España es uno de los países con menos desigualdades de Europa - deGerencia.com
NOTICIA

España es uno de los países con menos desigualdades de Europa

La idea de que España es uno de los países más desiguales de Europa se ha convertido en una de las consignas favoritas de nuestros políticos. Por ejemplo, Pedro Sánchez afirmaba en un discurso reciente que uno de los desafíos más urgentes a los que se enfrenta España es el de la desigualdad, puesto que «somos el segundo país más desigual de Europa». En la misma línea se manifestaba Pablo Iglesias, que hace unos días llegaba a decir que «lo que rompe España es la desigualdad». Durante los últimos años los medios de comunicación repiten este mensaje alarmista, y no faltan políticos dispuestos a capitalizarlo para captar votos. Sin embargo, un análisis en profundidad de los datos revela que la desigualdad real en España es mucho menor de lo que suele decirse. Esta es la conclusión a la que llega el nuevo informe del Instituto Juan de Mariana, titulado «La desigualdad en España: ¿Realmente es España uno de los países más desiguales de Europa?». En este informe, que hemos elaborado Juan Ramón Rallo y yo, se analizan a fondo los datos para los tres tipos principales de desigualdad económica: la desigualdad de riqueza, la desigualdad de renta y la de consumo. Desigualdad de riqueza La desigualdad de riqueza mide cómo están distribuidos en un momento dado los distintos activos, sean reales o financieros. Es a este tipo de desigualdad al que se refería el informe Oxfam, por ejemplo, cuando denunciaba que «la economía está al servicio del 1% más rico del planeta». Pues bien, ¿cómo se posiciona España en este aspecto? Si observamos el índice Gini de riqueza, uno de los indicadores más usados para medir la desigualdad y que toma valores entre 0 (máxima igualdad) y 1 (máxima desigualdad), vemos que para España toma uno de los valores más bajos de Europa. De acuerdo con estas cifras que publica Credit Suisse, la misma fuente que utiliza el informe Oxfam, nuestro país tiene una desigualdad de riqueza menor que países como Francia, Holanda, Alemania, Suecia o Dinamarca. El motivo principal por el que España se encuentra entre los países más igualitarios en distribución de riqueza es que la vivienda en propiedad está más extendida que en la mayoría de los países de nuestro entorno. En concreto, un 80% de las familias españolas tienen vivienda en propiedad. Desigualdad de renta La desigualdad de renta hace referencia a la distribución del conjunto de ingresos que reciben los habitantes de un país. Cuando leemos titulares denunciando que España es uno de los países más desiguales de Europa, suelen referirse precisamente a la desigualdad de renta. Y si observamos las métricas más habituales en apariencia es cierto. Por ejemplo, el índice Gini de renta que publica Eurostat sitúa a España entre los países más desiguales en esta rúbrica. Sin embargo, un análisis más detallado revela que estos cálculos están sesgados porque solo toman en consideración ingresos estrictamente monetarios, y por tanto excluyen todo tipo de rentas en especie. Por ejemplo, si se incorporan al cálculo los alquileres imputados, una de las rentas en especie más importantes que se recogen en el PIB, de acuerdo con datos de Eurostat España cae a niveles mucho más intermedios, a la altura de países como Alemania, Italia o Francia. Además, si se tienen en cuenta otros importantes ingresos en especie, como los servicios públicos de sanidad y educación que percibe la población, la desigualdad de la renta en España cae en torno a un 20% adicional, una reducción en la media de la Unión Europea. Por tanto, la desigualdad real de renta en España, analizada desde una perspectiva más completa, es mucho menor de lo que habitualmente se dice. Por otro lado, es cierto que España es uno de los países europeos en los que más ha crecido la desigualdad de renta desde que estalló la crisis económica. Sin embargo, como se demuestra en el informe, la principal causa de ese crecimiento no son ni las rentas del capital ni los altos salarios de los directivos, como a menudo se difunde, sino a la extraordinariamente elevada tasa de desempleo. En España no habría mejor política contra la desigualdad que facilitar la creación de empleo. Desigualdad de consumo De acuerdo con muchos economistas, entre otros el premio Nobel de Economía Kenneth Arrow, la mejor forma de medir la desigualad en el bienestar real de la población no es ni mediante los indicadores de dispersión de riqueza ni de renta, sino del consumo. Si dos personas con posiciones de riqueza o de renta muy distintas consumieran exactamente lo mismo, su nivel de bienestar en la práctica sería idéntico. Atendiendo a los datos de dispersión del gasto en consumo que publica Eurostat, España se encuentra entre los países más igualitarios de Europa, a un nivel similar al de Suecia, Dinamarca o Francia, y con menor desigualdad de consumo que países como Italia, Alemania o Finlandia. En conclusión, si analizamos en profundidad los datos de desigualdad tanto de riqueza, renta y consumo, como hace el informe del Instituto Juan de Mariana, comprobamos que España es un país mucho menos desigual de lo que habitualmente se difunde. Esto, por supuesto, no quiere decir que la situación española sea idílica. Más que nada, porque el verdadero problema que hay que combatir no es la desigualdad, sino la pobreza, el desempleo y la falta de oportunidades. Y en aspectos como el desempleo sí que debemos mejorar…



  • Ver original en Diario ABC
  • Publicado el domingo febrero 14, 2016
  • Noticia local de España


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.