Ley CARES: ¿Preludio a un salario mínimo de 15 dólares? - deGerencia.com
NOTICIA

Ley CARES: ¿Preludio a un salario mínimo de 15 dólares?

En la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica contra el Coronavirus (CARES) de marzo del 2020, se incluyeron tres programas con siglas menos eufónicas: FPUC, PEUC y PUA. Estos programas se extendieron (por 13 semanas), se ampliaron (a los trabajadores autónomos) y agregó un incentivo federal de $600 por semana a los beneficios de desempleo a nivel estatal. A finales de julio, más de 25 millones de estadounidenses estarán a punto de perder esa ayuda federal.

La configuración habitual de lucha partidista es ¿los generosos beneficios del gobierno ayudan al congénitamente trabajador pueblo estadounidense en tiempos difíciles (la línea demócrata), o desalientan al congénitamente perezoso pueblo estadounidense a levantarse del sofá e ir a trabajar (la línea republicana)?

Las matemáticas de CARES

Bueno, sí, pero aquí hay algo que se está perfilando algo más de lo habitual. La mayoría de los trabajadores han notado, presumiblemente, que las matemáticas están involucradas aquí. Dudo que muchos de ellos consideren que las matemáticas son una mera coincidencia: Asumiendo una semana de trabajo de 40 horas, la división de 600 dólares por hora se reducen a 15 dólares por cada una de ellas.

Durante varios años, las campañas políticas en curso han tratado de vender a los estadounidenses que los $15 dólares por hora como el extremo inferior del “salario digno”, y como un salario mínimo por hora adecuado que debe ser exigido por la ley. De hecho, algunas ciudades y estados ya han adoptado leyes de un salario mínimo de $15 por hora, y algunos grandes empleadores se han comprometido con ese número, ya sea la ley o no.

Tema de campaña electoral

Siendo un año electoral, es muy factible que haya un compromiso mientras la Casa de Representantes, el Senado y la Casa Blanca negocian una segunda edición de la Ley CARES.
La Casa de Representantes, controlada por los demócratas, aceptará a regañadientes un fin —no inmediato, pero después de una extensión de no más de tres meses— a los 600 dólares del subsidio de desempleo, a cambio de un salario mínimo federal de 15 dólares por hora.

El Senado Republicano aceptará a regañadientes un salario mínimo federal de 15 dólares por hora, a cambio de la eliminación gradual del subsidio de desempleo.

Cómo se pavonearán los políticos

El presidente Donald Trump dará un puñetazo y afirmará que está poniendo a EE.UU. de nuevo a trabajar. El candidato presidencial demócrata Joe Biden se pavoneará y afirmará que su partido les está dando un aumento a los trabajadores.
Estoy en contra de las leyes de salario mínimo por varias razones. Aquí hay dos: Como libertario, quiero al gobierno fuera de los mercados laborales por principio; y como partidario de los sindicatos, quiero que los trabajadores se organicen para obtener buenos salarios y beneficios, en lugar de conformarse con los sustitutos baratos que las grandes empresas dejan que sus sirvientes del gobierno lo manejen.

El único lado positivo

Pero mi oposición al salario mínimo no depende de un nivel en particular. No estoy MÁS en contra de los 15 dólares por hora, de lo que estoy en contra de los actuales 7.25 dólares por hora, o en contra de los 3.35 dólares por hora que prevalecían cuando entré en la fuerza de trabajo.

Si bien es cierto que los aumentos del salario mínimo perjudican a algunos de los trabajadores más pobres y menos calificados de Estados Unidos y no ayudan a nadie a largo plazo, también hay un lado positivo para ellos.

A medida que los efectos de cada aumento del salario mínimo se propagan por la economía y resulta que, en el mejor de los casos, ha sido un lavado de cara, unos cuantos trabajadores más dejarán de creer en la tontería de la planificación económica del gobierno y en su lugar se sindicalizarán. Lo cual cualquier buen libertario ama y apoya como un buen ejemplo del mercado en el trabajo.



  • Ver original en La Tribuna Hispana
  • Publicado el jueves julio 23, 2020
  • Noticia local de Estados Unidos


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.