Invertir en monedas virtuales: 4 riesgos a evitar - deGerencia.com
NOTICIA

Invertir en monedas virtuales: 4 riesgos a evitar

Invertir en monedas virtuales empieza a parecerse a un deporte de riesgo. La subida de adrenalina está garantizada cuando el inversor debe enfrentarse a las fluctuaciones de precios, falta de protección del consumidor y una amplia variedad de estafas. El panorama es aún más alarmante cuando quien se plantea la compra de Bitcoins, Ethereum, Neo o Ripple es un inversor sin demasiada experiencia.

Sin embargo, no todos los planes de inversión tienen por qué acabara mal. Si se adquiere la formación necesaria, disminuyen significativamente las posibilidades de que algo salga mal.

El primer paso es descubrir los principales riesgos de invertir en monedas virtuales-

¿Qué puede salir mal al invertir en monedas virtuales?

Aunque nunca se ha demostrado de manera concluyente, se asume ampliamente que el uso de información privilegiada, la colusión y la manipulación del mercado abundan en el sector criptográfico. Lo mismo sucede con las estafas y los errores humanos. Se trata de riesgos a evitar, aunque hay otros que también deben ser tenidos en cuenta por quienes se plantean invertir en monedas virtuales:

Problemas causados por la volatilidad del mercado. Fuertes y repentinas bajadas en el valor de ciertas criptomonedas y subidas ocasionales en el de otras definen el panorama de volatilidad que caracteriza los mercados de monedas virtuales. En 2018 fue Bitcoin la moneda que protagonizó las mayores caídas. Antes ha habido muchas otras lo que debería advertir al inversor que, en última instancia, comprar criptomonedas podría resultar en la pérdida de todo lo invertido. Por eso, conviene no emplear más capital del que puede permitirse perder.

Problemas regulatorios. Las cuestiones legales y reglamentarias son dos de los grandes obstáculos a los que se enfrenta el sector. Debido a que la clase de activos es tan nueva, los gobiernos y los bancos aún no han definido una política fiscal coherente. Por lo tanto, siempre existe el riesgo de que su estado tributario, sus reglas o incluso su legalidad puedan cambiar de la noche a la mañana. Se trata de una incertidumbre que podría echar atrás a muchos de los que se plantean invertir en monedas virtuales.

El número creciente de monedas alternativas representa un riesgo para un inversor. Es imposible establecer una cifra exacta e igual de complicado saber cuáles de esas monedas tienen un potencial realista, convencional y a largo plazo. Teniendo en cuenta que, todavía existen muy pocos ejemplos del mundo real de adopción de blockchain y criptomonedas, el precio de las monedas virtuales depende principalmente de la especulación.

Protección del consumidor. A diferencia de los bancos tradicionales, la criptomoneda no tiene garantías ni seguros oficiales. Esto significa que, si un intercambio se vuelve insolvente, el inversor podría perderlo todo. Del mismo modo, los intercambios se piratean de manera frecuente, lo que a menudo resulta en una pérdida considerable de dinero. Comparado con las finanzas tradicionales, si sucediera algo similar en una operación con un banco, corretaje o tarjeta de crédito, la institución financiera terminaría devolviendo al inversor su dinero.

Si se conoce la manera de evitar estos riesgos y se decide seguir adelante con el propósito de invertir en monedas virtuales, todavía quedaría evaluar las opciones de salida de los mercados disponibles, una parte esencial de cualquier estrategia de inversión y que, en el caso de las criptomonedas puede plantear dificultades por cuestiones de disponibilidad de los activos o por quedar expuesto a múltiples tipos de cambio para retirar los fondos a la cuenta bancaria.



  • Ver original en Retos Directivos
  • Publicado el jueves diciembre 5, 2019


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.