El lider en servicio: especie en extinción - deGerencia.com

El lider en servicio: especie en extinción

“El problema no está en la naturaleza del corazón, sino en la inmadurez de la conciencia que lo contiene” – FREDY KOFMAN

Es desilusionante que la gran mayoría de empresas en el mundo estén destinadas al fracaso en virtud de que no tienen entre sus filas líderes (verdaderos) en materia de servicios.

Ante la idea que planteamos anteriormente, lo más seguro es que usted en este momento nos contradiga o tiene una empresa que es exitosa (y a lo mejor lo ha sido en años), pero lo que es peor y es el caso de muchos empresarios y miembros de la organización: se siente líder y es probable que diste mucho de serlo.

Esto es algo que la mayoría de escritores, estudiosos y decanos en materia de liderazgo han olvidado: el liderazgo es servir, el servir es crecer.

Cabe hacer el comentario que la gran mayoría de libros escritos sobre liderazgo, están hechos por personas que nunca han dirigido realmente una organización de forma directa; y por supuesto que no saben que no sólo se trata de mandar y exigir resultados y por consecuencia despedir a los que creemos o consideramos que no son lo suficientemente aptos para cumplir con los objetivos de la organización.

El líder de servicios es un hombre o mujer que tiene puesta la camiseta de la organización, que tiene el corazón perfectamente coordinado con su mente y que logra ponerse en los zapatos de los accionistas, de su jefe y sus subordinados en el más amplio sentido; siendo su fin último: servirles.

En el mundo de las batallas empresariales, muchos sabemos que conquistando el corazón del otro se ha ganado parte de la batalla, pero cuando conquistas su corazón, entras en su mente y logras (además) ser parte de su vida, dejas huella para siempre.

No esta de más comentar que esto no lo es todo, se conjuga al final del día con muchos otros factores (más de los que se imagina) lo que lleva por consecuencia a las empresas, a sus líderes y a sus seguidores a la cima del éxito.

Y que además conste que el éxito no radica en tener grandes utilidades, tener el producto número uno del mercado, ni tampoco tener el mejor sueldo como líder de empresa.

En una ocasión una vendedora estrella de una empresa de plásticos para diversas industrias, me comento que estaba harta de su jefe por que todo el tiempo se llevaba hablando de estadísticas, lo que agravaba el cuadro: mujer de 20 años y líder de ventas a nivel nacional.

Tiempo después la volví a ver y le pregunte que había pasado, a lo que me respondió que la empresa estaba al borde de una crisis por que en un lapso de un semestre, habían solicitado su renuncia seis de los más consolidados comisionistas de la compañía y además por culpa del dichoso líder estadístico.

El resultado fue que le costo a la organización más de cien mil dólares para poder indemnizar a todos ellos.

Al sentarme a tomar un rico café con esta líder ejecutiva un par de años después, me comentaba las razones que orillaron a ella y a sus ahora nuevos cinco socios a salirse de la organización y fundar su propia empresa.

Algunos apuntes del perfil de su líder fueron:

  • Parecía que escuchaba, pero nunca tomaba en cuenta los comentarios de los demás.
  • Nunca entendió que quiénes hacían el negocio, generaban su rentabilidad y llevaban altas utilidades a los accionistas cada año, eran todos los miembros de la organización.
  • Jamás escucharon frases de parte suya como “QUE PUEDO HACER POR TI” ó “FELICIDADES POR CERRAR UNA CUENTA QUE PERTENECIA A NUESTRA COMPETENCIA” entre muchas más.
  • Y un grave problema: nunca se ponía en los zapatos del otro.

Estos por comentarles algunos de los detalles.

Hay una forma de remediar todo esto.

No serás muy buen conversador, habrá ocasiones que el afán de protagonismo no nos permite reconocer el esfuerzo de los otros, nos puede ser difícil entender a los demás, pero todo esto puede ser más fácil de asimilar si el líder demuestra una actitud de servicio, si se permite interactuar con los demás miembros inferiores de su organización.

No debemos de olvidar nunca que los personas que ejercen su liderazgo desde el nivel medio de la organización y comprenden la importancia de sus subordinados, de su propio jefe y del dinero de los accionistas, son en ocasiones los más valiosos de la empresa, son aquellos que pueden hacerla sobrevivir ante crisis e incluso la pueden llevar a la cima en condiciones precarias, pero el fin último de los líderes arriba de estos es darles todos los elementos y la plataforma de negocios para que lo logren.

Cabe la pena resaltar que un líder en servicio, debe también por lo menos poseer dos virtudes más: excelente comunicador e intérprete de las señales y la información que va recibiendo de sus subordinados, jefes, comportamiento del mercado, etcétera.

