Ránking de las Mejores Escuelas de Negocios de América Latina 2017 - deGerencia.com
NOTICIA

Ránking de las Mejores Escuelas de Negocios de América Latina 2017

Nuevamente la escuela de negocios mexicana EGADE llega a la cima del Ránking de MBA latinoamericano, superando a la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) por menos de dos décimas.

Y repite el primer lugar porque argumentos no le faltan. Por ejemplo, EGADE sigue liderando el indicador de internacionalización e incrementó su investigación, tanto en producción como en difusión de conocimiento.

 

AQUÍ PUEDES REVISAR LAS FICHAS DE LOS 40 PRIMEROS LUGARES DE NUESTRO RÁNKING MBA

Ranking MBA 2017
 

Sin embargo, la escuela de negocios mexicana solo supera a la UAI por un cada vez más estrecho margen de 1,5 puntos, lo que expresa la tendencia de hacer más reñida la disputa por el primer lugar que ha caracterizado los últimos años.

En el top 5 también la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) sube en el ranking al 3° puesto, desplazando a la Fundação Getúlio Vargas. La escuela chilena mantiene la supremacía en la dimensión de análisis Fortaleza Académica, pero su alza se debe principalmente a que aumenta significativamente sus puntajes en Internacionalización y Diversidad, de la mano de sus buenos resultados en materia de convenios de intercambio con universidades top mundiales, y la calificación y currículo de sus profesores visitantes.

En cuanto a la dimensión de Investigación, aumenta también considerablemente el factor de impacto promedio de sus papers ISI, el que pasa de 1,8 en 2016, a 2,4 en 2017, lo que le significa un alza de nueve puntos en este indicador.

Movimientos significativos en la cumbre, pero no todos son los fríos resultados puestos en un índice. En esta edición del ránking, el equipo investigador consultó a las escuelas participantes por aquellas innovaciones académicas y curriculares destinadas a mejorar la experiencia educativa y el desarrollo de las habilidades.

En este sentido, no es un secreto, y tampoco debería ser una novedad, que las escuelas de negocios latinoamericanas estén revisando y reestructurando los planes de estudios de sus MBA en un intento, tanto para atraer a los mejores profesores y postulantes, como para actualizar sus perfiles de egresados y así competir con los requerimientos del dinámico mundo de los negocios.

La principal estrategia de innovación de las escuelas es diseñar mallas curriculares cada vez más enfocadas a desarrollar habilidades antes que conocimientos, a través de un incremento importante de talleres electivos específicos de innovación y emprendimiento, y cursos performativos que ponen a prueba las habilidades directivas, comunicaciones y de liderazgo, como los de Gerencia Estratégica del ICESI, en los que a través de simulaciones los estudiantes aplican e integran conocimientos y herramientas en un ambiente competitivo, teniendo en cuenta mercados, contextos políticos y sociales específicos.

También se han desarrollado talleres outdoor de liderazgo y resolución de conflictos, como lo que está haciendo la PUC con su taller de trekking.

Otra vía de innovación académica está dada por la disposición de instancias de coaching cada vez más masivas y formales, como la instancia impulsada por la UAI para desarrollar las habilidades blandas de sus estudiantes, y por la implementación de modelos de evaluación por competencias para medir los objetivos de aprendizaje de los estudiantes de MBA, de modo que se asegure que se está logrando el perfil de egreso propuesto por el programa, como el caso de la FGV y su proyecto AOL (Assurance of Learning).

También está entrando fuertemente el design thinking. Este modelo, importado desde la Escuela de Ingeniería de Stanford a mediados de la década pasada, ha sido aplicado a los cursos MBA como método para resolver cualquier tipo de desafío organizacional a través de la generación de ideas, la colaboración y la experimentación, proveyendo soluciones innovadoras.

Y si de innovación se trata, no puede estar ausente la tecnología, con la implementación de nuevas aplicaciones destinadas al aula, como las Flipped Classroom, impulsadas por ESAN o la Universidad Privada Boliviana, y que consisten en transferir parte del proceso de enseñanza fuera del aula, mediante conferencias videograbadas disponibles para los estudiantes y que luego son discutidas en clases con el profesor aplicándolas a casos reales. O el uso de tablets como pizarras digitales y la utilización de aplicaciones en los dispositivos móviles para favorecer el trabajo en grupo.

Otras iniciativas comienzan a transitar hacia lo ecofriendly, como las propuestas por la PUC, la Universidad Federico Santa María y el IDE Business School con la digitalización de sus contenidos y materiales para la reducción de la utilización de papel.

