Cuidado con la colaboración excesiva - deGerencia.com
NOTICIA

Cuidado con la colaboración excesiva

El agotamiento, antes llamado por su nombre en francés, surmenage y ahora por sus nombre en inglés, burnout, crece en los trabajadores de todas las latitudes y señalan al exceso de colaboración como el culpable principal.

Colaboración excesiva ocurre cuando la gente se ve abrumada por incontables reuniones, llamadas en conferencia, emails y mensajes.

Si bien la colaboración es productiva, demasiada colaboraciòn puede ser contraproducente, dice Eric Garton, autor de Time, Talent and Energy y socio de Bain and Company. Según él, el agotamiento, provocado por el estrés crónico en el lugar de trabajo, es inevitable bajo esas circunstancias.

La Organización Mundial de la Salud clasifica el agotamiento como un síndrome clínico. Legitima esta condición luego de 40 años de estudio de sus causas y sus efectos por parte de la psicología. La institución dice que los síntomas incluyen sensación de cansancio extremo y ausencia de energía, creciente distancia mental con el trabajo y reducida eficacia profesional.

A causa de la moderna tecnología laboral – email, mensajes y demás – una persona que supervisa pasa alrededor de ocho horas a la semana solamente en comunicación electrónica. El equivalente de un día completo de trabajo.

Estas actividades, frecuentemente innecesarias, no solo roban tiempo necesario para concentrarse en tareas complejas sino que además reducen el tiempo de descanso necesario para restaurar fuerzas. Desde el boom tecnológico la productividad en el trabajo creció entre 1 y 2%, mucho menos de lo que al principio creían los expertos.

Por otra parte, las reuniones presenciales son una pérdida de tiempo y en muchos casos improductivas. Esto, en parte, se debe a que no se quiere excluir a nadie y se invita a personas que no son vitales para el proyecto de marras.

Para combatir el exceso de colaboración recomiendan reducir las reuniones e invitar solamente a las personas involucradas en lo que se va a tratar.

Cuando la gente tenga más tiempo para hacer el trabajo en lugar de hablar del trabajo la organización será más productiva, más rentable y sus empleados estarán más descansados.



  • Ver original en Revista Mercado
  • Publicado el viernes junio 7, 2019


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.