La empresa familiar

En julio de 2003, la Ford cumplió 100 años. Henry Ford lo consiguió: su gran creación va por la cuarta generación. Ha superado la media de las empresas familiares, las cuales llegan con dificultad a la segunda (tres de cada diez) y acaban muriendo, o siendo vendidas en la tercera (sólo una de las tres sobrevive).

La Ford lo ha conseguido, no sin que en ella se hayan dado los conflictos propios de una empresa familiar. Enry Ford tenía una relación bastante peculiar con su hijo, Edsel Ford. La tensión que a Edsel Ford le generaba esta relación en el trabajo, le llevó a una grave úlcera de estómago, y finalmente a una muerte prematura (R. Lacey, The Men and the Machine)

A pesar de que un negocio familiar es un negocio, y por lo tanto se rige como tal, tiene una serie de características particulares, sean cuales sean sus dimensiones. Estas características se pueden convertir en ventajas o en inconvenientes, dependiendo de cómo se manejen.

1. La Empresa Familiar está regida por una familia:

Es difícil estandarizar el comportamiento en las empresas familiares. Puede que se proteja en exceso a los miembros de la familia, o que ocurra justamente lo contrario, que por ser miembros de la familia se les exija mucho más que al resto. Lo que está claro, es que la cultura de la empresa tiene su lecho en la forma de ser de la familia, y sobre todo del fundador:

  • La sociedad identifica al producto con la familia, ya que suele llevar su nombre. Por esto, las empresas familiares están muy orientadas hacia la calidad, y fomentan la responsabilidad en el trabajo.
  • Los miembros de las familias han crecido oyendo hablar del negocio, por lo que suele haber una identificación con el mismo, lo toman como suyo y lo cuidan mejor.
  • Los miembros de la familia sienten que tienen un sitio donde desarrollar su trabajo, y esto les da sensación de seguridad y de independencia. También puede ayudarles a coger experiencia, para después desarrollarse profesionalmente en otro sitio. Trabajar en un negocio familiar es una experiencia que no puede vivir todo el mundo, que muchas familias están orgullosas de ofrecer a sus miembros, y que se puede aprovechar.
  • En el negocio familiar, se mira al futuro, se busca la continuidad.
  • Sin embargo, por muy “normal” que sea la familia, (¿existen las familias normales?), los problemas de familia suelen contaminar a la empresa. Se trata de problemas personales, afectivos, psicológicos, lucha de poder entre hermanos, intereses personales, familia política… Es muy difícil hacer una clara diferenciación entre la familia y la empresa para los miembros que se encuentran en ambas instituciones. De aquí que una disputa entre hermanos sobre el tipo de comercialización de un producto, sea más bien una repetición del conflicto que hay entre ellos desde la infancia, que una discusión que realmente trate sobre el tema en cuestión. El hijo de uno de los tres hermanos Horvitz comentó que “las decisiones se tomaban en base a los sentimientos de los hermanos cuando éstos tenían doce años”.
  • Si miembros de la familia que trabajan en la empresa, (hijos del fundador, por ejemplo), tienen una visión diferente del negocio, volverán loco al personal, que no sabrá a quién dirigirse, pudiendo llegar al bloqueo. Esto ocurre debido a que en una empresa familiar, puede ocurrir que no se sepa quien tiene “el poder”, si un hermano, la mujer del otro que no trabaja en la empresa, o un hijo que ni siquiera está en el equipo directivo.

Todas las familias tienen conflictos (o en todos sitios cuecen habas), por eso, hay que intentar que éstos sean los menos posibles, no solamente para que el negocio vaya bien, sino por el bien de la familia, y esto sólo se puede realizar desde una educación temprana:

