Humildad, sin ti no puedo ser un líder - deGerencia.com

Humildad, sin ti no puedo ser un líder

Martín, gerente de recursos humanos llamó a dos de sus colaboradores para conversar sobre su incumplimiento en una tarea que les fuera asignada hace algunas semanas atrás. Luis, lejos de reconocer el incumplimiento de su deber sólo se dedicó a justificarse con razones sin fundamento e incluso llegó hasta echarle la culpa a un tercero por su irresponsabilidad. Ignacio, sin embargo supo reconocer con sinceridad que había sido la desorganización de su tiempo y un ineficiente uso de él, lo que había causado su ineficacia. Pregunto, ¿Cuál de los dos actuó mejor? ¿En cuál de los dos confió más el gerente? ¿Nos ha pasado esto alguna vez? ¿Cuál fue nuestra actitud en aquel entonces?.

La humildad es como la luz al final del túnel, en medio del túnel puedo mirar atrás y retroceder en la oscuridad para perderme en mi soberbia, en cambio si miro adelante, veré que al fondo brilla la esperanza de poder reconocer que he fallado y que pondré los medios para corregir mis errores, empezar de nuevo, y transmitir esa actitud de amor en la empresa.

Cuentan que en una sesión para empresarios mexicanos, Carlos Llano, un gran filósofo empresarial, les preguntó a sus oyentes cuál fuera su actitud ante un empleado difícil, uno del público respondió: “correrlo”. Inmediatamente Carlos Llano con gritos lo corrió de su sesión. ¿No escuchaste? ¡Sal de inmediato! Luego, una vez que lo había expulsado les preguntó a los demás, ¿Qué les pareció? ¿Debe haberse sentido feo verdad?. Esta anécdota dibuja con claridad la relación liderazgo-humildad. No todos toman la actitud de Martín, la de escuchar a sus empleados para ver qué pasó. No todos asumen ser humildes como Ignacio, pero casi todos se identifican con la anécdota.

Una investigación, aplicada a 620 directores de empresa mexicanos trataba de averiguar la cualidad directiva que, en relación con las demás personas, el director necesitaba incrementar en mayor medida. Grande fue la sorpresa cuando encontraron que esa cualidad era el saber escuchar. Paradójicamente sólo escucha quien tiene una actitud humilde ante los demás.

David Maister realizó una investigación con datos de 6500 integrantes de 50 firmas de servicios profesionales en 15 países, arrojó que son las actitudes las que determinan los resultados financieros, y no al contrario.

Asimismo, otras investigaciones revelan que los clientes abandonan a sus proveedores en un 70% por la calidad del servicio. Estas empresas han olvidado que liderar no es mandar sino servir.

La gran crisis humana en las empresas se debe primordialmente a una falta de humildad, para saber recomenzar cuando se ha fallado, pero también para tener la valentía de reconocer en qué hemos caído, y cómo nos corregiremos. Este caerse y saber levantarse con dignidad, encierran el ciclo de vida de todo empresario.

Humildad implica no sentir más que los demás, esperando, a veces obsesivamente a sentirse servido por los colaboradores, sino mas bien a servir a quienes nos rodean en la empresa y a quienes debemos ayudar a que se desarrollen como personas.

Cuando suceden estas situaciones conflictivas en la empresa, de las que hablamos al inicio, tenderemos a dos caminos, el de negarlo todo o el de reconocer. La primera nos lleva a centrarnos en nuestro amor propio, la segunda nos permite ponernos en el lugar de los demás.

Muchos de los casos de corrupción en el sector corporativo también se deben a que en gran parte, los directivos no supieron corregir a tiempo un error pequeño, cuya continuidad generalizó el mal endémico de la soberbia.

Dirigir una empresa no sólo exige estar pendiente del presente, sino también actuar correctamente para que mi actual labor no perjudique a la institución en su futuro. La clave para liderar es la humildad.

Cuentan que una empresa brindaba un pésimo servicio, todos sus recursos humanos eran arrogantes, desde lo directivos hasta los empleados, no salían bien las cosas, empezaron a bajar la ventas y estaban al borde del colapso. Unos echaban la culpa a los factores económicos externos, otros a la fiesta de despilfarro en lujos innecesarios que se celebró para el aniversario, etc.,. Nadie quería ser el protagonista del cambio, nadie quería asumir su responsabilidad, nadie quería ser humilde.

