El lenguaje no verbal de un Líder - deGerencia.com
NOTICIA

El lenguaje no verbal de un Líder

Nuestro lenguaje no verbal engloba diferentes aspectos como gestos, tono de voz, código de vestir, cercanía o tacto con nuestro interlocutor, contacto visual, entre otros; hasta el espacio donde decidimos dar nuestro mensaje espacio/entorno es algo que, igualmente, comunica. Asimismo, la distancia en la que damos el mensaje frente a nuestro interlocutor se puede interpretar de diferentes formas. Si yo me acerco mucho para darte un mensaje, tú puedes presuponer, tal vez, que se trata de una confesión o, tal vez, una amenaza o intimidación … las lecturas pueden ser variadas.

La importancia de la comunicación no verbal

Diferentes estudios de las últimas décadas demuestran que el impacto de la comunicación se basa en más de un 90% en todo lo que tiene que ver con la comunicación no verbal. Y solamente el 10% de lo que nos impacta en un mensaje va ligado a la comunicación verbal. Es decir, es mucho más importante cómo decimos las cosas que lo que propiamente decimos, por lo que si sumamos todos esos elementos no verbales que hemos mencionado, estos juegan un papel mucho más relevante que el mensaje per se. En lo que queremos transmitirle a nuestra contraparte es donde radica realmente la comunicación no verbal.

Los líderes de las organizaciones deben tener muy presentes todas estas cuestiones. Aunque es cierto que pueden variar, dependiendo del tipo de interlocutor. Cuando hablamos de tacto, por ejemplo, es muy probable que un líder se sienta muy cómodo tocando en el hombro a su colaborador o subalterno y es muy poco probable que lo haga con su jefe, a menos que haya una relación de años donde ya la confianza entre ambos haya crecido y se sientan cómodos con ello, por lo que existen muchas distinciones. Asimismo, es muy difícil que tú como colaborador, por ejemplo, levantes la voz cuando estás hablando con tu jefe, y puede ser que sí lo hagas con un colaborador, sin mayor empacho. Es decir, se trata de los mismos elementos pero, justamente, su uso varía de manera significativa si estamos hablando con nuestro jefe, con nuestro cliente, con nuestro colaborador o con nuestro igual…



  • Ver original en Alto Nivel
  • Publicado el miércoles febrero 19, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.