El riesgo regulatorio y el proceso de cambio

Toda empresa en Venezuela, hoy, está enfrentando procesos de cambio; ya sea que lo reconozca o que no, pero están ocurriendo. Y el hecho de ignorarlos, no sólo no los desaparece, sino que los hace más peligrosos; pues quita la posibilidad de gerenciarlos, de anticiparlos, y de lograr todo el beneficio que se deriva de estas situaciones. Ignorarlos puede, además provocar que nos lleven por delante, y acaben con nosotros.

En el caso de Venezuela, el cambio es producido por presiones internas en el ámbito político e ideológico, que se reflejan en mayor participación del Estado en la economía con gran énfasis en lo regulatorio, lo procedimental y en la lectura e interpretación de un marco jurídico en transición permanente en los últimos años.

Si bien son internas al país, son externas a la empresa, son parte de su entorno.

Hay que revisar su impacto sobre la estrategia y el modelo de negocios; los cambios que ha habido, los que están ocurriendo y aquellos que prevemos que vendrán. Debemos recordar que en general, esos cambios deberán reflejarse en la manera que se organizan los recursos internos, humanos, tecnológicos y financieros; y como resultante operacional, sobre los procesos.

Se llama riesgo regulatorio y es aquel que se produce cuando en un ambiente de alta regulación, la empresa no tiene orientado su modelo a estar a tono con los requerimientos. De no hacerlo, se vuelve muy vulnerable con alto riesgo de no sobrevivir.

Es bueno resaltar que hay una jerarquía bien clara, en la cual el modelo de negocios está en un nivel superior al que contiene a los procesos y a la tecnología de información. Y dentro de este último nivel, la tecnología de información tiene más permanencia y relevancia que los procesos; estos deben ser muy flexibles como para adecuarse a modificaciones y cambios rápidos, mientras que la tecnología de información actúa como una red permanente que se adhiere al modelo de negocios, dándole información con la frecuencia, volumen y precisión que se requiera para tomar decisiones.

La asimilación del cambio debe provenir entonces del modelo de negocios, y aun antes, debe provenir de la capacidad del empresario para “leer” el cambio. Si la lectura se produce en la forma tradicional, seguramente se conseguirá como resultado “más de lo mismo”, lo cual significa que tendrá corto alcance y que al poco tiempo volverá a estar fuera de rango.

El secreto está en mantenerse flotando como un corcho en un ambiente que cambia con gran frecuencia y con gran velocidad. Para eso propongo rebalancear las fuerzas internas de la empresa y separarlas en tres grandes bloques:

  • negocio tradicional,
  • temas regulatorios y
  • nuevos negocios

Cuanto más rígidas sean las estructuras actuales, tanto más difícil resultará la adaptación. Y la rigidez más riesgosa no es la de las plantas físicas, pues siempre hay una opción; la más riesgosa es la rigidez mental, la que tiene demasiado estructurada la capacidad de innovar y de producir ideas novedosas.

Benjamin Tripier

Benjamin Tripier

Es Socio Ejecutivo y Presidente de la firma Nueva Tecnología de Negocios, C.A. Tiene más de veinte (20) años de trayectoria como Consultor Gerencial con amplia experiencia en proyectos, y en la conducción ejecutiva de operaciones de consultoría en grandes firmas a nivel nacional e internacional. Ha trabajado en importantes...

Más sobre Benjamin Tripier

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Benjamin Tripier)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/el-riesgo-regulatorio-y-el-proceso-de-cambio/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/benjamin-tripier)