  • La familia que sabe resolver más o menos de forma positiva sus conflictos internos, que ha fomentado la confianza de los miembros, y una serie de valores humanos durante el crecimiento de los hijos, trasladará esta cultura al trabajo. Esto hará que puedan llegar a ser mucho mejores socios que si no fuesen de la misma familia.
  • Es importante que el fundador no deje de lado a la familia por el negocio. De ser así, la lucha entre hijos por ganar la atención del padre en un futuro, será mayor.
  • Si es evidente que el negocio puede separar miembros de la familia, es preferible que o no trabajen todos en el negocio, o que no trabaje ninguno, o que los miembros conflictivos trabajen en áreas tan dispares que no tengan casi relación, lo cual dependerá de la amplitud del negocio. De no hacerse así, acabará separándose la familia y desintegrándose el negocio.
  • La solución del intermediario es una buena solución (El Arbitraje como Medio de Resolución de los Conflictos en la Empresa Familiar, Rafael Jiménez de Parga). Cuando hay diferencias importantes entre dos miembros en cuestiones de negocio, y sobre todo si uno tiene mucho más poder, es bueno que alguien objetivo, y a ser posible de fuera de la familia, haga de moderador. Esto evitará que siempre gane “el más fuerte” afectiva y familiarmente hablando.

2. La Empresa Familiar suele tener un fundador:

“Está bien, pero si empiezas a trabajar conmigo tienes que olvidarte de lo que sabes, de lo aprendido en la carrera y en tu anterior trabajo. Tienes que hacer exactamente lo que yo te diga. Yo sé qué es lo que hay que hacer para que las cosas salgan bien. No puedes añadir nada de tu propia cosecha”.

Esta fue la respuesta que oyó la hija del fundador de una empresa cuando ésta le propuso entrar en el negocio familiar. ¿Qué es lo que temía? (a los dos años de esta conversación, durante los cuales ella estuvo trabajando en la competencia, y tras un replanteamiento de la situación, entró en el negocio).

  • Normalmente, la persona que funda una empresa, suele tener mucha energía, y un carácter emprendedor. Es independiente, tiene una gran capacidad de liderazgo. Su empresa es su creación, y por lo tanto es parte de él, por eso trabaja duro, es muy responsable y es capaz de transmitir su visión a los que les rodean. Da ejemplo.
  • En su contra, puede ocurrir que sea bastante dominante. Puede que esta necesidad de dominar la desarrolle después, ya que ha sido capaz de crear la empresa, y es bastante comprensible. Cree que es el único capaz de continuarla. De aquí que desarrolle una excesiva necesidad de control, todo tiene que pasar por sus manos, por lo que la delegación queda minada. Él es el que mejor conoce la organización y por lo tanto es imprescindible. Al ser su empresa su propia creación, es también una proyección de sí mismo, y esto hace que tema más al cambio, a lo nuevo. La gestión del cambio es uno de los grandes problemas de los negocios familiares.
  • Los fundadores tienen que pensar en la sucesión, y para ello tienen que elegir, junto con otros directivos de fuera de la familia, a los posibles candidatos. Una vez elegidos, hay que diseñar un plan de carrera para prepararlos, y por último, el Fundador y DG, tiene que aprender poco a poco a “dejar hacer”.
  • Los demás deben entender que este paso para él, es realmente difícil.
  • “No importa cuántos miembros de la familia estén en la dirección y lo eficaces que sean, uno de los puestos de la cima siempre debe estar ocupado por alguien de fuera” (La Gestión de la Empresa Familiar, Peter Drucker)

3. Incorporación de los miembros de la familia a la empresa:

“Lo que más me motiva de trabajar aquí, es que trabajo codo con codo con los miembros de la familia, porque me tratan como a uno más”

La incorporación de miembros de la familia al trabajo, puede tener sus ventajas e inconvenientes, dependiendo de la manera en que ésta se lleve a cabo:

    Esta es una de las grandes ventajas. Si se sabe gestionar bien la integración de familiares con no familiares, la cultura de confianza se consolida con más facilidad.
  • Ahora bien, si se admite a todos los miembros de la familia, puede ocurrir que alguno no sea competente o no trabaje lo suficiente. Esto puede acarrear muchos problemas. Los trabajadores que no sean de la familia se verán injustamente tratados. Si tienen que estar por debajo de una persona más incompetente o más vaga que ellos por el hecho de ser el sobrino del jefe, se irán.
  • Esto se puede agravar si al miembro de la familia se le da el título de Dr, pero la responsabilidad real la mantiene su subordinado (ajeno a la familia) al ser más competente, siendo su sueldo menor. En cualquier caso, la empresa corre el riesgo de quedarse sin los mejores, y de crear una cultura enrarecida.
  • “La primera regla es que los miembros de la familia no trabajen en la empresa salvo que sean tan competentes como cualquier otro empleado, y trabajen tan duro como éste”
  • “La segunda norma consiste en no conservar nunca a un miembro de la familia que no sea capaz de desempeñar funciones de alta dirección” (Algunas Normas en relación con las Empresas Familiares, Peter Drucker)
  • Acoger a aquellos miembros que hayan trabajado fuera, y han demostrado que son capaces de desarrollar bien su trabajo, es otra norma que llevan a cabo algunas EF. Esto también es importante para el desarrollo de la propia autoestima de la persona. Si se admite a miembros de la familia por el hecho de ser de ésta, sin tener experiencia, puede ocurrir que siendo competente, no se sienta así. En el fondo piensa que su puesto se lo han regalado

