Aspectos clave del trabajo a distancia - deGerencia.com
NOTICIA

Aspectos clave del trabajo a distancia

El trabajo a distancia es una de las modalidades de empleo que se ha desarrollado con mayor velocidad en los últimos tiempos, producto de los avances tecnológicos y del aislamiento preventivo que llevó a muchas empresas a tener que adaptar sus puestos a la nueva realidad. Así, la fuerza de trabajo se adecúa a esta nueva modalidad y todo parece indicar que será la clave para lograr el éxito empresarial en los próximos años.

El trabajo a distancia, también conocido como teletrabajo, es una forma de empleo flexible que consiste en organizar el trabajo en un lugar que no sea la oficina. La mayoría de las veces, el empleado puede elegir en qué horarios se dedicará a sus tareas, permitiéndole planificar mejor su vida personal. Sin embargo, el teletrabajo tiene distintas modalidades para ofrecer aun una mayor flexibilidad. Así, en lugar de trabajar un determinado número de horas, algunos empleados trabajan por objetivos y esto implica un grado de flexibilidad total. Para el empleador, esta modalidad de trabajo supone ahorros considerables en infraestructura, servicios y movibilidad de su equipo de empleados.

Ventajas del teletrabajo

Una gran cantidad de trabajos que actualmente se hacen en una oficina pueden ser realizados desde casa y esto quedó demostrado durante el período de aislamiento preventivo. Muchas compañías se dieron cuenta de los numerosos beneficios de esta nueva modalidad de trabajo y planean mantener la organización que han adquirido en el último tiempo. Las principales ventajas del trabajo a distancia son las siguientes:

Productividad: Aunque parezca que sucede lo contrario, se ha demostrado que no trabajar en una oficina aumenta la productividad. Esto sucede porque en el entorno laboral el empleado sabe que al terminar una tarea le asignarán otra y, por lo tanto, no tiene incentivos para concluirla más rápido. Además, la oficina promueve el tiempo improductivo, como las conversaciones con colegas y los almuerzos largos. Al estar en casa, el empleado sabe que si termina pronto podrá dedicarse a sus intereses personales.

Satisfacción: El nivel de satisfacción del empleado está relacionado con el estrés. El entorno doméstico promueve un ambiente relajado que no solo mejora la productividad, sino que también aumenta su motivación. Esto genera empleados más satisfechos con su trabajo, dispuestos a hacer más por la compañía.

Flexibilidad: Los trabajos a distancia en los que debe cumplirse un horario también generan mayor flexibilidad. Esto sucede, por un lado, porque el tiempo que lleva desplazarse a una oficina puede emplearse en tareas laborales y, por el otro, porque ese horario puede adaptarse mejor a la rutina personal del empleado.

Rentabilidad: El trabajo a distancia no solo supone ahorros para el empleado, sino también para la compañía que lo contrata. Con menos necesidades físicas, la empresa podrá reducir costos de alquiler de oficinas y esto contribuirá a rebajas en el gasto de los servicios. Por lo general, las compañías que adoptan esta modalidad de trabajo disminuyen sus gastos en un 30 por ciento.



  • Ver original en EmprendedoresNews
  • Publicado el martes octubre 6, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.