Nadie te debe nada - deGerencia.com
NOTICIA

Nadie te debe nada

“La vida me debe más de lo que me puede exigir, ya toca recoger los frutos de los esfuerzos que he hecho durante todo este tiempo“.

Es una frase que acabo de escucharla mientras compraba cena para casa.

¿El por qué de esta frase? PORQUE TODOS LO HEMOS PENSANDO EN ALGÚN MOMENTO DE LA VIDA.

Nos cabreamos porque pensamos que ya es hora que la vida sea buena con nosotros. Hemos estado trabajando, esforzándonos, luchando y todavía no hemos recibido lo que creemos que nos merecemos.

Por eso gritamos a la vida y a quien nos quiera escuchar, que “la vida nos debe una, que nos merecemos la oportunidad por la que hemos estado luchando, ¿Qué más tenemos que hacer para conseguirlo..” Son algunos de los comentarios , de aquellas personas que sienten que la vida está en deuda con ellos.

Si echo la vista atrás, unas cuantas veces, bueno para que mentir, unas decenas de veces, yo he sido esa persona que si hubiera tenido delante de mi a la vida, le hubiera cogido por el pecho y no la hubiera soltado, hasta que me hubiera dado, lo que sentía que me merecía por todo lo vivido, por todo lo ocurrido.

Pasamos los dias, como abuelos cascarrabias creyendo que son los demás quienes están en deuda con nosotros mismos. Que son los demás, la vida, quienes nos deben mucho, porque hemos hecho mucho.

Cuando en realidad, NADIE NOS DEBE NADA.

Nadie te debe nada, porqué quien habla, no eres tú, ES TU EGO.

Es tu Ego, quien está pidiendo a los demás, que le restituyan. Que le satisfagan por los servicios realizados, que se merece ya un premio por todo lo vivido, lo sucedido.

Pero lo que realmente pasaba en el exterior, es que estabas cansado de esforzarte y no ver resultados. De ver como el vecino lo conseguia antes que tú , sin saber qué método había llevado o por el “padrino” que lo había acompañado. Habías ido al gimnasio para que esa persona se fijara en ti, y acababa casado con uno tirillas que no entendías nada.

Te habías esforzado, habías luchado por llegar a la meta, y tú creías que no lo estabas consiguiendo en el tiempo y espacio que creías que era el adecuado.

Nadie nos debe nada, te guste o no.

El Gobierno no te debe una plaza fija como funcionario si no has estudiado lo suficiente en las oposiciones, te guste o no.

Esa chica no te debe una cita ahora que has perdido kilos y se ha ido con otro. No te debe nada porque te hayas esforzado para conseguir algo que satisfacía tu ego, quizá no tu corazón

Pero aún así vivimos reprochando al mundo entero, que está en deuda con nosotros, por nuestro esfuerzo, por el interés que le ponemos a las cosas…

Lo que estamos buscando es reconocimiento.

Que nos reconozcan el esfuerzo realizado, el cambio de mentalidad que hemos hecho….Queremos los demás lo vean nuestro cambio, que se asombren de lo que hemos sido capaces de realizar, que esa persona se fije en nosotros porque hemos hecho lo que sabíamos que le gustaba para que se fijase en nosotros..

Creer que los demás nos deben muchas cosas, es buscar el reconocimiento de los demás a nuestro esfuerzo.

Esfuerzo que si nos damos cuenta, lo hemos hecho por los demás, NO POR NOSOTROS MISMOS.

Queríamos que los demás vieran de lo que somos capaces. De lo guapos que nos podemos poner para llamar la atención de la otra persona, para tener contento a nuestros padres, aunque fuera realmente algo que no nos interesase a nosotros.

Y como vemos que no lo estamos consiguiendo, eso que pretendíamos, reclamamos a la vida o a quién sea, que nos de lo que creemos que nos merecemos por los servicios prestados.

¡¡Qué equivocados estamos, ya que NADIE NOS DEBE NADA!!.

Así que recuerda:

.- Si sentimos que la vida nos debe algo, está hablando nuestro ego. Y no nuestro corazón.

.- Si sentimos que la vida nos debe algo, lo que hemos hecho ha sido para aparentar, y no para ser.

.- Si sentimos que la vida nos debe algo, lo hemos hecho para seguir modas, y no por nuestra propia motivación, dijeran lo que dijeran los demás.

Cuando sientes que nadie te debe nada:

.- No esperas nada de los demás. No esperas una contraprestación cuanto antes. Lo haces porqué así lo sientes.

.- Lo haces porque así tu corazón lo ha dictaminado. No una moda o un esperando el qué dirán. Lo importante eres tú, no los demás.

.- Importa el propósito de la acción, no la reacción.

.- No importa el resultado a conseguir, sino el camino a recorrer.

Dejemos de pensar que la vida nos debe algo, porque si así lo piensas, estás más preocupado por el aparentar, que por ser quien has venido a ser.

Aquí el único que está en deuda eres tú contigo mismo. Porque la vida vendrá a ti en algún momento, para decirte: “Me debes ser tú mismo, y aquí sigo esperando…”

¡¡PERO ALLÁ TÚ!!-



  • Ver original en Principios de un Comienzo
  • Publicado el martes septiembre 3, 2019


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.