4. La Organización y Estrategia en las EF.

La mayoría de las empresas familiares se han gestionado, en un principio, desde el sentido común y buen hacer de la persona que la comenzó. Esta organización, que en los comienzos suele funcionar eficazmente, a largo plazo puede llevar a una empresa que de la impresión de confusión y desorden.

  • Es normal que se dé un solape en las responsabilidades y en la organización.
  • Es posible que resulte difícil distinguir quien tiene realmente “el poder”, y el cambio en la estrategia depende del cambio de las influencias familiares.
  • Los parámetros de evaluación de resultados pueden ser confusos, y a los familiares se les tiende a evaluar más por el esfuerzo y por quienes son, que por los resultados.
  • Hay una resistencia a comentar objetivos.
  • Las preocupaciones familiares pueden influir en la elección de la estrategia
  • Las EF que logran continuidad, planifican eficazmente y añaden nuevas estrategias a su negocio cuando las circunstancias así lo requieren.
  • La planificación estratégica ha de ser igual que en el resto de las empresas, con una salvedad: también hay que hacer el plan estratégico familiar, que debe incluir las metas personales y profesionales a largo plazo de los miembros familiares. La familia debe contestar a las siguientes preguntas:
  • ¿Por qué estamos comprometidos a continuar con el negocio y no venderlo?
  • ¿Cómo creemos que será la empresa y la familia dentro de unos años?
  • ¿Cómo resolverá la familia los conflictos y las cuestiones de compensación?
  • ¿Qué pasos hay que dar para alcanzar las metas personales y profesionales de la familia cada año?
    (la Planificación Estratégica en las Empresas Familiares, John Ward).

  • La familia debe comprometerse con el proceso de planificación de la empresa.
  • De la planificación empresarial habrá que concluir los objetivos profesionales de cada miembro, que tendrán que ser evaluados como el resto de personal. En la evaluación de los miembros de la familia, es importante que haya una persona de fuera de la misma.
  • En muchos casos, acudir a expertos en planificación estratégica para obtener consejo, puede ayudar a la familia en su negocio.

Desde mi propia experiencia, y para concluir, trabajar en la empresa que mi padre comenzó hace más de 20 años, me ha acercado más a él como persona, me ha ayudado a entenderle mejor, y a reducir nuestros conflictos personales. También es cierto que me he “despedido” alguna vez…para volver al día siguiente.

Ana Cardona

Licenciada en Psicología.Socio-Directora de Cardona Labarga, Centro de Estrategia y Liderazgo. Experta en Clínica y con más de 5 años como instructora formando a profesionales de la empresa en Comunicación, Cultura, Calidad, Estrategia, Liderazgo y también Trabaja en investigación para la aplicación de proyectos de Desarrollo Directivo. Colaboradora en varios...

