"El emprendedor necesita menos burocracia y más deducciones" - deGerencia.com
NOTICIA

«El emprendedor necesita menos burocracia y más deducciones»

Desde 1991, Ceaje es la representación patronal de los empresarios menores de 41 años. Integrada en CEOE, Cepyme y varias organizaciones internacionales, el objetivo de sus 55 asociaciones territoriales es orientar y canalizar las inciativas de los jóvenes emprendedores y contribuir a su competitividad e internacionalización. Su presidente desde el pasado mes septiembre, Fermín Albadalejo, reivindica una reducción del peso burocrático que permita fortalecer el espíritu emprendedor que parece enraizarse en nuestro país.

—Un tercio de las nuevas empresas desaparecen en los tres primeros años de vida. ¿Qué falla? ¿Son las cargas burocráticas el único problema?

Lamentablemente es totalmente cierto, y además casi la mitad de ellas lo hace antes de cumplir los cinco años. Son cifras desalentadoras que exigen hacer una profunda reflexión a Gobierno, partidos políticos, instituciones y todos los agentes implicados. Urge alcanzar un consenso institucional para que se pongan en marcha políticas que no sólo ayuden a la creación de empresas, sino que favorezcan la consolidación y ampliación de las que ya existen. Hay que ir más allá del acompañamiento a través de los programas Lanzaderas de Empleo o los Viveros de Empresas, que «protegen» y asesoran a los nuevos empresarios por un periodo de tiempo limitado. Se deben buscar medidas que palíen esta alta tasa de mortalidad empresarial ocasionada principalmente por la escasa preparación en gestión comercial y empresarial de los emprendedores, la falta de capital o el desarrollo de modelos de negocio que no funcionan.

—¿Qué propuestas tributarias defienden para incentivar la creación de empresas y permitir su desarrollo?

—Hemos solicitado al Gobierno central, a través de su secretario de Estado para la Seguridad Social, Tomás Burgos, reformas en materia fiscal que favorezcan la actividad emprendedora, como por ejemplo la extensión de la tarifa plana de 50 euros para autónomos en tiempo –durante 24 meses– y en edad –hasta los 40 años–, la integración dentro del IRPF de una deducción por inversión en capital de proyectos empresariales de nueva creación, o la simplificación de los sistemas de contratación mediante una racionalización en el sistema de bonificaciones. Menos trabas burocráticas, mayor fluidez en el crédito, más deducciones fiscales y, en definitiva, un mayor apoyo al emprendedor. En Ceaje creemos que sólo de esta manera conseguiremos que el autoempleo sea una de las principales salidas al mercado laboral actual.

—En los países anglosajones el fracaso se entiende como un aprendizaje, un paso previo hacia el éxito. ¿Cree que en España, sin embargo, sigue estigmatizado?

—En España nos encontramos con determinados patrones sociales y culturales que frenan la asunción de riesgos. Hay que combatir esa «cultura del miedo al fracaso» y el rechazo social hacia aquel que no alcanza el éxito, porque en nuestro país fracasar sigue siendo lamentablemente un estigma, mientras que en otros, como nuestros vecinos del norte de Europa o EE.UU., se valora a aquel que ha fracasado alguna vez porque le avala la experiencia. Es necesario enseñar a valorar el fracaso como una parte del éxito.

Un emprendedor no puede volver a empezar si se ve abocado a arrastrar una deuda de por vida
—¿Cómo valora la actual ley de segunda oportunidad? ¿De qué modo se podría mejorar?

—En la línea de lo que hemos hablado anteriormente, sólo se puede desestigmatizar el fracaso empresarial si se avanza en la Ley de la Segunda Oportunidad, y así se lo trasmitimos al Gobierno. No se puede pretender que un emprendedor que ha naufragado en su aventura empresarial pueda volver a empezar si se ve abocado a arrastrar una deuda de por vida, inmerso, además, en eternos procesos judiciales. En Ceaje defendemos el concepto de ser empresario en segunda oportunidad, poniéndole siempre en valor como motor económico de la sociedad. ¡A muchos nos ha pasado!

—La realidad laboral ha cambiado y el emprendimiento, en especial el de base digital, vive una auténtica era de efervescencia. ¿Está enraizando esa cultura emprendedora en España?

—La crisis económica que aún está superando España, unido a la transformación digital o «Cuarta Revolución Industrial», ha provocado un impulso de la actividad emprendedora además de la búsqueda permanente de la innovación y la excelencia para poder competir en un mercado globalizado. Las nuevas tendencias exigen un mercado laboral donde empresarios y trabajadores deben superarse día a día para no quedarse atrás. Es por ello que la movilidad, la transformación digital o una habilidad multidisciplinar, se convierten en competencias imprescindibles para promover un ecosistema empresarial de éxito. Por ello, junto a Gobierno e instituciones, vamos a seguir apostando para que el talento siga creciendo y consolidándose en forma de startups que enriquezcan nuestro tejido empresarial. Ésta es la razón de ser de la Confederación que presido…



  • Ver original en Diario ABC
  • Publicado el domingo febrero 19, 2017
  • Noticia local de España


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.