Mientras el mundo está parado, otros se están moviendo. - deGerencia.com
NOTICIA

Mientras el mundo está parado, otros se están moviendo.

“Ir a favor de lo establecido mata tu individualidad”

Que yo piense es la primera vez en el mundo, que todos estamos luchando contra un mismo enemigo. Es la primera vez en la que todos de una manera u otra, hemos parado de nuestro día a día, para refugiarnos en nuestras casas esperando que no nos toque la lotería del “bicho” de los cojones.

Son tiempos de incertidumbre. De dudas, de mucho miedo. Y más cuando nunca habíamos visto al mundo, absolutamente parado.

El miedo se oye mucho más fuerte que en otras ocasiones. Cuando en otras ocasiones , eramos valientes y no hacíamos caso, ahora nos mostramos serviles ante ese miedo del que todos hablan.

Pero ante la incertidumbre, la única vacuna que existe se llama motivación.

No hablo de quitarle “importancia” a lo que estamos viviendo o a las previsiones de lo que vendrá. Estoy hablando que el futuro no se sabrá hasta que lo estemos viviendo y el pasado nunca volverá, así que vivamos el presente, que es lo único que tenemos.

Y ante un presente de incertidumbre, la motivación es imprescindible y esencial.

Porque mientras el mundo está quieto, otros están viendo oportunidades donde otros dicen que no las hay. Mientras estás bloqueado, otros están dando pasos hacia lo que realmente siempre habían querido y querrán.

Mientras el mundo está parado, hay gente que se está moviendo.

Sé que es muy fácil de decir, pero muy difícil de hacer. Pero es la acción y con ella la actitud, lo que nos distingue de entre las personas que provocan el cambio y aquellos que son reaccionarios ante el cambio.

Es la diferencia entre las personas que han adoptado el pijama como atuendo, de aquellos que han aprendido a hacer pan o aprender por fin ese idioma que tanto querían, pero el “deber” se lo impedía.

Durante este confinamiento, hemos visto y estamos viendo en redes sociales como hay conciertos en los balcones, hemos visto a gente aprender yoga…Hemos creado y hemos visto creaciones que hasta la fecha no nos imaginábamos para nada. Y hasta que no imaginábamos que podríamos hacer.

Eso demuestra que la motivación no es un sentimiento que viene y va, sino un hábito que está dentro de nosotros.

Esas personas que ves que hacen cosas diferentes, tienen la motivación dentro de ellos, no la buscan fuera. Porque si la buscas fuera, es lo que está pasando a mucha gente, se siente desmotivada, ya que las circunstancias que tienen fuera de ellas, no le motivan, no le impulsan.

Que dependa tu motivación del exterior o de los demás, te hace ser una persona dependiente. Si, eres una persona dependiente. Porque si no lo fueras, no te importaría las circustancias que te rodean, tú estarías creando unas nuevas circustancias con lo que tuvieras en tu casa , aunque el mundo estuviera parado.

Esta situación nos está mostrando una realidad. Somos seres que estamos dormidos.

Nos han dormido. Nos han cantando por las noches una nana que se llama “sociedad”. En la que nos cantan , que tenemos que ser como dicen los anuncios que tenemos que ser. Que tenemos que estar desconectados de nosotros mismos, ya que eso significará que empezaremos a preguntarnos quienes somos, y las preguntas no es algo bueno para la sociedad.

Esta situación nos está dando una bofetada de realidad. Una bofetada que nos dice que hemos estado gastando el tiempo en lo “superfluo”, en lo que realmente no importa. Cuando tendríamos que haberlo hecho en nosotros mismos y en nuestra motivación propia o intrínseca.

Mientras las personas que han creado y están creando cosas, no han perdido el fuego en su mirada. Buscan allá donde haga falta lo que necesitan para seguir adelante, aún habiéndose parado el mundo.

Se sienten merecedores de todo. Mientras que los bloqueados solo se sienten merecedores de la vida de mierda que tienen y creen saber que tendrán.

La vida es una consecución de metas. Pero de TUS METAS. No de las metas que te impongan los demás. ¿O es que porque los medios de comunicación digan que ahora viene una crisis, nos tenemos que quedar con los brazos cruzados y esperar que venga Papa Estado o Mama a que nos acurruquen hasta que pase todo?

Yo no pienso hacerlo ni en esta crisis ni en la anterior que vino. Pero tú decides.

Ponte las metas que quieras. Pero que sean tuyas. Lo que tú quieras.: Aprender ingles, escribir tu libro, emprender el sueño de tu vida y abrir esa empresa que siempre querías, decirle te quiero a esa persona que tiene loco…Lo que sea, pero que sea tuyo.

Estará el mundo parado, pero tú estarás moviéndote, creando tu futuro, estarás avanzando a pesar que el mundo está en punto muerto.

Es hora de cambiar la mentalidad, del “Tengo que hacer esto no vaya a ser que lo que digan los demás…” por una mentalidad de aprendizaje continuo y de curiosidad constante.

Pero por favor, no te estoy diciendo que sueñes en grande, y que lo vas a conseguir aún estando en tu casa recluido. Sino que la productividad no será la misma ahora que cuando las circunstancias están a pleno rendimiento. Eso no lo olvides.

En estos momentos que vivimos, ser productivos es un verdadero lujo. Es fácil llevarnos por la tristeza, el miedo y el estrés. Y ante el estrés, hazte estas preguntas:

.- ¿Qué te provoca el estrés? ¿Ver la televisión? ¿Recibir mensajes con noticias del grupo de amigos de la universidad?

Salte de ellos. Diles que por una temporada no vas a estar. Dile a esa persona que no te mande más mensajes y que te pregunte más cómo estas y menos por las noticias de los demás. Averigua cuál es el botón que hace que tu estrés nazca.

.- Cuidate.

Date mimos. ¿Dejas que los demás se ocupen de ti? ¿Hace cuanto no ves una pelicula de humor? Es hora aún más que más, de cuidarte. Porque hasta la fecha, seguro que no lo has hecho.

.- Cuida tu desarrollo personal.

Lee, escúchate, quédate en silencio contigo mismo Escribe nada más levantarte 3 hojas en blanco de lo que sientes sin parar, quédate vacío escribiendo…Haz lo que sea para que tu desarrollo personal en estos momentos se reactive y aumente.

Durante estos días he visto muchos artículos y noticias en televisión en la que nos decían que teníamos que estar haciendo cosas sin parar, tener la mente ocupada, pensamientos positivos y demás happy flowers.

Estoy en desacuerdo, este confinamiento, estado de alarma o putada si quieres llamarlo así, es la oportunidad de poder conocernos, escucharnos y cuidarnos. DE POR FIN ENCONTRAR LA MOTIVACIÓN QUE HAY DENTRO DE NOSOTROS, MOTIVACIÓN QUE NUNCA SE ACABA A PESAR DE LAS CIRCUSTANCIAS.

Tenemos delante de nosotros de nuevo una pizarra en blanco. Mucho de lo que habíamos escrito en ella, se ha borrado. Otras han quedado. Y el hueco que queda, está para que lo escribamos desde nuestra motivación, no desde la de los demás.

La nueva normalidad la escribes desde tu motivación interna, nunca escribirás una línea con huella desde la motivación que llegue de los demás.

¿Crees que seguirás escribiendo algo desde la motivación venida de los demás y no desde tu motivación?



  • Ver original en Principios de un Comienzo
  • Publicado el lunes mayo 25, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.