¿Existen las malas decisiones? - deGerencia.com
NOTICIA

¿Existen las malas decisiones?

Hace unos días me reprochaban que la vida que tenía , era la consecuencia de las malas decisiones que había tomado durante un tiempo determinado.

Durante todo el viaje de vuelta no paraba de hacer una pregunta:

¿Cuándo es una mala decisión, la opción por la que has optado?

Una mala decisión hubiera sido seguir optando por la forma de vida que estaba llevando hasta la fecha. Seguir haciendo caso a lo que los demás decían que tenia que hacer para ser un “hombre de provecho”: La conclusión fue que, si hubiera seguido optando por la vida que estaba llevando, ahora no estaría viviendo todo lo que estoy viviendo y aprendiendo, pero sobre la vida que estaría llevando sería… mejor no imaginarlo.

Pero esa reflexión que me hicieron, en forma de reproche, me ha hecho pensar en una pregunta constantemente

¿Cuándo una decisión, es buena o mala?

Todos creemos que en algún momento de la vida hemos tomado una mala decisión.

Puede ser desde tomar esa ultima copa que sabíamos que nos iba a matar la noche, desde tener algo con esa persona que sabíamos que nos iba a traer problemas,…hasta aceptar algún trabajo porque estaba acorde con los deseos de los demás, pero no con nuestras emociones.

TODOS HEMOS CREIDO EN ALGÚN MOMENTO, HABER TOMADO UNA MALA DECISIÓN.

Lo que hemos hecho, hecho está. Porqué que yo sepa, hasta la fecha no se puede retrasar las agujas del reloj según tus intereses.

¿Pero qué determina cuándo una decisión es buena o mala?

Primero son las personas de tu alrededor quienes determinan si la opción que has tomado es buena o mala.

¿Y quiénes son ellos para determinar el resultado de una opción? ¿Son adivinos?. Principalmente te lo dirán por tú bien, según ellos. No quieren te pase nada malo, que no seas un “paria” de la sociedad. Y aunque quieren tu bien, lo que tienen ganas también es de decirte: “¿Ves? Te lo dije yo, si es que no me haces caso”.

Quieren dominar tu vida. Quieren no perderte. Quieren no te salgas de lo que hasta ahora para ellos era la rutina junto a ti. Te dirán que quieren tu felicidad, pero si te confundes, si dudas, si flaqueas, y más si lo expresas, lo primero que te dirán es :”¿Ves? Te lo dije yo, si es que no me haces caso”.

Segundo es el tiempo. Pero en una sociedad en la que el tiempo está basado en dos circunstancias, en el ya y en el vecino. Si no consigues los resultados esperados ( expectativas elevadas por tu ego, por ganas de joder al vecino y que todos te tengan envidia) a la voz de ya y si puede ser para antes de ayer, piensas que tu decisión ha sido errónea.

Si tiene que llegar, llegará. Te guste o no. Claro que no me hubiera gustado vivir los miedos, vergüenzas, caídas que he vivido hasta llegar a hablar hoy contigo o las cosas que he hecho y estoy preparando, pero el tiempo pone a cada uno en su sitio. Y es el que determina si fue o no una buena decisión.

Pero a día de hoy, sigo pensando que no existen buenas o malas decisiones. (Nota: Estoy hablando de decisiones del día a día , si te vas a pasar a la otra habitación del hotel por el balcón, SI ES UNA MALA DECISIÓN).

No hay buenas ni malas decisiones, solo son resultados obtenidos por haber escogido un camino a transitar. La vida es la suma de las experiencias vividas en función de las decisiones realizadas.

Si no optas por ninguna, a parte de bloquearte, no estarás viviendo, sino sobreviviendo y dejando tu poder en mano de los demás.

Pero sí aún así, no sabes cómo gestionar esa mala decisión que has tomado, sigue estos pasos:

1.- ¿Cómo te sientes?

Exprésalo sin tabúes, sin miedos. Como decían las madres: “La vergüenza para robar“.

Creo esencial para que el proceso de “sanación” por tu mala decisión fructifique, es empezar expresando como te sientes. Si no, lo único que harás es ir de mal en peor.

2.- ¿Qué coño ha pasado realmente?

Déjate de excusas, de echar la culpa a los demás o lo que quieras, todo por no ser dueño de la situación. Después de aceptar tus emociones, foco en lo que realmente ha pasado. En la realidad, en los datos concretos, en la verdad indiscutible.

Si necesitas la ayuda de alguien para ser lo máximo objetivo con la situación, adelante. Focalizarte en la realidad, es el principio del comienzo a la hora de transformar la misma

3.- Repite conmigo: ¡¡No hay una mala decisión!!.

No dejes que nada ni nadie te consuma por el resultado de la opción escogida. Si te dejas llevar por las emociones negativas que te rodeen, no podrás ver posibles opciones a la situación actual o pequeños detalles que hubieras pasado por alto.

No eres lo peor, no eres un incrédulo, no eres un iluso…No eres nada de eso de lo que estás pensando…Solo eres una persona que optaste por un camino y que te has encontrado con un resultado.

Así que no seas duro contigo por favor. Si quieres compárate con la gente que no hace nada con su vida y está criticando la tuya por haber hecho algo, que ellos nunca harían por el miedo que tienen a ser y lo fácil que es aparentar ser.

No has fracasado. Estás aprendiendo, ¿Te queda claro?

4.- ¿Por qué coño te arrepientes?

NUNCA LO HAGAS. Has seguido a tu corazón. Has seguido a tu instinto y él te ha llevado a ese resultado. ¿Por qué arrepentirse?

Nos arrepentimos porque pensamos que hemos perdido el tiempo, porque pensamos que somos unos ilusos por haberlo intentado o por creernos que lo conseguiríamos.

No es que no vayas a conseguirlo, es que ese resultado , te está diciendo: “Aún te falta algo más para conseguirlo, por aquí no es el camino”. Así que no te arrepientas nunca de hacer algo que sentías y querías hacer.

NUNCA TE ARREPIENTAS DE SER TÚ MISMO, NUNCA.

Siéntete agradecido por haber hecho lo que sentías que tenías que hacer.

5.- Y en un futuro ¿Cómo lo planteamos?

Si te enfrentas a una nueva toma de decisión importante en tu vida:

Recopila toda la información posible.
Considera varias soluciones que se podrían dar.
Toma tu decisión.
Controla la decisión tomada.
Te sentirás bien informado ante la nueva decisión y con el control del riesgo más a tu favor. Pero te aseguro una cosa, aunque quieras tenerlo todo atado y ya no te pase más el vivir una mala decisión, ¿Qué o quien te asegura que la decisión que tomes no obtenga los resultados esperados o deseados?

Ah, creo que no tome una mala decisión. Simplemente que no he conseguido satisfacer las expectativas que esa persona tenía conmigo y por eso me lo reprochaba.

¿Cuándo es para ti una mala decisión?



  • Ver original en Principios de un Comienzo
  • Publicado el jueves agosto 29, 2019


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.