¿Cómo hacer mi presupuesto personal del 2020? - deGerencia.com
NOTICIA

¿Cómo hacer mi presupuesto personal del 2020?

Está por iniciar el 2020 y antes que este nuevo año comience deberíamos tener armado ya nuestro presupuesto personal para los próximos doce meses.

¿Cómo elaborarlo? Hay muchas formas de armarlo, desde las más sencillas hasta las más complejas, que dependerán principalmente de los proyectos de vida que se tengan planificados para el 2020.

Para elaborar un presupuesto personal debemos tomar en cuenta varios indicadores básicos, como son los ingresos, que pueden ser fijos y/o variables; los gastos, que también pueden ser fijos y/o variables; y además, crearse un plan de ahorro mensual.

Un presupuesto sencillo

En los programas Microsoft Excel, OpenOffice Calc o LibreOffice Calc crearemos una nueva hoja de cálculo, en donde registraremos los ingresos que planeamos tener en el 2020, los gastos ya comprometidos para ese año y el plan de ahorro previsto, que puede ser mensual, bimensual, trimestral, o según el periodo que cada uno establezca, siempre y cuando este se pueda cumplir.

Si no cuentan al momento de hacer su presupuesto con una computadora portátil o de escritorio, pueden crear su hoja de cálculo en un teléfono inteligente (smartphone) descargando primero la aplicación «Hojas de cálculo de Google» para Android o iPhone.

Y si tampoco tienen a la mano un smartphone, pueden tomar un cuaderno a cuadros, una pluma o un lápiz, una regla y una calculadora para en una hoja elaborar su presupuesto personal.

Si usted es un empleado bajo relación de dependencia, puede poner como ingreso fijo su salario mensual y como ingreso variable, un promedio de los sobretiempos, comisiones o bonos que regularmente ha venido percibiendo en el último año.

En caso de tener ingresos que no sean fijos mensualmente, los deberá colocar en la columna de ingresos variables (en base al histórico del último año), como por ejemplo por servicios profesionales, venta de bienes, etcétera.

Para registrar los gastos, primero ubicar los fijos: si es empleado, el aporte personal al IESS (9,45% de sus ingresos mensuales), más cuotas de préstamos quirografarios o hipotecarios, pago de alquiler y/o la cuota mensual por compra de vehículo, sumar también el pago de la matrícula y pensión escolar o colegial en los meses que corresponda, en caso de tener hijos, etcétera; esto es, todo gasto fijo que al menos durante todo o parte del 2020 se tenga que realizar.

Y luego ubicamos los gastos variables que son por ejemplo: un promedio mensual del pago de la tarjeta de crédito, el histórico mensual del pago de servicios básicos (energía eléctrica, agua potable y telefonía convencional) en el 2019, gasto promedio de telefonía celular, etcétera.

El pago por útiles y uniformes se lo puede ubicar como gasto fijo en el mes cuando se cobra el 14° sueldo (marzo en la Costa y región insular, y en agosto en la Sierra y Oriente) que es cuando se lo cobra y generalmente se lo gasta. Si el gasto por este rubro es mayor (porque en la familia hay, por ejemplo, más de un hijo que estudia), la diferencia se la puede cargar como gasto variable en el mes correspondiente del pago por útiles, uniformes, etcétera.

Registrados los ingresos y gastos fijos y variables, en cada caso, podemos ubicar en la columna plan de ahorro el valor que queremos guardar cada mes o cada cierto tiempo para cumplir con una meta (comprar algún electrodoméstico, salir de vacaciones, etcétera) y así no tener que utilizar una tarjeta de crédito que luego nos genere intereses y con ello nuestro gasto mensual aumente.

Y a su vez registren en la hoja de cálculo una nueva columna, en la cual se refleje la diferencia en cada mes de superávit o déficit en base a los ingresos y gastos de ese periodo.

Ejemplo del resumen mensual en la hoja de cálculo:

Si les aparece un superávit o cifra con signo positivo en la columna «Diferencia», quiere decir que sus finanzas se han venido manejando hasta el momento de manera «saludable» y la elaboración de este presupuesto personal les ayudará no solo a que se mantengan así, sino también a evitar gastar de más en algo no realmente necesario.

Pero si les aparece en esa misma columna un déficit o cifra con signo negativo, significa que deberán de manera urgente hacer ajustes en los gastos variables para no depender de préstamos o del uso de la tarjeta de crédito para cubrir ese déficit mensual.

Lo más importante: No solo es elaborar este presupuesto personal, sino también hacerle un seguimiento mes a mes y si es necesario, ajustarlo principalmente si se genera un déficit en algún mes por un mayor gasto generado en algún servicio…



  • Ver original en El Universo
  • Publicado el domingo diciembre 29, 2019


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.