Entendiendo el boom económico de EEUU - deGerencia.com
NOTICIA

Entendiendo el boom económico de EEUU

Para los críticos de la globalización y del capitalismo son tiempos de consolidación del sistema después de la crisis 2008-2009. La mayoría apuesta a la continuidad del sistema capitalista con un lógico y deseable aprendizaje, en particular en el campo de la regulación de los frágiles mercados financieros.

Entre las causas más de fondo aparece el desequilibrio de cuenta corriente norteamericana que Donald Trump quiere corregir con mayor proteccionismo. En Estados Unidos la explicación de agujeros negros que relativiza el impacto del déficit de cuenta corriente (Hausmann-Sturzenegger) es sugerente pero no aceptada. Se advierte que una cuenta corriente negativa en algún momento termina ajustando. El déficit comercial norteamericano, recordemos, en un 30% es explicado por el comercio bilateral con China. Algunos analistas observan que la presión para corregir este desajuste es desmedida.

China debería crecer más en su mercado doméstico. Como bien sabemos, el consumo está más restringido en el proceso de crecimiento de ese país, donde la inversión es la variable más dinámica y alcanza el 43% del producto.

La afirmación de Alan Greenspan, allá por el 2006, sobre la probabilidad cierta de recesión en Estados Unidos generó un intenso debate académico en el mundo de los negocios —el economista asignó en su momento un tercio de probabilidad a la recesión. Por una parte, invita a la reflexión sobre la responsabilidad en la formación de expectativas de los propios actores de Wall Street. Por otra, no podemos dejar de señalar que la baja de tasas que impulsó Greenspan entre 2002 y 2004 tuvo que ver con la burbuja de crédito a la vivienda materializada en la expansión desproporcionada de préstamos subprime que fueron el origen de los activos tóxicos.

No es el momento de hacer una autopsia de la crisis. Lo claro es que Barack Obama se jugó en sus años al frente del país, junto a la Reserva Federal, a favor de recuperar la credibilidad. Sostener la confianza fue clave. Un equipo sólido, con sentido común y con vocación de fortalecer al sector real es lo que hemos visto desde la crisis hasta ahora en Estados Unidos.

La comunidad de negocios mira con optimismo hacia Estados Unidos. Tuvo un gran desafío Bernanke, experto en la crisis del 30, y se lo vio sólido. La inevitable comparación con Alan Greenspan estuvo presente.

La inflación norteamericana está contenida. Es probable que se necesiten mayores subas en la tasa de interés en el futuro y parece ser este el escenario más probable hasta fines de 2020, a pesar de la visión crítica de Trump…



  • Ver original en InfoBAE
  • Publicado el domingo febrero 24, 2019
  • Noticia local de Estados Unidos


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.