Ahorrar es la clave - deGerencia.com

Ahorrar es la clave

Cada vez que tomo mi Biblia buscando el consejo de Dios para actuar frente a cualquier situación extraordinaria recuerdo un comercial que decía: “…Si no está en las páginas… es porque no existe” Ahora me da risa, la razón, solo existen unas páginas donde todo está: La Biblia.

Muchos hablan de Juan Calvino, el protestante francés del siglo XVI, como el creador de un modelo social y económico, que permite administrar un estado teniendo a Dios como cabeza. Pero la verdad se equivocan en tomar sus comentarios y letras como un modelo de administración estatal y mucho más como modelo de desarrollo económico; en lo que no se equivocan es en el menester de encabezarnos en Dios. Calvino solo reveló el misterio del orden universal impuesto por Dios y sus recomendaciones económicas, pues El como creador sabe que el hombre necesita ser sustentado por su trabajo, lo que lo convierte en un ente económico. Pero esa no es la finalidad de la humanidad y en eso también se equivocan muchos.

Vamos por parte. Dios dispuso un orden universal y ningún hombre lo podrá destruir y eso ya esta comprobado: Dios sobre todas las cosas, Jesucristo sobre la Iglesia y el Varón sobre su familia. Este orden le da cimientos a la sociedad. Por otra parte El dejó un modelo para que la economía se mantuviera equilibrada y nunca el hombre pereciera. El diez por ciento de cada una de tus propiedades: dinero, bienes, cosechas, inmuebles, etc. deben ser reservadas. En el lenguaje económico, ahorrada. Ese es el fundamento del tan controvertido diezmo (en otra oportunidad tal vez escriba un acerca de esto). Así, en condiciones normales, no sentirás falta de nada. Recordemos que cuando Dios castiga a Adán, crea el trabajo como medio de sustento, pues dice: Con el sudor de tu frente ganaras tu comida. Nace ahí la médula de la economía. Pero, cuando los tiempos venideros muestran escasez, por cualquier circunstancia, Dios indicó que no basta con guardar una décima parte de lo tuyo, sino que enseña que en ese momento hay que guardar la quinta parte, es decir el 20%. Cuando leemos el pasaje bíblico del sueño revelado por José al faraón de Egipto, nos damos cuenta que la única forma de soportar los tiempos de escasez es aprovisionándonos al doble de los tiempos normales.

Es palabra de Dios, no de Calvino. Si no lo encuentras en la Biblia, no existe… Jajaja.

Martin Alonso Vega Soto

Administrador de Empresas, Experto en Mercadeo y Ventas, Conferencista, miembro de la Red Mundial de Conferencistas, Docente Universitario, Escritor Columnista.

Más sobre Martin Alonso Vega Soto

3 comentarios sobre “Ahorrar es la clave

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Muy bueno y necesario para todo aquel que este comenzando au propio negocio o tenga planes para uno.

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Excelente Página

  • el marzo 8, 2018 a las 5:56 pm
    Permalink

    Que maravilla…. se hizo la luz… a mi mente agradecida… me agradó ese sustento bíblico… y reconozco que no he tenido habilidades de ahorro y finanzas… también confirmo que puedo utilizar mi hogar.. como inicio de mi empresa… me gustó el reforzamiento de autoestima.— que es mi área….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este artículo es Copyright de su autor(a). El autor(a) es responsable por el contenido y las opiniones expresadas, así como de la legitimidad de su autoría.

El contenido puede ser incluido en publicaciones o webs con fines informativos y educativos (pero no comerciales), si se respetan las siguientes condiciones:

  1. se publique tal como está, sin alteraciones
  2. se haga referencia al autor (Martin Alonso Vega Soto)
  3. se haga referencia a la fuente (degerencia.com)
  4. se provea un enlace al artículo original (https://degerencia.com/articulo/ahorrar-es-la-clave/)
  5. se provea un enlace a los datos del autor (https://www.degerencia.com/autor/martinalonsovega)