Dormir más, liderar mejor - deGerencia.com
NOTICIA

Dormir más, liderar mejor

Si bien varios líderes exitosos afirman que solo necesitan dormir de 4 a 5 horas por día, muchos estudios afirman que el descanso es una variable fundamental a la hora de medir la efectividad de los trabajadores. Según la Dra. Tara Swart, neurocientífica internacional: Dejar de dormir una noche puede tener un efecto bastante “devastador” para nuestro desempeño.

Para poder trabajar orientado a los resultados de forma correcta, hay que estar atentos y evitar las distracciones. Después de 19 horas de vigilia el desempeño es equivalente al de alguien con un nivel de alcohol en sangre del 0,05%; y luego de 20 horas, igual al de quien tiene un nivel de alcohol en sangre de 0,1%, valor que representa la definición de ebriedad en EE.UU.

Dormir es beneficioso para múltiples funciones cognitivas -entre ellas, el reconocimiento de patrones y la capacidad de aportar ideas innovadoras y creativas- que ayudan a solucionar problemas eficazmente. Un estudio demostró que un buen descanso nocturno genera nuevas percepciones: en los participantes que disfrutaron de ese beneficio, resultó dos veces más probable descubrir un camino más rápido para resolver problemas que quienes no lo tuvieron.

El poder dormir las horas necesarias, es tan importante como la dieta y la actividad física, cuando esto no se cumple, el coeficiente intelectual cae de 5 a 8 puntos, según investigaciones recientes. Los estudios demuestran que cuando perdemos una noche de sueño, nuestro coeficiente intelectual disminuye por una desviación estándar de 1, lo que quiere decir que estaremos “funcionando como si tuvieras un problema de aprendizaje”.

La habilidad social y la estabilidad emocional están vinculadas al sueño, por lo que un déficit de sueño puede ser un enorme problema para el liderazgo. La falta del mismo hace que nos volvamos irritables, el sueño es esencial en la regulación de nuestras emociones y para relacionarnos con los demás, tanto en el lugar de trabajo como en el hogar.

Estudios recientes demostraron que es poco probable que la gente que no ha dormido lo suficiente confíe plenamente en otra persona, y otro experimento comprobó que los empleados se sienten menos involucrados con su trabajo cuando sus líderes tuvieron un mal descanso la noche anterior.

También, se ha comprobado que el sueño mejora la toma de decisiones en las tareas que imitan la vida real, como las actividades cognitivas complejas que integran respuestas emocionales al incorporar recompensas financieras y castigos.

Consejos para dormir bien:

Se debe crear un ambiente propicio para el sueño, evitando usar el dormitorio como un lugar para trabajar y retirando del mismo el Smartphone, tablets y/o computadoras, culpables de la reducción de los niveles de melatonina, la hormona que regula el sueño.

Además, se debe tener especial cuidado en las actividades que realizamos antes de ir a la cama: desde qué tan tarde bebemos cafeína y alcohol hasta ver la luz azul de la pantalla de la computadora, lo ideal es que sea menos de una hora antes de ir a dormir. Otros consejos incluyen el uso de ciertos aromas que ayudan a dormir, cortinas que bloquean la luz por completo y comer al menos una hora y media antes de ir a descansar.

En los viajes de negocios, llevar cosas que a su cerebro le recuerden el hogar: la almohada propia, los pijamas, gel de ducha y pasta dental. Además, en lugar de tomar un vuelo nocturno, se debería viajar más temprano para que se pueda dormir bien la noche anterior a una reunión importante.

Siesta reparadora: Muchos especialistas resaltan la importancia de las siestas como uno de los pasos más relevantes para convertirse en un individuo y líder exitoso.

Incluso si no se duerme, la incorporación de un “período de conciencia plena” o “vigilia relajante”, ayudará a aliviar el estrés y rejuvenecer el cerebro, permitiendo que los líderes sean más eficaces y mejores en sus puestos de trabajo, afirman estos especialistas.

El ejemplo más famoso de una empresa que ha adoptado este consejo es Google, la cual es conocida por sus fiestas de siesta y cápsulas donde los empleados pueden entrar y acurrucarse.

Aunque se aconseja una siesta de 90 minutos para obtener los beneficios más creativos, la mayoría de los líderes no tienen tiempo para hacerlo. Así que, a menudo, también se usan otras técnicas de conciencia plena y períodos de descanso, como la meditación, que ayudan a aliviar el sistema de estrés.

Por último, muchas empresas están contratando para sus ejecutivos entrenamientos para dormir: estos se llevan a cabo ya sea a nivel personal o a nivel grupal tipo retiro en el que los colegas se alejan para enfocarse durante un día, quizá cuatro veces al año. Se utilizan diversas técnicas que incluyen un diario de alimentos o evaluación de la salud física, espiritual y mental en torno a cada individuo. También en muchos casos se usa la tecnología ya sea para darle seguimiento a las horas de sueño o por ejemplo brindando la aplicaión f.lux que limita la luz azul de computadoras y iPhones….



  • Ver original en America Economia
  • Publicado el jueves septiembre 1, 2016


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.