NOTICIA

¿Cuánto sube el precio de un vuelo de una aerolínea “low cost” con los extras?

La semana pasada Ryanair informó de que cancelaría de 40 a 50 vuelos diarios de aquí a finales de octubre para mejorar su puntualidad. Un total de 2.000 vuelos. Hace dos semanas, la compañía irlandesa anunció que, a partir del 1 de noviembre, los pasajeros que quieran volar con una maleta pequeña en la cabina del avión tendrán que pagar cinco euros más. Un servicio que hasta ahora era gratuito y venía incluido en el precio del vuelo.

Aunque el equipaje, facturado o de mano, no es el único coste extra al que se enfrentan los viajeros ni Ryanair la única aerolínea “low cost” que debe recurrir a ellos. El pasado mes de abril, el buscador Trabber lanzó un estudio para descubrir cuáles son los cargos extra que más molestan a los clientes. Los resultados develaban que los gastos por pagar con tarjeta, seguidos de los gastos de gestión y los gastos de impresión del billete en aeropuerto son los peor considerados. En cambio, los de transportes de mascotas y de equipaje especial son los que menos incordian a los pasajeros. Por otra parte, los encuestados consideraron que Ryanair era la aerolínea que imponía más inflaba la factura a base de extras, seguida de Vueling e Easyjet. Iberia, Lufthansa y Air France KLM han salido mejor paradas y ocupan los tres últimos puestos del ranking.

Pero, ¿de verdad aumenta tanto el precio de los vuelos, aunque sean “low cost”, si se le suman los servivios extra?

Easyjet

Probamos primero con la aerolínea británica Easyjet. Una fecha: el próximo 17 de noviembre. Un vuelo: de Granada a Manchester por 22,49 euros (unos céntimos más, 22,71, si pagamos con tarjeta de crédito, un 1%). Se trata de un precio base muy económico que permanecerá así si no se añadimos ni preferencias ni peticiones. Sin embargo, en el caso de que queramos elegir asiento, la cifra subirá. Por ejemplo, viajar en la zona delantera del avión nos saldrá por 18,49 euro
s (la cantidad asciende a 24,99 si se trata de la primera fila y con prioridad de embarque; desciende a 5,99 si viajamos más atrás, en el resto de asientos).

Además de la maleta de mano (que está incluida en el precio del billete y que llevaremos en cabina) agregaremos una maleta más grande: puede pesar hasta 20 kilos, irá en bodega y sumará 25,99 euros a la factura. Como estaremos en Manchester durante algún tiempo nos llevaremos una bicicleta para poder desplazarnos por ciudad cómodamente. Son 49 euros más. Lo mismo que nos habría costado incluir una tabla de surf en el equipaje y siete euros más que el resto de equipamientos deportivos. Por otro lado, el seguro de anulación son tres euros, es poco y merece la pena; lo añadimos.

Si a un vuelo que en principio costaba 22,49 euros le agregamos lo que vale elegir un asiento de las primeras filas, hacernos con un seguro, así como llevar una maleta y una bici en bodega, el precio crece hasta los 118,97 euros.

Vueling
Ahora, probamos con Vueling. Elegimos otro vuelo barato, esta vez, de Madrid a Ibiza el 27 de septiembre por 21,99 euros. Al igual que con Easyjet, podremos cargar con un equipaje de mano y un bolso o maletín sin pagar nada más. Pero, como antes hicimos con Manchester, queremos pasar en Ibiza un tiempo, así que facturamos una maleta para que vaya en bodega, de hasta 23 kilos, por 13 euros. También queremos elegir asiento, como antes, entre las primeras filas, por ejemplo, “priority”, que vale 13,99 euros. [Si no nos importase sentarnos más atrás y sin prioridad a la hora de embarcar, optaríamos por la tarifa “Óptima” que suma 15 euros al precio inicial del viaje y permite llevar una maleta y elegir un asiento estándar]

Incluiremos también una bicicleta entre nuestras pertenencias, algo que nos saldrá 45 euros más caro (transportar equipamiento deportivo vale entre 35 y 50 euros; una mascota, 40). Queremos también un seguro de anulación: 5,12 euros.

El precio base del viaje era de 21,99 euros. Ahora, con asiento reservado en una de las primeras filas, un bulto en bodega, una bici y el seguro de anulación; vale 99,10 euros.

Ryanair
La siguiente compañía es Ryanair, que hace que ir de Madrid a Verona el próximo 17 de noviembre te cueste 16,99 euros (tarifa básica). Por estas fechas, ya tendremos que obedecer al nuevo reglamento de la empresa que dicta que si queremos llevar equipaje de mano paguemos cinco euros más. Lo hacemos. Significa que además embarcaremos con prioridad.

A esto hay que sumar que nos iremos en un asiento de una de las primeras filas –13 euros–; que llevaremos una maleta de 20 kilos –10 euros– y que transportaremos una bicicleta –60 euros– ( trasladar equipaje deportivo vale entre 30 y 60 euros). Y, al igual que en los otros viajes, queremos un seguro de anulación: el básico son 16,99 euros e incluye cancelación por circunstancias imprevistas. Pagamos por él lo mismo que por el billete. Lo que era un viaje por 16,99 euros se convierte en un vuelo de 121,98.

[Existe una tarifa Plus que permite llevar un bulto de equipaje en bodega y elegir asiento, pero, como pasaba con Vueling, entre las butacas disponible no están las de las primeras filas, que son las que buscamos].

Level
Es una marca comercial de Iberia, como Vueling, pero para viajes intercontinentales. Con ella, por ejemplo, puedes viajar de Barcelona a Oakland, en California, por 164,95 euros el próximo 15 de noviembre. [Las tasas y cargos del operador son 50,91 euros, pero ya me vienen incluidos en el precio].

Se trata de una tarifa básica que solo incluye el equipaje de mano. Si se quiere añadir una maleta grande (de hasta 23 kilos) que viaje en la bodega, habrá que pagar 40 euros más. Y si se pide que, además, durante el vuelo se incluya una comida caliente, hay que sumar 35 euros. Serían 239,95 euros en total, de modo que es más conveniente elegir otra tarifa: básica plus. Gracias a ella, el vuelo, llevar el equipaje y disfrutar de un menú a bordo del avión nos costará 229,95 euros (ahorramos diez euros).

Pero las peticiones no terminan aquí. Como en los anteriores viajes, también optaremos por seleccionar un asiento (esta vez junto a la ventanilla) y recurrir a un seguro de anulación. El sillón nos sale por 30 euros (las butacas ubicadas en el centro valen la mitad). El seguro, por 21. Para este viaje de larga duración también necesitaremos conexión a la red de wifi, que no es gratis con ninguna de las tarifas.

Un billete que con la tarifa básica valía 164,95 euros, costará 280,95 si cambiamos a la tarifa básica plus (incluye comida y maleta), elegimos un asiento que hace esquina, contratamos un seguro.



  • Ver original en Diario ABC
  • Publicado el jueves septiembre 21, 2017


  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.