Más sobre Ana Cardona

28 comentarios sobre “La empresa familiar

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    no pertenesco a una empresa familiar pero vivo de cerca uan ya que mi esposo tiene un negocio familiar con su mama y su hermana. lo que yo veo en esto es que no tiene una responsabilidad definida todos hacen lo que se puede, de hecho compartire este articulo con ellos, ya que el negocio esta creciendo y creo que ellos deben crecer tambien en conocimiento administrativo, si me pueden sugerir algun material adicional se los agradeceria.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Es un excelente artículo, de hecho alguien muy cercano a mí trabaja para una empresa que hasta hace un par de meses era familiar esta tiene 50 años de fundada y ahora ha tenido que ser vendida y aqui aparecen muchas de las cuestiones negativas que se vivían, y he ahí el porque de que tuvo que ser vendida en lugar de continuarla la familia.
    Este tipo de artículos deberían poseerlos toda empresa que sea familiar, ya sea que tenga años fundada o que apenas se pretenda poner en marcha, ya que esto ayudaría mucho a evitar serios conflictos que lleven al cierre o venta de este tipo de empresas.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    es un excelente y muy bueno este trabajo.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Articulo intersante y bastante cerca con la realidad de las empresas familiares.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    esta muy buena la noticia

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Es un excelente articulo, felicidades y mas de estos, a la fecha no he tenido la oportunidad de trabajar en empresas familiares pero colegas cercanos a mi si, me comentan que se dan este tipo de situaciones.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Muy buen artículo, en mucho lo identifiqué con mi propia empresa, la autora tal vez quedó corta al mencionar que para que una empresa familiar subsista se necesita ante todo TENACIDAD.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    El artículo sobre La Empresa Familiar me parece muy interesante, objetivo y de mucha cotidianidad en el mundo de los negocios. Es muy frecuente ver que en este tipo de empresas todos los miembros de la familia están involucrados en todos los aspectos de su manejo y esto origina una mala gestión en el desarrollo del manejo gerencial, provocando problemas de tipo administrativo, financiero y operativo. Como todos manejan la misma se presentan roces y dificultades que más temprano que tarde llevan al negocio a su quiebra, con los problemas consiguientes que esto provoca.
    Ernesto Rodríguez González, [email protected], Colombia

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Interesante análisis acerca de la interrelación entre la empresa y la familia

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Me pareció buen artículo, porque plantea con gran claridad la difícil situación natural que está a la base de la empresa familiar: por un lado, existe el compromiso de conservar y hacer crecer a la empresa, y por otro lado, existe la necesidad de sortear conflictos que surgen por los esquemas de relación de familia, los cuales puede generar mucho conflicto entre los miembros. Los criterios de solución a potenciales conflictos me parecen adecuados, así como los mecanismos usados para reducir los problemas de la empresa familiar. Este artículo ofrece una buena guía para las pequeñas y medianas empresas.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Didactico, ameno e informativo.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    la comunicacion es lo primordial para un buen funcionamiento, en cualquir tipo de organizacion. el articulo esta muy agradable.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Felicidades por el artículo;me parece muy ilustrativo de lo que sucede cotidianamente en éste tipo de empresas con las que he trabajado durante años.Creo estimulante para los empresarios que lean el artículo ponerlo en la perspectiva de la Ford Motor Company, porque en sus inicios pudo haber sido considerada como tal, aunque no debemos perder de vista que la Ford se vió beneficiada por cuestiones coyunturales y el principal aporte de Henry Ford sería su famoso sistema de producción en línea y una visión y tenacidad impresionantes, pero no recuerdo a miembros de la familia Ford dirigiendo con éxito a la compañía como sería el caso de Bill Walton, hijo de Sam Walton de Wall Mart o de algún otro líder de segunda generación, por lo que podemos concluir que Ford tuvo éxito en crear y desarrollar un concepto y un sistema de producción, pero no fué exitoso en involucrar y desarrollar el potencial de los miembros de familia; Ford no pasa a la historia como una empresa familiar, pero el artículo seguramente estimulará a muchos propietarios de empresas familiares a tener este propósito en mente y buscar el desarrollo de sus empresas como organizaciones eficaces, integrando la creatividad y pertenencia de los otros líderes del negocio, los que están y los que vienen.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    ESTE ARTÍCULO DEFINE CLARAMENTE LOS DIFERENTES ESCENARIOS SOBRE LOS CUALES SE DESARROLLA UN EMPRESA FAMILIAR.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    El articulo me viene a reforzar el criterio que manejo de las empresas familiares. Como consultor enfrento el reto de asesorar empresas de este tipo en medio de lios familiares de todo tipo. Y claro esta, la empresa debe seguir adelante. Es un reto asesorar a la empresa para que encuentre la salida (exito), y a la familia que se mantenga unida. Por lo demas un excelente articulo.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    me ayudó a comprender la razón de ser de algunos problemas de mi empresa familiar

