Empleos Tercermundistas en EE.UU., los que más se crean - deGerencia.com
NOTICIA

Empleos Tercermundistas en EE.UU., los que más se crean

Si usted tiene un trabajo bien remunerado, probablemente debería tratar de aferrarse a él lo más que pueda, porque esos tipos de trabajo se están volviendo cada vez más raros. Desde 1990, la economía de Estados Unidos ha producido millones de empleos, pero como se verá más adelante, casi dos tercios de ellos han sido empleos de bajos salarios. Por supuesto, este es uno de los mayores factores que ha causado la erosión sistemática de la clase media estadounidense.

Hoy en día, la mitad de todos los trabajadores estadounidenses ganan menos de $33,000 dólares anuales, pero mientras tanto el costo de la vida ha ido aumentando constantemente. Los costos de vivienda, seguro de salud y otras necesidades básicas han aumentado mucho más rápido que nuestros cheques de pago, y esto ha puesto una enorme cantidad de estrés financiero en las familias estadounidenses que trabajan arduamente.

Un trabajo haciendo sándwiches de pollo en Popeye’s, no es equivalente a un trabajo de ingeniería estructural. En otras palabras, la calidad de los puestos de trabajo que creamos es quizás incluso más importante que el número de puestos de trabajo que creamos.

Cambio de guardia en los empleos

Sí, los EE.UU. ha estado creando muchos puestos de trabajo en los últimos años, pero a la misma vez la calidad general de nuestros puestos de trabajo se ha degradado rápidamente, por lo que muchos estadounidenses todavía sienten que no pueden salir adelante. No es su imaginación.

“En las últimas tres décadas, un grupo de investigadores descubrió que la economía ha generado más y más empleos que ofrecen salarios inadecuados”, lo que ha conllevado a “una degradación general de la capacidad de muchos empleos estadounidenses para mantener a los hogares, incluso a aquellos con múltiples titulares de empleo”, escribieron los investigadores, de acuerdo a un reporte de CBS News.

Bajos salarios y pocas horas

De hecho, si nos remontamos a 1990, aproximadamente la mitad de todos los empleos en Estados Unidos eran buenos. Pero desde entonces, el 63 por ciento de los puestos de trabajo que se han creado han sido “empleos de bajos salarios y con pocas horas de trabajo”, según Daniel Alpert, fundador de Westwood Capital y uno de los creadores del índice. En el proceso de publicar las cifras, dijo: “Descubrimos que el 63% de todos los puestos de trabajo creados desde 1990 eran puestos de trabajo con salarios bajos y pocas horas de trabajo. Esa fue una estadística bastante impresionante”.

Entonces, ¿cuál es la respuesta?

En el pasado, hasta la década de los 1970 tal vez, se podía ganar mucho dinero en Estados Unidos, incluso si sólo se tenía una educación secundaria. Había millones y millones de puestos de trabajo en la industria manufacturera con salarios altos en este país, pero en este momento la mayoría de esos puestos de trabajo con salarios altos han sido enviados a otras naciones donde los salarios son mucho, mucho más bajos.

Hoy en día, nuestros jóvenes están siendo alentados a obtener una educación universitaria para que puedan competir por el número cada vez menor de empleos bien remunerados. Por supuesto que no hay suficientes trabajos bien remunerados para todos nuestros graduados universitarios, pero al menos con un título universitario tienes una mejor oportunidad de conseguir uno… sí lo encuentras.

La trillonaria deuda estudiantil

Desafortunadamente, obtener una educación universitaria se ha vuelto opresivamente caro, y nuestros jóvenes han estado asumiendo enormes cantidades de deudas como resultado de ello.

De hecho, la revista Time dice que hoy en día, “más de 44 millones de estadounidenses tienen deudas pendientes por préstamos estudiantiles, que se han convertido en una de las categorías de deuda de consumo más grandes. En total, la deuda estudiantil en EE.UU. asciende ahora a más de 1.5 trillones de dólares”.

Lamentablemente, ese número casi se ha duplicado en la última década. Nunca hemos visto una burbuja de deuda de préstamos estudiantiles de esta magnitud en toda la historia de este país, y las tasas de morosidad de los préstamos estudiantiles se están disparando.

Y aunque ha habido un alboroto nacional sobre esto, el costo de una educación universitaria sigue aumentando mucho más rápido que la tasa general de inflación.

Un estudio, publicado por la compañía de tecnología financiera Self, encontró que en promedio, “los costos universitarios han aumentado $2,835 desde el 2015, aumentando 112 por ciento más que la tasa de inflación durante el mismo período”…



  • Ver original en La Tribuna Hispana
  • Publicado el miércoles diciembre 4, 2019
  • Noticia local de Estados Unidos


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.