¿Qué harías si supieras que vas a fracasar? - deGerencia.com
NOTICIA

¿Qué harías si supieras que vas a fracasar?

“La gente piensa que el éxito es lo opuesto al fracaso , pero la verdad es que ambos son parte del mismo proceso” decía Roger Von Oech

Sé que nada más leer el titulo del artículo habrán pensando cosas como:

“Pues muy fácil, no hacerlo…¿Voy yo a perder yo el tiempo en algo que se que voy a fracasar?… No te lo crees ni tú….Para eso estoy, para que se rían de mi y piensen que soy tonto por hacer algo que sé de antemano que voy a fracasar..”

¿Quién se ha sentido identificado con estos pensamientos qué he expuesto?

Seguro que mucha gente.

La frase que da título al artículo, la he leído esta mañana dentro del u n artículo-resumen de una conferencia que había dado recientemente Seth Godin.

Los seres humanos queremos:

.- Odiamos la incertidumbre y queremos tener todo bajo control.

.- Conocer el resultado antes de empezar cualquier proyecto personal o profesional. Sino no damos un paso adelante.

.- Y solo estamos pensando en el resultado. ¿El camino? Eso nos importa una mierda.

Y para más colmo, nos dicen que si vamos a empezar algo que sabemos de antemano no vamos a conseguir el “éxito”, tenemos todas las condiciones para seguir “tocándonos la barriga” y seguir quejándonos de la vida de mierda que tenemos.

Cuando empecé a escribir, sabía que no iba a ser el nuevo “Arturo Pérez Reverte” ni mucho menos el nuevo gurú disruptivo que giraba de conferencias por todo el mundo. Y a día de hoy sigo sin serlo, ni tampoco quiero. Simplemente quería expresar lo que sentía en todo momento. Cosa que sigo haciendo y siempre seguiré haciendo.

Sabía que no iba a triunfar, que no iba a “dar el pelotazo” e ir de escenario en escenario, solamente quería expresar lo que yo quería.

Pero a día de hoy, si ya que empezamos algo, al menos que nos consideren “expertos” , que nos hagan entrevistas en los medios de comunicación o poder “compartir” escenario con la gente admiramos, porque sino alcanzamos esas metas, no habrá valido la pena ningún esfuerzo.

¡¡Y QUE CONFUNDIDOS ESTAMOS!!.

Hacer muchas sin pensar en el resultado, me ha llevado a resultados que ni imaginaba por mi mismo que pudiera llegar. Si hubiera estado pensando en las palabras que tengo que decir, en el tipo de titulo que tengo que poner para que Google me haga más caso, con el tipo de personas que me tengo que relacionar para ser “considerado” como alguien en el mundo…nunca hubiera sido la persona que soy a día de hoy en todos los aspectos.

La vida y las personas no se dividen entre el éxito y el fracaso. Entre los que son considerados como alguien por los medios de comunicación o lo medios especializados y los “mindundis” que buscan hacerse un hueco.

¡¡ESO NO ES LA VIDA, ESO ES UNA PUTA JUNGLA!! Jungla que a día de hoy, existe más de lo que nos imaginamos.

Somos una sociedad no liderada por políticos o personas que tienen el titulo de jefe, sino que estamos liderados por el miedo.

Tenemos miedo a no llegar a las expectativas de los demás. Tenemos miedo a no alcanzar las expectativas que el curso nos dice que nos llevará a alcanzar. Tenemos miedo a no ser felices y acabamos con cualquier pareja que nos “tranquilidad”. Tenemos miedo a no ser alguien que siga la “moda” y por eso hacemos lo mismo que los demás.

Y como tenemos miedo a no alcanzar lo que se espera de nosotros, lo que la sociedad determina que es el éxito, lo único por lo que damos un paso adelante, será algo que en lo que tenemos el éxito asegurado. Sino no nos moveremos del sofá ni por todo el oro del mundo.

Como decía recientemente Guy Kawasaky, “no me importan los perezosos, no me importan los quejicas, me importan y preocupan los tontos exitosos“.

Y de esos hoy unos cuantos tenemos e impostores.

El Covid nos ha enseñado muchas cosas, pero principalmente una que no nos gusta:

EL FUTURO NO PODEMOS DETERMINALO NI DOMINARLO.

No podemos estar pensando en el resultado ni en el día que llegará, porque viene un bicho y nos desmonta todo el chiringuito, todas nuestras expectativas, a la mierda. Todo aquello que pensábamos que nos iba a dar la madre de todos los “exitos”, se va a la mierda. Y todo por un bicho.

¿Y qué hacemos?

1.- Tener siempre presente que el resultado no está garantizado por mucho que te lo diga el gurú de turno, el big data o el CEO de la empresa. NO ESTÁ GARANTIZADO. Como ya hemos visto, pueden ocurrir miles de cosas.

2.- Si el resultado no existe, solo tienes una cosa cierta, el camino. Disfrútalo, vívelo, ríete de tus caídas, disfruta de tus pequeños éxitos…porque es lo único que tendrás seguro, el camino.

3.- Y siempre ten un plan B,C,D o usa las letras que hagan falta, porque el éxito NUNCA está asegurado.

4.- Y creer que puedes fracasar, no es ser un cenizo. Sino ser creativo que no pone su foco en una cosa, pero sabe que a la primera no puede salir bien. POr lo tanto crea diversas situaciones que pueden ocurrir y soluciones a aplicar.

Si todos pensáramos igual, si todos nos quedáramos en casa porque sabemos que vamos a fracasar en tal o cual proyecto, todavía estaríamos viviendo en las cavernas esperando a que los dinosaurios se murieran solos y no por nuestra acción.

Si supieras que vas a fracasar, hazlo, crea opciones B,C,D y aún así si no lo consigues, te aseguro que habrás aprendido más que cualquier otra persona, que no ha dado un golpe al agua, por miedo a fracasar.



  • Ver original en Principios de un Comienzo
  • Publicado el sábado noviembre 21, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.