Negocios online: estas son sus ventajas y desventajas - deGerencia.com
NOTICIA

Negocios online: estas son sus ventajas y desventajas

Si estás pensando abrir un negocio a través de Internet es importante que te anticipes a las ventajas y posibles desventajas con un estudio de riesgos. En ocasiones pensamos que al prescindir del alquiler de un local o un negocio físico es algo sencillo, pero no debemos pecar de confiados ya que existen factores que debemos tener en cuenta y que pueden suponer un riesgo que, en este caso el emprendedor debe decidir asumir o no asumir. Analizamos cinco ventajas y cinco desventajas de los negocios online:

VENTAJAS

Los negocios online son rápidos y económicos: Es mucho más económico que un negocio físico, ya que solo tienes que cubrir los gastos de conexión a Internet, la compra del dominio, el diseño de la web y los costes de mantenimiento, y además de más barato es mucho más rápido, ya que en un par de días podrías tener montado tu negocio online.

Las 24 horas del día 7 días a la semana: Tu negocio es accesible a cualquier hora y cualquier día ya que en Internet no existen las joranadas laborales, desaparecen los horarios comerciales.

Completa independencia: Tú eres tu propio jefe y pones las reglas en tu trabajo y en tu empresa.
Flexibilidad geográfica: Puedes trabajar en cualquier lugar del mundo con la simple condición de que haya conexión a Internet.

Mayor exposición: Personas de todo el mundo pueden visitar tu negocio desde un ordenador o un teléfono móvil, no existe la barrera del espacio.

DESVENTAJAS

Problemas técnicos: Un contra de trabajar a través de Internet es que, tu página puede bloquearse o caerse si recibe un gran número de visitas. También existen otros factores externos que te impidan trabajar como una avería en la línea o un fallo eléctrico.

Mercado muy competitivo: A día de hoy prácticamente cualquier negocio ya existe en Internet, por lo que es muy importante que busques un nicho de mercado muy concreto y la manera de destacar tu empresa por encima de las demás.

No hay garantías de éxito: Para posicionar tu web es necesario un estudio de mercado y un importante trabajo de márketing, pero aun así no existen garantías de éxito.

Es fácil distraerse: Seamos realistas, casi nunca trabajar desde casa es tan productivo como hacerlo desde una oficina ya que estamos trabajando en un entorno con gran cantidad de estímulos de distracción y eso puede repercutir negativamente en la calidad de nuestro trabajo.

Se pierde el contacto directo con el cliente: Todavía a día de hoy hay gente muy reacia a comprar o hacer cualquier movimiento empresarial por Internet, muchos prefieren hacerlo de manera física ya que les inspira más confianza.



  • Ver original en Forbes España
  • Publicado el lunes marzo 18, 2019


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.