El verano consolidará un buen año turístico, pero sin cifras históricas - deGerencia.com
NOTICIA

El verano consolidará un buen año turístico, pero sin cifras históricas

Se ha resistido a llegar, pero finalmente ya está aquí. El verano ha sido oficialmente inagurado con las buenas temperaturas y el sector turístico, motor de la economía española y responsable de buena parte de los empleos creados en los últimos años, se prepara para una nueva temporada. Muchos son los ojos que siguen de cerca su evolución pero lo cierto es que los ejercicios precedentes ponen el listón muy alto. El año 2017 marcó un récord histórico en cuanto a llegada de turistas extranjeros, con más de 81 millones de visitantes que llegaron a nuestro país. Sin embargo, desde que comenzó 2018, aunque la llegada de visitantes foráneos ha seguido aumentado, lo ha hecho con menos fuerza.

¿La causa? La estabilización política de los principales destinos competidores del Mediterráneo, que hasta ahora nos había estado beneficiando. Y es que los crecimientos récord que ha ido registrando año tras año el sector turístico español se han venido nutriendo de la bajada de los precios del petróleo –que favorecieron una rebaja de los precios de las aerolíneas–, de la mejoría económica internacional y, muy especialmente, de la mala situación de países como Turquía y Egipto, competidores naturales de España y que desviaron su flujo de turistas hacia nuestras playas. Así, según datos del INE, el año pasado nuestro país consolidó con casi 82 millones de visitantes su tercer puesto en el podio mundial de turistas extranjeros, solo por detrás de Francia y EE. UU.

Tarifas muy atractivas
“Es cierto que los destinos mediterráneos que compiten con España se están recuperando y lo están haciendo especialmente vía precios. Están poniendo unas tarifas muy atractivas y están llegando incluso a subvencionar a las compañías aéreas para mejorar su conectividad. Pero España no puede caer en una batalla de precios. Creo que el hueco que van a dejar los turistas internacionales lo van a cubrir los nacionales”, asegura Rafael Gallego, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes.

Además, “no siempre más equivale a mejor”. Así lo asegura José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, patronal de las empresas turísticas: “La afluencia no refleja adecuadamente la salud del sector. Lo importante no es el número de turistas que llegan, sino las pernoctaciones, que están mucho más relacionadas con el gasto. Tampoco hay que perder de vista los indicadores de sustenibilidad y de empatía turística.

En los cuatro primeros meses del año, Turquía, Túnez y Egipto han recuperado cuatro millones de turistas. España, aunque sigue aumentando en afluencia, está estancada en pernoctaciones, aunque el aumento del gasto medio por turista sí ha aumentado. Y es que aunque se ha ralentizado la llegada de turistas en general, ha aumentado la llegada de los mercados más interesantes, como Rusia (crecieron un 4,6% de enero a abril) y Estados Unidos (5,9% en el mismo periodo)”, asegura Zoreda. Entonces, ¿nos espera un buen año desde el punto de vista turístico? “La temporada será buena, pero no excepcional. Vamos a volver a ritmos más naturales que los atípicos de años anteriores”, dice Zoreda.

Calidad frente a cantidad
Los analistas de Afi, sin embargo, apuestan porque los máximos continuarán: “Prevemos que la llegada de turistas se acerque a los 84 millones, lo que supondría tres millones más que en 2017. En términos de PIB turístico, prevemos un crecimiento del 3%, desacelerándose levemente desde el 4,5% al que apuntan nuestras estimaciones para 2017. Mirando al futuro, el sector debería centrar sus esfuerzos en aumentar la calidad de sus servicios, a la vez que diversificar la oferta muy concentrada en el turismo vacacional aprovechando el “know how” acumulado durante tantos años”, aseguran en un reciente informe.

Lo cierto es que los analistas coinciden en que el futuro pasa por saber conjugar cantidad y calidad. “La parte negativa de estos años es que hemos vivido una eclosión descontrolada de la competencia desleal de los pisos turíticos. Hay que ponerle coto para acabar con el rechazo geosocial que está generando en centros urbanos como Barcelona en los que este tipo de viviendas está expulsando a vecinos y comercios”, concluye Zoreda.

Aumentar pernoctaciones y gasto
Tras el huracán de los últimos años, 2018 parece que comienza a representar la vuelta a la calma. El reto ahora es conseguir mantener los ingresos, o incluso aumentarlos, con un número menor de visitantes. Y lo cierto es que el año pasado ya comenzó a marcar una buena tendencia en este sentido. En 2017, entre los principales países de procedencia de los visitantes a nuestro país se mantuvieron Reino Unido (22% del total), Alemania (15%) y Francia (14%), según datos del INE. Así, y como consecuencia de todo ello, los ingresos por turismo internacional en 2017 superaron los 60.000 millones de euros, un 10% más que en el año previo.

Pero los expertos aseguran que en este aumento fue determinante la llegada de turistas procedentes de mercados con un mayor gasto medio, como son Rusia y Estados Unidos. Así, el ingreso medio por turista aumentó un 1,5% con respecto a 2016, hasta los 733 euros, lo que supone el primer incremento en seis años. El reto es mantener esta tendencia.



  • Ver original en Diario ABC
  • Publicado el domingo junio 17, 2018
  • Noticia local de España


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.