China a la conquista de América Latina - deGerencia.com
NOTICIA

China a la conquista de América Latina

Los caballeros solo defienden las causas perdidas. Lo dijo Jorge Luis Borges, a quien le encantaban las boutades. Me gusta recordarlo en relación con Taiwán. Se trata de una causa hermosa y perdida. Es una pequeña isla, del tamaño de Cataluña, con 23 millones de habitantes, que ha logrado simultáneamente el milagro del desarrollo y de la democratización.

Pasó de ser un pobre país agrícola tiranizado, primero por los japoneses y luego por el Kuomintang, a una nación próspera, altamente industrializada y esencialmente democrática. Lo que no ha conseguido es que la reconozcan como una entidad independiente. China continental lo impide con su impresionante chequera y su creciente mercado de 1300 millones de personas.

En 1969, 71 Estados reconocían a Taiwán y solo 48 a China comunista. Era la China menesterosa de Mao. Hoy la menguante estrategia diplomática de Taiwán se asienta en parte de Centroamérica, más Paraguay y Haití, y en algunos hermosos cayeríos del Pacífico dotados de bandera y asiento en la ONU. Solo 17 Estados reconocen a Taiwán, mientras 177 se han abrazado a la República Popular China.

El último país en renunciar a los vínculos con Taiwán es El Salvador. Poco antes lo habían hecho República Dominicana y Panamá. Quien inició la estampida fue Costa Rica, en 2007, en el segundo gobierno de Óscar Arias. Quedan en el redil Guatemala, Belice, Honduras, y, sorprendentemente, Nicaragua. Los cuatro acabarán dándose de baja. Es cuestión de tiempo y de ofertas.

Al Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), un partido de raíces comunistas que gobierna el país, le hicieron una oferta magnífica. China convertirá a la nación más pequeña de América Latina (21 mil km2) en el centro de distribución de los productos chinos para toda la región.

El proyecto aprobado incluye un puerto capaz de recibir un millón de contenedores todos los años, cuatro parques temáticos y cuatro centros relacionados con la economía. La transformación se hará en una gran franja del litoral de 2787 km2 (el 12% del territorio), cuyos derechos de explotación El Salvador deberá entregar durante un siglo a los developers chinos…



  • Ver original en InfoBAE
  • Publicado el lunes agosto 27, 2018


  • Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.