Sin dinero también se emprende - deGerencia.com

Sin dinero también se emprende

Hace varios años, un vendedor muy exitoso de automóviles nuevos y usados, que había ganado varias veces el reconocimiento al mejor vendedor y llegaba siempre a sus metas, inició una travesía como emprendedor, quizá sin saberlo en un principio pero seguramente buscando algo más que comisiones por ventas.

Lo más interesante de este emprendedor y que me mantiene admirado a través de los años es que no solo tenía la convicción de lograr las cosas, sino que la ausencia de capital suficiente no era un obstáculo.

Pudiéramos mencionar que hay muchas posibilidades: bancarias, gubernamentales y hasta familiares para conseguir el capital necesario para un negocio, pero ninguna de ellas eran del interés de este personaje y tampoco había la posibilidad con sus familiares.

Con una familia, varios años de ventas exitosas y una amplia experiencia decidió hacer un cambio, lo primero fue mudarse a un lugar con mejores oportunidades. Así fue como aceptó un empleo de ventas de refacciones y equipos para hoteles y restaurantes en uno de los polos turísticos más importantes de nuestro país.

Su experiencia como vendedor de autos le permitió realizar los mismos logros, pero no era suficiente. Poco a poco aprendió el intrincado proceso de importar mercancía y con una inversión muy baja, crédito de un proveedor interesado en la plaza y muchas ganas, inició su propio negocio de distribución y venta de blancos y papel higiénico para hoteles y restaurantes.

Cargar los paquetes de papel era todo un desafío físico pero le permitió ampliar el horizonte y los contactos.

Tras un análisis de la situación, los conocimientos adquiridos en estos nuevos giros y los deseos de superación, se dio un paso casi natural. El inicio de una empresa comercializadora que brinda asesoría y trámites a los clientes para sus importaciones.

Los contactos generados en grandes hoteles y empresas proveedoras de los mismos, agentes aduanales y transportistas, le dio la oportunidad de comenzar sin necesidad de colaboradores o socios. Su equipo era su camioneta de reparto, que con gran esfuerzo adquirió, su libreta de contactos y su teléfono, uno de los primeros celulares en forma de ladrillo color gris era la mejor forma para localizarlo en todo momento.

Con el paso del tiempo, el servicio se fue personalizando, creando su propio proceso que le permitía recibir mercancía y sacarla de la aduana el mismo día. Los logros, no menos espectaculares, incluían la importación de más de 50 contenedores en menos de 3 meses con equipo, mobiliario, refacciones y demás para la apertura de un hotel.

La atención siempre personal de su creador y el mantener los procesos simples le permitió tener la confianza de sus clientes. Su crecimiento sólo se limito a un par de personas para labores administrativas y outsourcing para los asuntos contables.

Sin otra publicidad más que la recomendación de sus clientes e incluso proveedores, la empresa generaba crecimiento constante. Las temporadas bajas parecían no afectar demasiado y se veían recompensadas con las temporadas altas.

Los competidores trataban de igualar el servicio e incluso buscaban ganar clientes reduciendo sus tarifas pero sus esfuerzos no generaban resultados suficientes. Le conocían personalmente pues era común verlo en la aduana supervisando la liberación de “su mercancía”, ya que su servicio implicaba tratar la mercancía de sus clientes como si fuera suya propia.

Si los trámites no estaban completos, terminados o correctos, había retrasos injustificados o negligencias, podía fácilmente reclamarlos tanto ante agentes aduanales, vistas aduanales o los mismos administradores de la aduana.

Después de muchos años de trabajar para una empresa, su idea de negocio le permitió adquirir su casa, comprar un terreno y cumplir su pequeño gusto de tener un lugar donde relajarse los fines de semana, preparar carne asada y montar a caballo.

Un emprendedor cuyas decisiones le colocaron en un nicho de mercado que no había imaginado y le permitieron lograr sus metas e incluso superarlas.

Una experiencia de vida y una demostración de lucha y entrega que me deja una gran enseñanza y gratos recuerdos de mi padre. Sin dinero también se emprende.

Avatar

Angel Antonio Escandon Vilchis

Capacitador, Asesor y Consultor de empresas, Escritor y Colaborador de diversas publicaciones de negocios, Emprendedor y Franquiciante en el área de educación científica infantil y enseñanza de idiomas

Más sobre Angel Antonio Escandon Vilchis

6 comentarios sobre “Sin dinero también se emprende

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    este articulo me recuerda ke “el mundo se mueve con ideas no con dinero” animo !!!

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Estoy seguro que todos los que dedicamos tiempo a leer esta pagina es porque estamos interesados en ser independientes de un empleo, y algun dia tener un propio negocio. Pertenezco al grupo estadistico de desempleados profecionales, soy Ingeniero Quimico y tengo muchas ideas para desarrollarlas, pero me falta la chispa que encienda el motor, eliminar el miedo. Conozco muchas personas que estan dispuestas a invertir conmigo pero no se que me detiene, creo que es temor o inseguridad. Agradezco me guien en este sentido

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Querido Jorge Almea, Si no te avientas no vas a saltar el charco, “El que no arriesga, no gana”, piense en esto como un juego y no lo tome tan enserio, nunca se vaya los extremos, pero la realidad es que si no lo intenta no lo va a lograr.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    De verdad estoy muy sorprendido por este articulo ya que desde algunas semanas atras estoy exactamente con ese mismo norte.Explico:
    Soy estudiante del ultimo semestre de Comercio Exterior por ello solo me quedan 2 semanas para culminar, y como es normal en mi pais es muy dificil el conseguir empleo, por eso desde dias atras estoy con la misma conviccion de lograr el mismo objetivo que logro tu padre.
    Y lo que mas me sorprendio es que yo tambien tengo muchisima experiencia en ventas ya que desde los 16 años he trabajado en el oficio de vendedor,por medio de un curso como tecnico medio de ventas que realize desde esa edad,oficio que me ha costiado mis estudios.
    De verdad te felicito por este articulo, me inspiro mucho el ejemplo que tienes de tu padre y el cual canalizo mucho mas mi meta tanto como en lo familiar como en lo economico…gracias y mucho exito….
    Cesar Daniel Ruiz.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Excelente artículo que describe como se puede cambiar a uno mismo eliminando los bloqueos mentales.

  • Avatar
    el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    !!Excelente!!! Al encontrar la onformación que publican, me alegre mucho, en la medida que me hizo pensar que el emprendiemiento es uno de los caminos firmes para minimizar el estragos del desempleo y exclusión social que palpamos sustancialmente los paises en desarrollo como es el perú, por ello a Uds. mis amigos gracias y continuen publicando este tipo de aportes significativos para las personas que tenemos una idea y queremos concretizarla en empresa, para de ese modo procurar nuestro autoempleo y el empleo de nuestros futuros colaboradores
    Muy reconocido,
    Michel Candia Suárez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Angel Antonio Escandon Vilchis)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/sin_dinero_tambien_se_emprende/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/aescandon)