 

 

AQUÍ PUEDES REVISAR LAS FICHAS DE LOS 40 PRIMEROS LUGARES DE NUESTRO RÁNKING MBA

Ranking MBA 2017
 

 

La Torre de Babel

Un aspecto que ha ido creciendo en importancia en la oferta de MBA es la experiencia multicultural, de manera que, en sus propuestas, los estudiantes obtengan cotidianamente contacto con una diversidad de modos de ser, valores y conocimientos que enriquezcan la experiencia educativa y personal, y respondan en el campo laboral a entornos crecientemente complejos.

De esta manera, las escuelas de negocios han aprovechado y potenciado sus convenios y acuerdos con grandes firmas y universidades extranjeras para realizar trabajos prácticos de consultoría, posibilitando e incluso volviéndose un imperativo el que sus estudiantes tengan experiencias culturales, académicas y empresariales en el extranjero.

Es así como cobra relevancia la participación en asociaciones que reúnan escuelas de negocios. Por ejemplo, Global Network for Advanced Management (GNAM), una organización que agrupa a 28 prestigiosas universidades alrededor del mundo, que ofrece Small Network Online Courses, cursos virtuales dictados por un académico miembro de la red y abiertos a todos los estudiantes de las escuelas asociadas.

De esta forma los estudiantes de distintas escuelas pueden colaborar en proyectos de equipo, desarrollando habilidades de trabajo en conjunto y adoptando perspectivas interculturales. Pero además esta organización ofrece el modelo de la Global Network Week, que consiste en un minicurso dictado por alguna escuela, de acuerdo con la perspectiva, el programa y la experiencia de esta, ofreciendo a los estudiantes de MBA la oportunidad de estudiar intensivamente en otra escuela de la red.

Junto a los demás participantes del curso, los estudiantes asisten a clases, viajan a empresas locales y se reúnen con expertos según la temática escogida y que más se relacione con su propio proyecto o su área de actuación profesional.

En vista de estas iniciativas, es que esta versión del ránking MBA ha complejizado la dimensión Internacionalización, integrando la variable de Diversidad, la que fue evaluada a través de indicadores como la cantidad de alumnos que reciben becas, la diversidad geográfica respecto de la procedencia de los estudiantes y profesores extranjeros, la diversidad geográfica de las escuelas o universidades en donde el profesorado full time obtuvo su mejor grado académico, y la paridad de género de los altos cargos directivos de la escuela y del claustro académico.

Los datos arrojados por esta pesquisa se muestran interesantes. Por ejemplo, del total de 380 profesores extranjeros distribuidos en las 44 escuelas participantes en esta versión, 62,1% de ellos provienen de fuera de América Latina, lo que parece indicar una fuerte orientación hacia experiencias multiculturales que contemplen un otro más extremo, con el cual no se comparte a priori diversos aspectos culturales, como el lenguaje, la historia, sabores y colores.

Pero el dato también es indicativo de una preferencia marcada por profesores provenientes de países desarrollados, y probablemente formados en universidades más prestigiosas y mejor rankeadas.

Así y todo, llama la atención que 38,7% de los profesores extranjeros (147) provengan de Europa y estén repartidos en 32 escuelas de negocios latinoamericanas, y sean más numerosas que los profesores provenientes de Estados Unidos, que corresponden al 17,1%.

Esto puede indicar que todavía América Latina cultiva el eurocentrismo con que nacieron sus sistemas universitarios, pese a que el MBA es un producto de origen estadounidense, o bien que las antiguas redes académicas con el Viejo Continente siguen igual de firmes. De hecho, en cuanto la procedencia de las universidades que otorgaron el más alto rango académico a los profesores full time del ránking, un 34,3% estudió en universidades o escuelas europeas, mientras que el 31,9% lo hizo en planteles norteamericanos.

Otro cambio importante de este ránking fue el aumento de la ponderación de la dimensión de análisis Investigación, que pasa de 15% a 17,5%. Esto debido a que se consideró que la actividad de investigación de las escuelas del ránking ha ido creciendo de manera paulatina pero consistente a través de los años. De hecho, este ránking –que cumple 20 años– ha sido testigo privilegiado de cómo se ha impuesto la investigación como una condición indispensable para la calidad de los MBA (y algo que se debatía fuertemente en el ya lejano1997). El 2,5% en juego fue restado de la dimensión Fortaleza Académica, que pasó de 40% a 37,5%, pues hay una alta correlación entre las capacidades de investigación de un claustro y la formación de doctorado del mismo, siendo esta la principal variable de medición de la dimensión que ve disminuido su ponderador.

Texto escrito por Fernando Valencia, Fanny Acevedo y Cristóbal Sáez, AméricaEconomía Intelligence…



  • Ver original en America Economia
  • Publicado el martes mayo 30, 2017


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.