Persistir, Resistir y ¿Desistir? - deGerencia.com
NOTICIA

Persistir, Resistir y ¿Desistir?

“Resistir para avanzar”

“Señoras y señores, estamos hasta los cojones de tanta motivación que nos dice que tenemos que resistir, persistir, porqué es lo que hacían gente de siglos pasados o gente que nos habla desde el alto de sus despachos con una nomina mensual de 6 cifras”

“Nos dicen que tenemos que tener una lista de contactos de más de 1.000 personas porque sino, no tienes influencia y no tienes eso que llaman ” Marca personal”.

“Nos dicen que debemos ser capaces de resistir, porque aquél que lo hace, es el que ganara la ultima partida, la que determinará quién es el ganador final”

Parece que en esta sociedad en la que estamos liderados por la industria de la felicidad, es peor que haber cometido sacrilegio. Pues señoras y señores, son algunos de los pensamientos que he tenido y alguna vez tengo últimamente.

Soy persistente, resisto y alguna que otra vez te viene tu ego a decirte:

¿Dejas de hacer el gilipollas y ya tirar la toalla de una vez que ves que no lo estás consiguiendo?

Seamos claros, TODOS EN ALGÚN MOMENTO HEMOS QUERIDO TIRAR LA TOALLA .

¡¡TODOS!!.

Nadie tiene el poder de NO DUDAR nunca , de no desfallecer, de no querer tirar la toalla.

Pero últimamente, tengo que darle la razón no a los gurús que repiten como cotorras esas frases de paulo coelho y luego mejor no hablamos de sus vidas, sino algunas frases que dicen:

¡¡Resiste y ganarás!!…¡¡Quién persiste gana!!.

Porqué ha sido cuando lo he hecho, a pesar del qué dirán, de no ver esperanza ni la fe la conocía, he seguido adelante consiguiendo cosas que hasta la fecha, y más en ese momento pensaba que eran IMPOSIBLES.

¿Qué decisiones he tomado para seguir adelante cuando no tenía ni fuerzas para seguir?

1.- Ponte Tapones.

En muchos artículos he comentado que en mis principios y aún todavía, hay muchas personas que quieren que desista en lo que estoy haciendo. Ya te puedes imaginar la lista de excusas que me dicen y que te pueden decir a ti también, ” Déjalo ya, no tienes edad para eso, no te harás un hombre de provecho..¿Quién te va a querer sin un trabajo estable?”. En los momentos de dudas, claro que tienen razón, pero hazme el favor, sacúdete la cabeza y date cuenta que lo que estás haciendo es compararte con los demás.

Los demás que hagan los que quieran, pero jamás te compares con nadie, porque siempre saldrás perdiendo. Quizá estes mejor que él, pero tu cerebro te dirá que no es así.

2.- ¿Te seguirías a ti mismo como influencer?

Si, te estoy lanzando una pregunta, si vieras una web con tu nombre, ¿la seguirías?

Por mucho que tengas un grupo de personas a tu lado en el proyecto que estés comenzando, siempre vas a estar solo. Y cuando tengas las defensas bajas, por mucho que te digan los demás, lo guapo que eres , lo bonito que eres y el culo que tienes, como no te motives a ti mismo, nadie lo hará mejor que tú.

Caminamos solos aunque estemos rodeados de gente .Y solos muchas veces será cuando lo consigamos. Pero te vuelvo a repetir la pregunta, ¿Serías tu propio fan?

3.- No es la meta final, es el camino.

Queda muy “cool”, lo sé, pero lo siento, es la puta verdad. Estamos obsesionados con la meta final, queremos alcanzarla, y cuando creemos que no lo haremos, es cuando tiramos la toalla. Pero si te fijas el camino que estás recorriendo , te estarás sintiendo agradecido de lo que estás haciendo, de cómo has vencido a la pereza, a tu propio miedo, al de los demás, al qué dirán…

Tienes delante de ti miles de experiencias por el camino, no las deseches.

Y eso motiva más que conseguir la meta, te lo aseguro.

4.- Sólo un paso

Me encanta la gente que quiere emprender y ya se ha metido en más gastos de lo que tienen antes de empezar. Así que lo que mal empieza mal acaba.

Queremos correr antes de aprender a saber andar. Y podrás conseguir o no la meta, pero que nunca olvides que detrás de un paso, viene el siguiente.

No corras, porque aquello que pensabas que era enorme, paso a paso, te vas acercando a él más rapido que los demás, te lo aseguro.

5.- Manda a tomar el reloj por la ventana.

Nos estamos comparando con los demás desde pequeños. Si Juan consiguió andar con 8 meses, ¿Por qué tu hijo con 10 meses aún no lo hace? Pues yo con 19 años yo ya tenía el carnet, ¿Y tú con 30 años aún no?

Qué le den a los demás, que les cueste lo que quieran, tú a tu paso y para adelante. Importa llegar, no cuándo llegar.

6.- Si quieres alcanzar tu cima, NO PIENSES EN NINGUNA SALIDA.

Últimamente no pienso en ninguna salida, solo en alcanzar la meta que me he propuesto, que pronto la conoceréis.

No pienso en tirar la toalla, en cualquier salida que me lleve directo a la meta sin haber sudado, sufrido y cagado en algún familiar… NO pienso ni quiero pensar en ello.

Si pienso en la salida, en abortar el viaje antes de haber llegado, ¿De verdad quería conseguir esa meta?

7.- Ante todo sinceridad.

Sé que no soy Elon Musk, ni Bill Gates, tengo mis limitaciones y tengo que aceptarlas antes que la realidad me de una bofetada con ellas.

Por mucho que quiera conseguir algo, si la respuesta es siempre NO, yendo por el mismo lugar, ¿Qué va a hacer cambiar la respuesta si sigues haciendo lo mismo? ¿Si tienes sobrepeso crees que vas a entrar en un Formula 1?

¡¡UN POQUITO DE POR FAVOR!!.

Se realista, observa tus circunstancias y cuando así lo hagas, tu estrategia para alcanzar tu meta, estará diseñada por ti y para ti. Y te aseguro que irás mucho más rapido en muchas ocasiones, que otras personas que estuvieran con menos sobrepeso que tú o con más títulos en su CV.

Seguiré caminando y seguro que se irán ampliando nuevas estrategias que me han hecho seguir adelante cuando lo único que tenía ganas era de irme a dormir y mandarlo todo por…



  • Ver original en Principios de un Comienzo
  • Publicado el jueves octubre 24, 2019


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.