Es triste que la gran mayoría de países de habla hispana, todavía se localicen líderes en las organizaciones más posicionadas, que piensan que lo técnico pesa más que una sonrisa o que la humildad o el reconocimiento de los éxitos de sus subordinados, es perder posición.

Esto debe de cambiar si queremos que los negocios sean perdurables, si analizan las listas de empresas de negocios de todos los países de diez años a la fecha, encontrarán que sólo quedan en la lista de las más influyentes el 12% de las que inicialmente estaban.

Las razones de irse rezagando, cerrando, quebrando o fusionándose, es simple y sencillamente por que los líderes de empresa no fueron capaces de sostener el barco, por que no fueron lo suficientemente previsores para hacer los cambios en el momento justo, lo que llevo a la postre la caída de esta.

Una empresa, una organización, un consorcio de negocios, se debe a tres factores que no debemos de olvidar jamás:

  • A los inversionistas que creen en el negocio;
  • A los líderes que manejan el dinero de los inversionistas;
  • Y a los subordinados de los líderes que hacen que al final del día la empresa sea rentable, competitiva, exitosa y una gran generadora de utilidades.

Ninguno de estos es más importante que el otro, todos funcionan como un ecosistema perfecto, cuando alguno de ellos falla los demás también fallan.

En un mundo empresarial tan cambiante como el que estamos viviendo, es necesario que los factores de cambio, adaptación, innovación y la versatilidad, sean columnas torales en nuestro mundo de negocios, que estos sean apuntes a recordar cada día al iniciar nuestras labores y al final de nuestra día tomarnos cinco minutos de reflexión, para evaluar que hicimos en cada uno de estos puntos y como es que los mejoramos.

Las organizaciones que saben conservar líderes de servicio, son aquellas que están siempre en la cima de los negocios, son aquellas que siempre reciben los reconocimientos y sobre todo son aquellas que pasan generacionalmente influyendo a todas las demás empresas que van surgiendo en el camino.

Por otro lado, el líder de servicio es una persona altamente cooperativa, propositiva, con alta adaptación al cambio, una amplia comunicadora de sus ideas y un incondicional para sus subordinados.

La especialización del líder de servicio es muy complicada, por que toma elementos, herramientas, experiencias, errores y aciertos de las demás clases de liderazgo que conocemos.

El servicio interno en las empresas es una herramienta que debidamente implementada, logra sujetos comprometidos al máximo y de paso también genera equipos de trabajo de alto rendimiento, esto se logra gracias a la influencia que genera en todos ellos (mentalmente, anímicamente, emocionalmente y laboralmente) su líder; logran la mayoría de objetivos por que creen en la persona que los dirige, por que saben que ellos son parte primordial en la estrategia de la empresa y sobre todo por que comprenden su papel y no lo cuestionan, por el contrario: hacen lo imposible por cumplir su función.

Recientes estudios realizados por las empresas (en todo el mundo) e investigadores de diversas universidades en los Estados Unidos, han determinado que la permanencia de las personas en las empresas, se debe a los líderes inmediatos que los dirigen.

Cuantos de nosotros no podemos ni siquiera liderarnos a nosotros mismos.

Incluso cuantos de nosotros no podemos liderar un hogar.

Luego entonces: ¿Cuántos somos aptos para liderar una pequeña o una gran organización?

Las empresas y organizaciones que a nivel mundial están dando de que hablar, han iniciado cambios radicales entre las personas integrantes de éstas, han visto que es mejor para un sano crecimiento y un sólido futuro, cambiar el liderazgo ejercido para efectos de influir de forma directa en la parte interna de los individuos, dándole mayor atención a las necesidades personales para efectos de lograr equipos que cumplan sus propios objetivos, los de la empresa y los de su familia.

Avatar

Oswaldo Reyes Corona

Abogado. 34 libros de negocios escritos en Mexico. Socio de "CORPORATIVO REYES MORA ADVISORS, S. DE R.L. DE C.V." con sede en la Ciudad de México.

Más sobre Oswaldo Reyes Corona

2 comentarios sobre “El lider en servicio: especie en extinción

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Muy buen comentario que es 100 % cierto, sobre todo por la frase ” la permanencia de las personas en las empresas, se debe a los líderes inmediatos que los dirigen”, en mi humilde opinión, cuando la cabeza llamese alto mando de una organización, hogar o persona, esta mal, todo lo demás hacia abajo esta mal.

    Buen comentario….. Saludos.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    me gusto el articulo ,pues estoy elaborando un proyecto sobre servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Oswaldo Reyes Corona)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/el_lider_en_servicio_especie_en_extincion/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/oswaldoreyes)