Por qué odiamos los lunes y qué hacer para mejorarlos - deGerencia.com
NOTICIA

Por qué odiamos los lunes y qué hacer para mejorarlos

Estarás de acuerdo con nosotros en que no hay nada peor que pasar un excelente fin de semana descansando, y darte cuenta que este ya se terminó y que pronto será lunes de nuevo.

Por no te preocupes, de seguro, no eres el único que odia los lunes. Después de todo, este día representa el inicio de la jornada laboral en donde tienes que cumplir con todas tus estresantes responsabilidades.

Otro dato que te hará ver que este día no es muy apreciado, es que hay una mayor cantidad de suicidios los lunes, según reporta The Telegraph, siendo los domingos los días en los que menos suicidios hay.

Además, se ha reportado que los rendimientos en la bolsa de valores suelen ser negativos los días lunes, de acuerdo con Business Insider.

Los expertos dicen que esto pasa porque las grandes compañías suelen dar a conocer malas noticias los fines de semana, y como los mercados permanecen cerradora durante el fin de semana, los inversores tienen que esperar hasta el lunes para reaccionar a dichas malas noticias, lo que resulta en un desempeño de mercado más débil.

Sea como sea, el punto es el mismo, el lunes es, por lo general, un día poco amado.

Haz del lunes un buen día

Por suerte, hay algunas formas de superar esta animadversión que podrías sentir por el primer día de la semana laboral, y a continuación, te compartimos tres muy efectivas.

1–Identifica el problema

Debes saber muy bien qué es exactamente lo que te molesta en este día. Puede ser que vayas a ver a un compañero de trabajo que te cae mal o que ese día siempre tengas una reunión con tu jefe a primera hora.

Cualquiera que sea el motivo, saber qué es lo que te molesta, te ayudará a buscar soluciones para sobrellevar mejor la situación.

2–Ordena tu día con anticipación

No es nada agradable llegar un lunes por la mañana al trabajo y toparte con un millón de tareas pendientes. Pero puedes evitar esto planeando con antelación.

Por ejemplo, el viernes en la tarde, podrías detectar cuáles serán tus tres prioridades principales el lunes. De esta forma, estarás en posibilidad de establecer metas realistas y comenzar a organizar mejor tu jornada.

3–Piensa positivo

Para hacer tu lunes menos pesado, tienes que proponerte ser más positivo. Por eso, en lugar de despertarte con una mala actitud, haz un poco de meditación tan pronto abras los ojos, y reemplaza los pensamientos negativos por otros más positivos.

Para esto, si es el caso, puedes pensar en las cosas buenas que hay en tu trabajo o reflexionar en lo afortunado que eres por tenerlo.

Como ves, es muy probable que no seas el único que trae algo en contra de los lunes. Pero, si en verdad te lo propones, podrías hacer que este día sea tan bueno como cualquier otro…



  • Ver original en La Opinion
  • Publicado el lunes octubre 14, 2019


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.