Cómo poner en movimiento un sistema de gestión de la calidad

Al observar empresas que ya han implementado sistemas de gestión de la calidad (y algunas los han certificado), podemos ver que un alto porcentaje de ellas ha realizado grandes esfuerzos y ha trabajado para iniciar el camino de la calidad, pero el sistema implementado no ha producido grandes cambios en la calidad que ve el cliente. La empresa se ha puesto al servicio de ese sistema, pero el sistema no está sirviendo a la empresa.

Este es un problema, ya que se invierten muchos recursos para alcanzar este objetivo, y un sistema estancado es causa de ineficiencias y burocracia.

Así como un vehículo es totalmente inútil si está todo el día guardado en un garaje, estorba, genera gastos, se oxida, en vez de conducir a las personas a sus destinos, así puede suceder con un sistema de gestión de la calidad, que ha sido cuidadosamente diseñado para cumplir una función importante, pero si no permanece en movimiento, no llevará a la empresa a ningún lado. Tu sistema de gestión de la calidad no puede quedar detenido, inservible. ¿Qué hacer entonces para que no suceda?

Habrás quizás escuchado hablar de Edward Deming, uno de los gurúes de la calidad. Él es el autor del ciclo denominado PDCA, por las siglas de las palabras Planear, Desarrollar, Chequear, Actuar. Es el ciclo que debe seguirse en el camino hacia la calidad, y mientras este ciclo, o esta rueda, esté girando, la calidad avanza, se generan mejoras, el sistema funciona. En cambio, si la rueda se detiene, la calidad se estanca, y luego retrocede, por la tendencia natural que tienen todas las cosas al desorden, al caos. Es simple. No se planifica más, entonces no se desarrollan los planes, nadie verifica los resultados y finalmente no habrá acciones de mejora.

Te preguntarás ¿cómo hacer para que esa rueda no deje de girar? E incluso, para que comience a girar…

Haciendo un paralelo con la física, puedes comprobar que si deseas poner en movimiento una rueda muy pesada, te requerirá muchísimo esfuerzo. En cambio, una rueda pequeña y liviana, con un simple empujoncito comienza a rodar. Por otro lado, si la rueda pesada ya está en movimiento, será muy difícil de detener, al contrario de la liviana. Es por el principio de inercia. Entonces, si quieres poner algo en movimiento, te conviene que sea liviano, en cambio para que permanezca en ese estado quisieras que fuera pesado. ¿Cómo combinar ambos beneficios? ¡Hay una solución!

Una bola de nieve es justamente eso. Comienza siendo liviana, y al rodar va incorporando cada vez más masa (nieve), y se torna por este motivo cada vez más imparable. Esto es lo que te propongo para tu sistema de gestión de la calidad.

Comienza a hacer girar un ciclo PDCA pequeño (planes acotados, manejables, factibles), y ve incorporando nuevos elementos con el aprendizaje que esta metodología te proporcione. Verás que tu sistema de gestión irá creciendo y se tornará imparable. Y así garantizarás que no se detenga y se estanque.

Pero ¿qué acciones concretas te garantizarán esta inercia? La bola de nieve no se forma en la ciudad, necesita una montaña.

  • La bola de nieve no crece si no tiene nieve para incorporar. La nieve que necesitas es la formación de tu equipo de trabajo y la incorporación positiva de la experiencia.
  • La bola de nieve se detendrá, tarde o temprano, si no tiene una pendiente por donde caer. Esa pendiente son las condiciones adecuadas para que tu equipo trabaje con calidad, incentivos, motivación, retroalimentación, objetivos desafiantes.

Entonces, ¿qué tal si te conviertes en montaña de nieve? Proveyendo siempre estos ingredientes, la bola girará sola. Sólo debes asegurarte de remover cualquier obstáculo que se presente en su camino. Al principio, cualquier obstáculo pequeño puede detenerla, por lo que debes estar alerta. Y cuanta más pendiente garantices, más rápido será su crecimiento, tomando la nieve necesaria en cada momento. Pero ¡cuidado! Si llegara a detenerse por completo, estarás en problemas para volver a ponerla en marcha, así que comienza ahora y no le quites la mirada de encima.

Mariana Pizzo

Ingeniera Industrial recibida en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires. Ha trabajado en grandes y pequeñas empresas. Se ha interesado en el área de Calidad, profundizando en esta disciplina a través de cursos e investigaciones. Es Auditora Interna de Sistemas de Gestion de la Calidad ISO 9001. Ha sido docente...

Más sobre Mariana Pizzo

12 comentarios sobre “Cómo poner en movimiento un sistema de gestión de la calidad

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    gracias realmente me ha servido de mucho este articulo ya que es para tener una idea de como realizar mi tarea

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Que interesante, este foro me ayudo bastante ya que soy dueño de un restaurante y con la comida siempre hay que tener bastante cuidado, es decir que hay que comprar productos de calidad para que siempre estén frescos, saludables para que el cliente se sienta a gusto con el restaurante y de esta manera regrese o lo mas importante que nos recomiende con el boca a boca que es una de las publicidades mas fuertes hoy en día.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Considero que según lo explicado en el articulo, para que un sistema de gestión de calidad tenga exito o que su movimiento sea constante, no existe un metodo que lo haga de una manera perenne, sino que se debe de probocar constantemente el movimiento utilizando todos los componentes del sistema.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Es bien interesante el articulo ya que actualmente todos tienen la idea de que las cosas se deben de hacer automaticas con solo aplicar un metodo o ingresar datos a una computadoras, pero algunos casos aplican pero en cuanto a la calidad creo que es un procesos que necesita, vigilancia, constancia y que todos esten involucrados en el mismo objetivo.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Muy interesante enfoque, cual tipo de acciones serían recomendables para iniciar despues de formar el equipo. Mapeos de procesos? identificación de problemas y priorización? etc…

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    El artículo compartido es en forma resumida una explicación de las consecuencias que puede ocasionar un sistema diseñado para un objetivo pero que al momento de ponerlo en práctica solamente, se inicia pero no se le da seguimiento alguno.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Es muy ilustrativa la comparación que hace entre un sistema de gestión de calidad y la física, de comenzar con pequeños esfuerzos para lograr grandes resultados.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Tengo claro que algo muy importante para la implantación de un sistema de gestión de calidad, es el compromiso que la dirección adquiere para llevar a cabo el diseño, implantación y seguimiento del mismo.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Artículo realmente explica que puedes tener todas las herramientas pero si no las utilizas simplemente se queda como una buena herramienta por lo tanto para el buen uso de un sistema de gestion es necesario hacer planes de accion y fechas de revisión para ver avance de cafa plan de accion

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    este tema es de suma importancia ya que nos da la pauta que debemos ser mas exigente con los artículos y productos que compramos creo que es una herramienta muy fundamental la recomendación de boca en boca.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    dándole seguimiento a este tema es muy simple analizar la importancia de una implementación de un sistema de gestión de calidad para el buen desarrollo de un negocio la idea es que todo este en linea, para la mejora de procesos.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Las estrategias que se formulan son muy buenas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Mariana Pizzo)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/como-poner-en-movimiento-un-sistema-de-gestion-de-la-calidad/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/mpizzo)