Un cambio en las empresas: entre lo disruptivo y lo “disruptivo” - deGerencia.com
NOTICIA

Un cambio en las empresas: entre lo disruptivo y lo “disruptivo”

Dentro de la esfera corporativa moderna, muchas empresas quieren ser disruptivas, a la par que algunas otras ya se anuncian sin serlo realmente. Cuando una empresa es disruptiva, quiere decir que ésta se encuentra en la búsqueda de esquemas de negocio nunca antes vistos, que puedan reaccionar al cambio, de manera favorable; algo, completamente nuevo que rompe con paradigmas, dentro y fuera de la organización. No se trata de simplemente pasar tu oferta al terreno digital, se trata de una transformación 360.

Indudablemente, cuando hablamos de disrupción, es necesario ser conscientes de lo que esto implica, dado a la complejidad del término. Por ejemplo, cuando una empresa de gran tamaño busca cambiar su modelo de negocio por uno distinto, caracterizado por su disrupción, no es tan sencillo; la complejidad de la transición, sobre todo al transmitirla con el resto de los colaboradores puede ser un reto inicial importante.

Cambiar de modelo requiere de personas que quieran y posean capacidad de adaptación destacable, así como una disposición por conocer procesos y mecanismos tecnológicos ajenos a sus protocolos habituales. Al final del día, la tecnología existe y encontrarás a personas que sepan implementarla. Sin embargo, convencer a los equipos de trabajo que esto es algo bueno para ellos, por incómodos que puedan sentirse ahora, es la parte más complicada; una curva en donde muchas organizaciones fracasan. Sin importar las grandes e “innovadoras” ideas que tengan, se enfrentan con barreras internas dentro de las empresas, así como con personas que se cuestionan: “si siempre lo hemos hecho de esta manera y nos ha resultado ¿Por qué cambiar la receta?”. Es entendible, la mayoría de las empresas grandes cambian sus modelos de negocio con un proceso de mejora continua, por ello, es común que un nuevo modelo disruptivo típicamente se lanza en un entorno controlado como, una prueba piloto o una nueva unidad de negocio fuera del negocio tradicional, con el fin de valorar cada riesgo latente, relacionado con la subida al mercado del producto o servicio…



  • Ver original en Alto Nivel
  • Publicado el viernes junio 28, 2019


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.