presión.
  • Agrupa las actividades similares para eliminar la repetición de acciones y reducir las interrupciones.
  • Mantén a la vista tu agenda de acción diaria.
  • Con los asuntos que lleguen a tu escritorio tienes cuatro opciones inmediatas, eliminarlos si no tienen utilidad, ejecutarlos si son ejecutables, programarlos si son programables o delegarlos si son delegables.
  • Planea tus objetivos y los posibles cursos de acción que permitan alcanzarlos en el tiempo justo.

Es mi deseo que puedas dar vida a estas herramientas en cada uno de los ambientes que ocupas tu vida y que en un mes cuando concluyas el análisis de esta lectura, puedas practicar este ciclo de nueve pasos.

Hasta pronto.

Jaime España Eraso

Jaime España Eraso

Creador de la Cultura Empresarial Humanista de Resultados Laborar en más de 12 países, rodeándose de empresarios de diferentes sectores, líderes de múltiples naciones y directivos de organizaciones de variados tamaños, le ha proporcionado riqueza multicultural y perspectiva global Desde hace 22 años imparte herramientas de inteligencia organizacional y es...

Más sobre Jaime España Eraso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Jaime España Eraso)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/la_productividad_y_las_artes_marciales_segunda_parte/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/jaimee)