El "suave" poder económico de China crece en América Latina, pero Estados Unidos puede jugar una carta más importante - deGerencia.com
NOTICIA

El «suave» poder económico de China crece en América Latina, pero Estados Unidos puede jugar una carta más importante

China no es lo mismo que Rusia, aunque ambos países comparten similitudes. La Rusia de Putin busca recuperar su estatus de potencia mundial. El partido en el poder opera dentro de una estructura autoritaria que no es inmune a las influencias de los acontecimientos de 1991. Las protestas masivas han desafiado la legitimidad del gobierno de Putin. Su reacción es implementar más autoritarismo y una política exterior agresiva dirigida a distraer la agenda y apelar a los sentimientos de orgullo nacional.

Rusia también heredó una fuerte maquinaria militar de la era comunista, en profundo contraste con el sector civil-económico no desarrollado. Este ejército podría haber permitido a Rusia perseguir ambiciones imperiales y extender su influencia, pero principalmente a través de medios militares. Ese es el caso de la intervención de Rusia en Crimea, en Georgia y, de otra manera, en Siria. Como superpotencia militar, Rusia suministra armas a regímenes que considera aliados o amigos de su causa, como Venezuela, Nicaragua, Pakistán, los talibanes y otros.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin (AFP)
El presidente de Rusia, Vladimir Putin (AFP)
Sin embargo, Rusia no es un poder económico. Es uno de los más bajos del G-8 y recientemente ha comenzado un programa de ayuda exterior que aún sigue siendo limitado. Los desafíos económicos internos y la dependencia de Rusia al petróleo agravan este problema. El sistema de capitalismo «de amigos» que favorece a los oligarcas con vínculos con el régimen no saca las mejores energías creativas del pueblo ruso. Traducido a la influencia global, podemos decir que el poder «suave» de Rusia es débil.

China, por el contrario, es una superpotencia económica que, a través del comercio, ha penetrado en grandes partes del mundo. Es tecnológicamente avanzado y es la economía de más rápido crecimiento a pesar del hecho de que la mayoría de su economía todavía pertenece al sector público. China es el mayor fabricante de bienes y un importante exportador e importador. Esto le da al país asiático una tremenda influencia política en el mundo. Su poder económico proporciona un poder «suave» no militar que, a su vez, les proporciona influencia política…



  • Ver original en InfoBAE
  • Publicado el lunes septiembre 17, 2018


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.