Un día, cansados de tanta degradación empresarial y humana, en la puerta de la institución vieron un gran cartel que les anunciaba la muerte del empleado que les había impedido despegar como empresa. Quedaron anonadados, pero por curiosidad entraron a ver de quién se trataba pues el cuerpo estaba siendo “velado” dentro del recinto. Grande fue su sorpresa cuando al ver el cajón del ataúd, no vieron ningún cuerpo, más que un simple espejo que los reflejaba a todos.

El cambio depende de ti, en tu interior está esa voz de humildad que te lleva a ser mejor, a reconocerte falible e imperfecto. ¡Humildad, sin ti no puedo ser un líder!

Avatar

Carlos Alberto Rosales

Licenciado en Educación en la especialidad de Matemática y Física, formado en la Universidad de Piura, Perú. Actualmente labora como educador en el Colegio HUMTEC Humanismo y Tecnología de Lima.Tienes especializaciones en Calidad de la Educación Básica por el Instituto de Estudios Avanzados para las Américas (Organismo de la OEA...

Más sobre Carlos Alberto Rosales

22 comentarios sobre “Humildad, sin ti no puedo ser un líder

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Me parece un articulo excelente,me llegó en un momento oportuno porque acabo de terminar mis estudios en Administración de empresas y siempre he pensado de esta forma

    AMALIA

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Interesante

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Muy buen articulo y refleja la realidad de muchas empresas y lideres los cuales por nuestra falta de humildad nos covertimos en jefes y no lideres

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Me llamó la atención hacer un comentario sobre el artículo, por lo acertado y apegado a la actualidad que esta. Soy catedrática universitaría y algunos de mis alumnos ya estan involucrados en el sector productivo, es decir trabajando y los que no estan en mandos medios o superiores se quejan amargamente de la prepotencia y la soberbia conque sus jefes esperan que se cumplan sus órdenes aun cuando éstas vayan camufladas con amielados e hipócritas tonos de voz. La verdad es que desafortunadamente se esta haciendo mal uso de la Ética como palanca de crecimiento en los negocios, pues lo lógico sería pensar que la ética del crecimiento vaya acompañada del crecimiento de la ética, pero es al revés, pues mientras más rico, más irresponsable; mientras más poderoso, menos preocupado por su gente; mientras más exitoso, más explotador; mientras más competitivo, más insensible. Y entonces el éxito, el poder ly la fama suelen dar por resultado que cuando nuestra empresa crece, nuestra ética para tratar con humildad a nuestros subordinados y en todo sentido decrece. Son diversas las áreas donde hemos de aplicar nuestra gestión de ética; todas ellas miran hacía la justicia de nuestras relaciones: con los colaboradores, los clientes, los proveedores, los bancos, el gobierno y la comunidad en general. Lo ideal sería que establecieramos metas como “buscar con todas nuestras fuerzas convertirnos en testimonio de justicia en nuestras relaciones con internos y externos”. Si en verdad deseamos crecer en el ámbito ético, tenemos que adoptar la HUMILDAD como principio regente en nuestras vidas. Al fin y al cabo se consigue más con una gota de miel que con un barril de hiel. Los seres humanos somos muy dados a pensar que todo nos lo merecemos, pero nada más lo BUENO y la verdad es que en la vida no hay sólo AMANECERES, también hay atardeceres y anocheceres; y además hay que pensar que a pesar de la diversidad humana todos tenemos los mismos derechos.
    Por favor SEAN FELICES. Hasta pronto.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    ¿Quíen dijo que la humildad es contraria al ejercicio del liderazgo?. vemos en el Artículo del profesor Rosales, que la humildad es la clave para alcanzar metas grandes desde el liderazgo. Un ejemplo de humildad nos lo da la vida de Cristo, el méximo Líder de la cristiandad, cuando lavó los piés de sus discípulos en señal de humildad. Este Artículo es un bálsamo para quienes creemos que el ser humano es el sujeto de la producción y por tanto valores como el respeto, la solidaridad y el reconocimiento deben orientar la humildad del líder que desee lograr grandes cosas.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Un árticulo lleno de mucha verdad y aceratdo porque son muchas los lideres que carecen de Hulildad y por eso las empresas cometen tantas injusticias que por el menor error de unos de sus colaboradores los echan, o simplemente porque algunos malos lideres que dejan que el cargo se les suba a la cabeza no sabes aceptar sus razgos en evolución.

