¿La automatización reduce la volatilidad en los mercados? - deGerencia.com
NOTICIA

¿La automatización reduce la volatilidad en los mercados?

Los algoritmos de alta frecuencia, a los que se culpa por las volátiles «caída abruptas» de monedas y acciones, también podrían ser la razón por las que eventos globales impactantes, incluido el coronavirus, parecen haber perdido el poder de asustar a los mercados.

Ya sean acciones, bonos, divisas o materias primas, los precios de los activos parecen menos propensos a una corriente vendedora prolongada. La muerte de un militar iraní por una ofensiva estadounidense y la represalia de Teherán fueron potenciales catástrofes que desencadenaron reacciones violentas, pero sorprendentemente cortas en el comienzo de 2020.

En ambos casos, la compra automática de yenes y liquidación de acciones se desvanecieron en cosa de horas, lo que permitió a las bolsas llegar a máximos récord.

Ahora, aun cuando el coronavirus de China amenaza con ahogar el crecimiento económico, las plazas mundiales no están muy lejos de picos históricos.

Es verdad que muchos factores están dando forma a la capacidad de recuperación, en particular la impresión de dinero de los bancos centrales y el aumento de los ahorros mundiales, lo que aumentó el valor de las acciones mundiales en 25 billones de dólares en la última década.

Sin embargo, es difícil no vincular el cambio en la reacción de los mercados con el aumento de las estrategias comerciales automatizadas.

En los últimos seis años, la participación de las operaciones automatizadas -conocidas también como «trading algorítmico»- en el mercado de divisas de 6.6 billones de dólares por día se ha más que duplicado al 27% entre los gestores de fondos, según un sondeo de Greenwich Associates.

Hay razones para creer que los algoritmos causan volatilidad, especialmente cuando disminuyen las operaciones y los humanos que las supervisan desaparecen, por ejemplo, en los feriados. Eso es lo que probablemente pasó durante el colapso repentino de Wall Street de 2010 y los movimientos dramáticos pero fugaces de yenes en enero de 2019.

Pero también ofrecen la ventaja de poder realizar transacciones a la velocidad del rayo a cualquier hora del día o de la noche, con una precisión nítida y costos generales más bajos. Al ser máquinas, también son ajenos a los impulsos humanos comunes de miedo y avaricia que tienden ser dominantes.

«Las formas en la que los humanos realizan las operaciones tiende a ser emocional, pero las transacciones que hacen las máquinas son muy desapasionadas», observó Scott Wacker, jefe global de ventas electrónicas de renta fija, divisas y productos básicos de JPMorgan, banco a la vanguardia del sistema.

«Como resultado, las funciones de reacción en los mercados de divisas, incluso ante grandes noticias geopolíticas, se han acortado considerablemente»…



  • Ver original en Alto Nivel
  • Publicado el domingo febrero 2, 2020


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.