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Articulo excelente para aquellos que tienen en mente desarrollar una empresa familiar. Saludos y exitos…

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Participo en una empresa familiar, he leido y participado en seminarios, incluso dirigi un seminario de empresas familiares y lo mas importante de esta compleja empresa es que haya un objetivo comun de continuidad del negocio “familiar” sin que los intereses propios de los parientes politos influyan. Por supuesto, que se necesita un arbitro que regule imparcialmente la administracion, siendo este externo a la familia. Ahora bien… respecto al acercamiento con su padre, a mi me pasa lo mismo y creo que tiene mucho que ver la condicion de mujer ya que tenemos el afan de conciliadoras y de tenacidad frente a los problemas familia-empresa.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Indiscutiblemente estos articulos aportan al desarrollo gerencial de las personas, y coadyuvan indirectamente al ambito empresarial general, yo lo comento con mi allegados.
    agradezco al autor del mismo.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    No encontre nada de la responsabilidad social en empresas familiares,pero si posibles desventajas como resultado de esta corriente.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Es un tema que todos m}necesitan en especial los que estamos tras creación de una Empresa.
    Me agradaría concocer más el tema.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Gracias! por su articulo, nos hace reflexionar mucho sobre los aspectos que de manera cotidiana se viven en las EF. Seria interesante si desarrollar mas temas relacionados con las EF, por ej: Propuesta de Resolución de Conflictos en las EF, La responsabilidad Social y la Proyeccion social de la EF. Les felicito por su valioso apoyo.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Exterioriza vivencias que hemos visto y sufrido pero,que nunca recopilamos en forma sencilla. Agregaría que muchas Pymes estan virtualmente tomadas por la problematica.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Una empresa familiar funciona, cuando los intereses personales dejen de existir y se trabaja sambiendo que una institución depende de ellos, es conveniente involucrar a toda la familia en una empresa, pero es necesario medir su productividad al igual que cualquier empleado que trabaje en la empresa, por ejemplo uno de la familia llega tarde, no se le puede considerar, si no se le considera a otros empleados pues en una empresa funciona por su productividad de calidad de cada empleado

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Felicitaciones a la autora. Buena capacidad de resumen y análisis macro. Situaciones similares a las empresas familiares se dan a menudo en las asociaciones cooperativas al intentar trabajar con miembros de las mismas comunidades, la falta de líneas de autoridad o el irrespeto generado por la confianza existente entre los miembros generalmente lleva a conflictos internos que impiden el desarrollo de los negocios.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Un artículo muy interesate para nosotros que trabajamos en familia. Léanlo!

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Realmente es un articulo bastante interesante y muy bien enfocado, la verdad me ha permitido visualizar desde otro punto de vista, los problemas que se pueden presentar en las Empresas Familiares. Gracias por publicar este articulo, por que me ayudara a dar un mejor enfoque en mi planteamiento del problema de mi tesis de especializacion.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Son pocas las empresas que realmente pasan la cuarta generación como bien lo indican en el artículo; sin embargo, como es de conocimiento de todos que, después de pasado el tiempo, la siguiente generación, muchas veces por desconocer o por no querer involucrarse en la empresa, buscan a personas que la dirijan o comienzan a trasladar su participación a nuevos socios fuera de la familia.
    Realmente, es difícil mantener el control de la compañía sólo en una familia, ya que al ir pasando las generaciones, los hijos desean mantener su participación y no quieren perder la misma de su padre, pero al ser más personas, todos tienen diferentes puntos de vista e intereses, por lo que regularmente se mantienen únicamente como socios y no participan directamente en la compañía, no obstante, es muy interesante conocer que existen empresas que pueden mantenerse como tales después de tanto tiempo, independientemente, que legalmente tenga el control una sociedad anónima.
    Para poder vislumbrar la EF en el futuro, se debe tener bien clara la visión de la empresa como tal, hacer el protocolo de la familia, e ir involucrando más y más a las nuevas generaciones para que la misma no pierda sus valores, y que la compañía, así como la empresa perdure por mucho tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Ana Cardona)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/la_empresa_familiar/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/anacardona)