La disminución del empleo significa problemas para Trump - deGerencia.com
NOTICIA

La disminución del empleo significa problemas para Trump

Sólo 114,000 puestos de trabajo privados se añadieron a la economía de los EE.UU. en septiembre, informó el Departamento de Trabajo de los EE.UU. el viernes 4 de octubre por la mañana, dejando el promedio del crecimiento laboral privado de tres meses en el nivel más bajo en siete años.

Esto aún no es una recesión –que puede no estar lejos–, pero los datos apuntan a un mayor debilitamiento, especialmente si los nuevos aranceles sobre las importaciones procedentes de China van a afectar al gasto de los consumidores.

Gerentes compran menos

El crecimiento total del empleo se registró en 136,000, debido a la contratación temporal del gobierno para el Censo de 2020. Las acciones del mercado bursátil EE.UU. subieron para aliviar el hecho de que el número no fuera peor.

A principios de esta semana, la encuesta de la Asociación Nacional de Gerentes de Compras de Manufacturas, mostró la lectura más baja en 10 años. La manufactura comprende sólo el 12% del PIB de los Estados Unidos, por lo que es posible que la actual recesión manufacturera no vaya seguida de una recesión general.

Mayor debilidad económica

Sin embargo, a pesar de que la manufactura es sólo una octava parte de la economía de EE.UU., es un indicador de la actividad general. Los cambios en el índice de directores de compras de la industria manufacturera tienden a predecir cambios futuros en el índice de servicios. Y la lectura actual no parece alentadora.

La industria manufacturera es más sensible a los choques económicos y tiende a reaccionar primero. Si los datos del pasado nos sirven de guía, podemos esperar una mayor debilidad económica de cara a las elecciones presidenciales de 2020. La cuestión sigue siendo cómo reaccionarán los consumidores.

Trump cedería ante China

La disminución del crecimiento del empleo ya ha deprimido las principales encuestas de confianza de los consumidores. La próxima ronda de tarifas anunciada por el presidente Donald Trump en agosto, según cálculos de JP Morgan, le costaría a la familia estadounidense un promedio de 1,000 dólares al año. Se trata de un aumento sustancial de los impuestos sobre los consumidores y podría bastar para inclinar la balanza hacia una reducción del gasto del consumidor.

CNBC informó el viernes por la mañana que el asesor económico presidencial Larry Kudlow predice “sorpresas positivas” en las conversaciones comerciales de China de la próxima semana. Trump ciertamente tiene una buena razón para querer retractarse del último aumento de tarifas…



  • Ver original en La Tribuna Hispana
  • Publicado el miércoles octubre 9, 2019
  • Noticia local de Estados Unidos


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.