    Muy bueno me gusto mucho

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    El artículo refleja la necesidad de muchos gerentes, todos debemos ser humildes y estar abiertos a aprender de nuestros semejantes, respetando a todos y cada uno.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Un articulo con mucha certeza, donde se explica claramente que para fortalecer el avance de una empresa o persona se debe ser siempre humilde…………para saber reconocer errores y cambio para quienes son nuestros usuarios, el saber si bien es poder pero a mas conocimiento siempre debe primar la humildad, no la soberbia, actitud q nos aleja de la verdad de las cosas y del sentido que estas tienen, impidiendo el desarrollo tanto personal como institucional, pero nada de ello seria efectivo si no se agregase al trabajo propio ETICA, factor necesario de avance con credibilidad y confiabilidad de nuestros servicios

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Buen tema, desde cualquier punto o situación que lo veas, es una parte primordial para que exista una buena y verdadera relación.
    Me parecieron muy buenos los comentarios de la Mtra. Evangelina Villareal y de Luis Gerardo Rodríguez.
    SALUDOS.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    En la vida para llegar a ser existosos se hace necesario primero que todo recordar nuestro origen y la razón por la cual estamos aquí, EL SERVICIO. Muchos olvidamos ésto, olvidamos que si estudiamos en una universidad, si nos preparamos en la vida, no es para sentirnos más grandes y mejores, simplemente estamos mejor capacitados para una labor que tenemos que poner al servicio para lograr formar un grupo integral que llegue a construir lo que queremos en comunidad, en la empresa como un todo y no individualmente, ya que de ésta manera ganamos todos y no pierden la gran mayoría, existiría armonía y verdaderamente aplicaríamos lo que no enseñan las instituciones educativas.
    SERVIR Y PONER AL SERVICIO nuestro conocimiento, es la mejor recompensa en nuestro trabajo y vida diaria.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    la humildad es el existo de los negocios y el liderasgo firme para la toma de decisiones

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Creo que felicitarlo estaria de mas. Este es un analisis demasiasdo bueno y un tema del cual tenemos mucho que aprender, ya que la mayoria de los jefes son arrogantes y no tienen nada de humildad.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Me gustaria recibir articulos del tema de liderazgo

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Excelente articulo, quiere decir que todos nosotros por naturaleza, somos falibres a las cosas en nuetro comportamiento actitudes ,ante la disposicion de admitir o no cuando como seres humanos que somos y que nos distingue elrazonamiento, podemos equivocarnos

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Excelente

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Me gustaria tener mas informacion de este tema

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Estimado Carlos: el artículo es interesante y creo que deberían leerlo también tus compañeros de trabajo, pues un profesor también debe ser humilde para poder ser líder. Te agradeceré lo hagas llegar a ellos. Mejor dicho, yo lo haré llegar. Un abrazo
    Tu jefe.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Es un articulo interesante, en el que nos podemos dar cuenta de nuestras debilidades, apoyarnos en ellas para lograr alcanzar el exito que todos deseamos, siempre y cuando nos reconozcamos como inpoerfectos y que podemos cometer errores

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Es un articulo interesante, practico si lo aplica cada dia y en cada situación.Hojala los ejecutivos y no ejecutivos, sepan que uno esta en un puesto para servir, y no para esperar homenajes o alabanzas.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Me parece excelente este mensaje!!!

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    me parecio muy bueno, es lo que le hace falta a muchas personas que creen que el liderazgo se ganaa base de temores, cuando el liderazgo se gana

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    deseo travbajar por el vienestar de mi pueblo asiendo obras de inpacto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Carlos Alberto Rosales)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/humildad_sin_ti_no_puedo_ser_un_lider/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/calbertp)